Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 21 de Noviembre 2019
|

La deuda hispana de Obama

Por: EL INFORMADOR


NUEVA YORK.- Los hispanos están cambiando la forma de hacer política en Estados Unidos. Su presencia crece cada año, y hoy están en casi todos los ámbitos de la vida estadounidense. Desde los medios de comunicación, con personajes como Soledad O’ Brien, en CNN, o Jorge Ramos, en Univisión, hasta la política, como el gobernador Bill Richardson o el alcalde Antonio Villaraigosa. En el Congreso hay hoy 27 legisladores hispanos (24 en la Cámara de Representantes y tres en el Senado) y se agregará uno más, Ben Luján, como representante por el Estado de Nuevo México.

Casi 50 de un total de 305 millones de habitantes de Estados Unidos hablan español o tienen ascendencia hispano-latina. Los hispanos representan hoy 15% del total de la población y son el grupo de más rápido crecimiento poblacional en este país.

En la más reciente elección presidencial, el voto hispano representó 9% del total, un punto porcentual más con respecto a la elección de 2004. De acuerdo con el Pew Hispanic Center, 67% de los latinos votó por Obama. Visto a nivel nacional, el voto latino podría no parecer tan fundamental, pero en Nuevo México, Colorado, Florida y Nevada el voto hispano fue decisivo para que el candidato demócrata moviera a esos estados del lado de su partido y se adjudicara una amplia victoria en la contienda presidencial.

Por ello, Obama llega a la Casa Blanca con una deuda hispana. El fuerte respaldo que le dieron los votantes hispanos a un candidato negro, grupos entre los que había una vieja tensión, así como los buenos resultados del Partido Demócrata entre los hispanos a nivel nacional, significan una oportunidad para avanzar los intereses hispanos frente al nuevo presidente y al Congreso de mayoría demócrata.

Los demócratas hoy tienen el voto de confianza de los hispanos, pero este grupo ha sido un votante columpio en las últimas elecciones presidenciales y legislativas, así que la cómoda ventaja que tienen los demócratas hoy no está escrita en piedra.

Como demostró la aprobación de la propuesta 8 en California, que prohíbe los matrimonios entre parejas del mismo sexo, 55% del votante hispano votó a favor de esta prohibición. Los estrategas republicanos que hoy buscan la manera de volver a atraer el apoyo de los hispanos en el futuro verán en esta cifra un fuerte indicador de cómo diseñar sus próximas estrategias electorales, creando mensajes dirigidos a lo que parece ser una mayoría conservadora en temas sociales del votante hispano.

Para los gobiernos latinoamericanos, especialmente para el mexicano, el apoyo hispano a Obama representa una buena oportunidad para romper el desinterés por América Latina del presidente electo y para convertir esa negligencia en un gusto adquirido. Obama es sin duda el hombre más global que llega a la Casa Blanca, pero la oportunidad para desviar su atención de África, Iraq, el Medio Oriente y Europa, no empieza por invitarlo a visitar México, sino por capitalizar la deuda que tiene el demócrata con los hispanos en Estados Unidos.

GENARO LOZANO / Politólogo e Internacionalista.
Comentarios: genarolozano@gmail.com

Lee También

Comentarios