Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 16 de Diciembre 2017

|

La importancia de la autonomía

La Suprema Corte de Justicia de la Nación ha dado un primer paso de respeto a la autonomía de las universidades públicas. Enhorabuena. Pero lo que sigue: avalar la autonomía, es de vital importancia para todas las instituciones públicas de educación superior. En el caso de la Universidad de Guadalajara (UdeG), sus órganos internos ya han decidido, y esta decisión debe ser respetada, para salvaguardar la autonomía y para cuidar el trabajo que esta institución está llevando a cabo. Por ello, se espera también que en madurez institucional, el Juzgado de Distrito evite injerencias en la vida interna de la universidad.

La parte medular de este argumento se ejemplifica con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), con un año de huelga —que le llevó a perder espacios— pudo salir adelante, aún mejorando sus niveles de calidad, precisamente, por un trabajo basado en su autonomía, trabajo interno de universitarios. Entonces, su autonomía ofreció el piso necesario para que la UNAM esté hoy en el primer sitio de entre todas las universidades de Latinoamérica, y en el sitio 58 de entre las universidades de todo el mundo.

La Universidad de Guadalajara ha realizado un excelente trabajo en muchas áreas de su vida académica, en investigación, publicaciones, innovación educativa y, desde luego, en el área de la cultura, con una Feria Internacional del Libro que ha logrado ser, luchando contra viento y marea, la más importante de habla hispana; feria donde participan mil 674 editoriales de 40 países y mantiene un aforo —que aumenta cada año— de más de medio millón de personas, la mayor parte de ellas estudiantes; con actividades para la participación de 133 mil 750 niños y de más de 100 mil jóvenes; un espacio único en el mundo de proyección cultural, al alcance de toda la población de Jalisco y de México. Trabajo todo, de la UdeG, que la tiene en el sitio 16, entre todas las universidades de América Latina; nivel que con la injerencia de gobiernos estatales y federales en turno, no hubiera sido.

Por ello se desea que el Poder Judicial, con visión y sensibilidad, proteja y avale la autonomía de las universidades públicas, respete la decisión de la Universidad de Guadalajara, porque con ello garantiza libertad de expresión, cuidado de espacios de diálogo, posibilidad de construcción de soluciones a la problemática de una sociedad polarizada, hoy más que nunca, con necesidades de cambio y de transformación: todo lo que debe ocurrir en un terreno de respeto a las instituciones de educación pública en una democracia.

Con lo que además se evita que la universidad pública de los jaliscienses pueda estar en los amagos que la Universidad Michoacana y la Universidad Autónoma de Oaxaca están pasando… terrenos pantanosos que a nadie convienen y que sí dejan enormes daños a la estructura educativa de este país.

La Universidad de Guadalajara se ha ganado, en madurez, el estatus de autonomía, su Consejo General Universitario decidió su vida interna, lo hizo apegada a la Ley Orgánica que deviene de la Constitución, marco legal que se espera sea cobijo cierto de respeto a nuestra casa de estudios.

LOURDES BUENO

Lee También

Comentarios