Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 15 de Noviembre 2018

|

La música de la India

Por: EL INFORMADOR

Con tanto ruido en la Ciudad de México no pudimos escuchar la música que trajo la presidenta de la India, Pratibha Devisingh Patil (1934), quien llegó la semana con las dos cámaras legislativas tomadas, y por eso esta silenciosa mujer hizo acto de presencia tratando, modestamente, de mejorar las relaciones comerciales. Pero en Guadalajara fue otra cosa, en primer lugar fue el único Estado de la República que estaba en su agenda, en segundo, fue recibida por el gobernador y unas 100 personas interesadas en hacer negocios con ese país. No faltó el mariachi ni los anuncios para un próximo viaje a ese país, con la intención de firmar un acuerdo de cooperación para el desarrollo de software y participar en la exposición tecnológica de Bangalore, India.

Desde hace meses, varios empresarios tapatíos se esfuerzan por conocer las costumbres, los protocolos y los diferentes códigos en la India, incluyendo las fascinantes películas del famoso Wollywood, todo esto con la intención de cerrar la brecha entre los dos países y ampliar la de los negocios, pues aunque sea un país mucho más complejo en sus costumbres, idiomas y religiones que el nuestro, ha llegado a ser toda una potencia. Son los amos del acero y tienen inversiones importantes en México, Argentina y Bolivia, pero el sector en donde se han posicionado y que por eso es notable a nivel mundial, es en el desarrollo de software, tanto, que la India se ha convertido en el centro de esta industria. Son seis las empresas indias más importantes de software: TCS, Wipro, Infosys y Sasken, que desarrollan operaciones en México y tienen más de dos mil ingenieros mexicanos empleados en estas empresas.

Pero el silencioso pasar de la presidenta Pratibha Patil demuestra su interés por Brasil y México que, junto con la India están por ingresar al club de los ricos, el Grupo de los 8 (G-8) y que juntos son tres de las cinco naciones emergentes que asisten a esas reuniones como observadores.

El nivel académico de la India es increíble. Estoy seguro que si ponemos un anuncio solicitando a un especialista con nivel de doctorado en física —o en lo que se les ocurra—, se reciben más de 10 mil solicitudes para esa chamba. Es difícil entender sus costumbres y sus modos de vida —como los matrimonios arreglados desde púberes, y si les toca la mala suerte de enviudar, son encerradas en unas pensiones miserables por el resto de su vida, como en Water de Deepa Metha— y están tan arraigadas, que los lleva al fanatismo en varias religiones y es un lastre para integrarse a la modernidad, aunque lo han logrado a su manera.

Como esto de Henri Michaux: "¡Ahí está Calcuta! ¡Calcuta, la ciudad más repleta del Universo! … donde se han aliado con la vaca, pero la vaca no se da por aludida. La vaca y el mono, los dos animales sagrados más insolentes. Hay vacas en Calcuta por todos lados…".

MARTÍN CASILLAS DE ALBA / Escritor y cronista.

Temas

Lee También

Comentarios