Lunes, 27 de Enero 2020
|

La destrucción de México

Por: EL INFORMADOR

Gracias a que el Gobierno de Felipe Calderón ha enviado falsos informes sobre las acciones para abatir el calentamiento global y planear el equilibrio del medio ambiente, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha calificado a nuestro país como un ejemplo mundial. Pero científicos como Mark Bowen, de los Estados Unidos, y Alexander Nikiten, de Rusia, aseguran que el peligro es inminente. Ellos son dos de los grandes expertos en calentamiento global y en energía nuclear; luego de escucharles me quedó claro que la reunión por el Día Mundial del Medio Ambiente en el parque Xcaret fue otra farsa del doble discurso que impide que México se transforme.

La brutal degradación del medio ambiente en todo el país nos puede dejar sin acceso al agua dulce; se nos obliga a pagar las cuotas más caras del monopolio energético de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y a crear museos para que nuestras nietas y nietos conozcan a los miles de especies animales en peligro de extinción.

Los hermosos bosques mexicanos desaparecen rápidamente. La deforestación acabará este siglo con los bosques que garantizan nuestro abasto de agua, que nos protegen del cambio climático. Dos tercios del agua que consumimos en México son capturados en los bosques.

Nuestros congresistas pusieron precio a los manglares para que empresarios ambiciosos paguen su destrucción; están desapareciendo 4.43 hectáreas diarias, seis campos de futbol al día. En el manglar se refugia 90% de las larvas peces de importancia comercial, que además de darnos de comer, generan beneficios de 37 mil dólares por hectárea al año.

El Gobierno federal se niega a invertir en la generación de electricidad con plantas mini hidráulicas. Millones de personas en México podrían utilizar energías limpias, pero el Gobierno federal se niega a promoverlas y bajar su precio; 73 de los 154 de los municipios costeros del país no tienen planta de tratamiento.

La organización Greenpeace, que generó el magnífico documento “La destrucción de México, la realidad ambiental del país y el cambio climático”, que provee las cifras de este texto, sabe que la censura sobre los temas ambientales es brutal; las demostraciones para evidenciar las mentiras del Gobierno mexicano son sofocadas, se impide el paso a la prensa y se silencia a los medios. La colusión de servidores públicos, empresarios y algunos medios, es devastadora para la sociedad. El Gobierno federal ha comprado la voluntad de científicos reconocidos que mienten intencionalmente. Mark Bowen, el científico que desnudó a la NASA y el calentamiento Global hace más de una década, asegura que los gobiernos tienen estrategias muy puntuales para censurar los verdaderos estudios científicos que muestran el peligro que la devastación ambiental causa a la Humanidad.

Bowen dice que la Naturaleza tarda en reaccionar entre 50 y 120 años a las acciones positivas. Por eso es hoy mismo, aquí y ahora, cuando se tienen que tomar las decisiones y acciones. Éste sí es un tema en el que toda la población puede participar y hacer la diferencia.

LYDIA CACHO / Periodista.
www.lydiacacho.net

Lee También