Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 19 de Noviembre 2019
|

La Casa del Mago

Por: EL INFORMADOR

Ante el calentamiento político que se empieza a dar en la Entidad, producto de la cercanía de los “destapes” que muy pronto habrán de hacer todos los partidos políticos en busca de las posiciones de representación popular en los municipios, el Congreso del Estado y el federal, bien hacen los investigadores y observadores acuciosos en “refrescarnos la memoria”, acerca de quiénes nos han engañado ofreciendo una alternancia que nada bueno nos ha traído a los ciudadanos.

Tal es el caso de Andrés Gómez Rosales, quien recientemente presentó su libro “Los panistas: la alternancia que no fue”, en donde de manera clara y sintética, el autor sigue paso a paso el recorrido de quienes han ejercido el poder en los últimos 18 años, sin descuidar —ni tampoco ser acucioso acerca de los autores de la infamia—, porque ciertamente los nombres podrían hasta salir sobrando en una historia en donde lo más importante es la falta de resultados en beneficio de la sociedad.

Gómez Rosales, estudioso y por temporadas practicante del ejercicio público, sin militancia partidista alguna, hace una relatoría sencilla de quiénes y qué ha sucedido en Jalisco durante más de tres lustros, sin que la ciudadanía haya atinado a “meter la mano”, a no ser cuando de depositar su voto se trata, aunque cada vez en menor número, lo que significa una vergüenza para la vida democrática de una Entidad que tradicionalmente se había distinguido por su carácter conservador, sí, pero al mismo tiempo, por ser ejemplo nacional de un espíritu liberal que en muchas ocasiones nos ha llenado de orgullo.

Y sí, aunque parezca una contradicción, pero el conservadurismo es una “marca” que casi todos llevamos bien impresa en nuestro actuar cotidiano: nos preocupamos por mantener “la chamba”, y no valoramos lo que significa contar con un empleo digno y honesto, aunque en la mayoría de las veces no sea suficientemente remunerado.

Presumiblemente piadosos los patrones, generalmente no se ocupan por el desarrollo humano de sus colaboradores, sino que más bien, procuran la utilidad al costo que ésta signifique, incluso aceptando cargos públicos en los que poca o nula experiencia tienen, sin descuidar (por supuesto) los negocios que tanto les han costado.

Del trabajo de Gómez Rosales habría que destacar que aún son muy pocos los que se atreven a realizar el ejercicio de análisis y crítica del acontecer cotidiano —y además publicarlo con nombre y apellido—. Pero si además de ello, se parte de una premisa de responsabilidad y seriedad, el trabajo que se promueve adquiere doble valor.

Mérito aparte merece “La Casa del Mago”, que contra viento y marea ha logrado permanecer en un trabajo que cada día requiere ser más profesional e innovador, ante la falta de “apetito” por la lectura y la inundación de nuevas tecnologías que han conseguido recrear a una generación joven y consumidora como la que más.

CUAUHTÉMOC CISNEROS MADRID / Presidente de Comunicación Cultural, A.C., Asociación de Periodistas de Prensa, Radio y Televisión.
Correo electrónico: ccmadrid@att.net.mx

Lee También

Comentarios