Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 21 de Septiembre 2018

|

Jalisco, ¿oxígeno para el PAN?

Por: EL INFORMADOR

En la elección para gobernador de Jalisco de 2000, el Partido Acción Nacional (PAN) obtuvo 983 mil votos y le ganó al Partido Revolucionario Institucional (PRI) por menos de 50 mil. En la de 2006, los panistas obtuvieron un millón 296 mil 745 votos para la gubernatura, y superaron a los priistas por más de 100 mil sufragios.

Para llevar a Felipe Calderón a la Presidencia de la República, Jalisco fue un Estado crucial, porque aquí el candidato panista cosechó un millón 435 mil 334 votos, apenas superados por los que conquistó en el Estado de México (casi un millón 800 mil), pero muy por encima de los que aportó Guanajuato, otro bastión blanquiazul. En números redondos, los sufragios de partidarios jaliscienses de Calderón representaron casi 10% del total obtenido por el hoy Mandatario, quien, como se sabe, superó a su principal adversario por apenas medio punto porcentual de la votación.

El punto es que lo que Jalisco le da a Acción Nacional es un verdadero tanque de oxígeno en elecciones competidas. Y las que se avecinan en 2009, no sólo serán difíciles para el PAN, sino que se avizoran como desfavorables si se toman en cuenta las diversas encuestas que ya se han hecho sobre preferencias electorales de cara a los comicios intermedios.
Sin decirlo abiertamente, los principales personajes del panismo, incluido el Presidente Calderón, han dicho en diversos momentos y en diferentes tonos, que no será fácil conquistar más posiciones de las que ahora tienen en la Cámara de Diputados, y que será muy complicado que ganen en elecciones de gobernador en plazas como Nuevo León (que ahora está en manos del PRI), e incluso San Luis Potosí (que gobierna un panista).

¿Está el PAN de Jalisco en condiciones de mantenerse como ese tanque de oxígeno que requiere Calderón para alcanzar la mayoría en la Cámara, o al menos para mantener a su grupo parlamentario como el más grande? Es probable que el blanquiazul alcance un buen nivel de sufragios y que conquiste la mayoría de los distritos federales, aunque todavía estamos muy lejos de la fecha en que la gente saldrá a emitir su voto.

Pero es un hecho que se está registrando un deterioro en la imagen y la aceptación que tienen los gobernantes panistas. Emilio González Márquez, que no deja de ser un gobernador carismático y con buen manejo de discurso popular, lleva a cuestas el lastre de sus acciones desafortunadas, de sus desatinos y, por supuesto de aquella célebre “mentada” hacia todos aquellos que no piensan como él, que muy probablemente desde entonces son cada vez más.

A nivel municipal, en la zona metropolitana, en Tlaquepaque y en Tonalá el PAN ya tiene en este momento escenarios desfavorables y le costará mucho trabajo remontar para hacerse del triunfo frente al PRI. Y a juzgar por lo que se ha venido destapando en Guadalajara y en Zapopan, en materia de corrupción e irregularidades que incluyen el desparpajo con que gobiernan los panistas, la pelea es, como dirían los clásicos, “de pronóstico reservado”.

De manera que está por verse si el PAN produce en las elecciones federales y locales de julio de 2009 oxígeno puro, o puro aire envenenado.

VÍCTOR E. WARIO / Periodista.
Correo electrónico: vwario@informador.com.mx

Lee También

Comentarios