Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 16 de Diciembre 2018

|

Inteligencia, responsabilidad y respeto

Por: EL INFORMADOR

Focos rojos alrededor de varios temas, el petróleo, el más importante pero no el único; este punto, sin embargo, tiene a la población dividida y, sobre todo, desorientada. Y a ese estado de incertidumbre, ya de suyo complejo, se agregan los dichos y actos que sin cavilar son emitidos y realizados, sin mucha conciencia de sus consecuencias, hacia dentro y hacia fuera del país por quienes debieran dar un sentido de mayor responsabilidad en temas de interés nacional.

Sin embargo, abrieron paso a la presentación de la reforma energética, en un tiempo que no daba oportunidad más que para un “fast track” legislativo, estrategia ya desgastada a la que se sumó la respuesta de la oposición para frenarla, exigiendo un debate; en ese momento y bajo condiciones extremas, dos partes de las cámaras hicieron un alto momentáneo para una negociación: el debate, pero propuestas de tiros y troyanos han privilegiado el número de días y no la trascendencia del tema, mucho menos los puntos desde los cuales debe analizarse esta reforma. Unos exigiendo 120 días, otros 50… ambas cifras arbitrarias, porque en ninguna de las dos, tampoco la de Creel, o la más reciente de la Comisión de Energía, plantean el tiempo en función de los puntos medulares de la reforma, sus ejes y las áreas afectadas, no se plantea el debate en términos de las perspectivas que los cambios a Petróleos Mexicanos (Pemex) podrían tener y sus consecuencias; más grave aún, no se plantea en esta discusión el formato a proponer
para la toma de decisiones, ni de cómo se incorporarán las opiniones ciudadanas, sólo se discute el números de días, como si el calendario tuviera el poder del conocimiento.

Por otro lado, y parte de lo mismo, Felipe Calderón en su visita a Estados Unidos y en reunión con el presidente norteamericano y el primer ministro de Canadá, declara “ridícula” la acción de la parte legislativa que tomó el Congreso, sin recordar que la ropa sucia se lava en casa, y que ese Poder Legislativo, y la parte aludida, son el otro Poder que sostiene a una República democrática como México; opinión que lastima desde el Ejecutivo el respeto entre poderes; respeto que debe ser cuidado no sólo a pesar de la situación existente, sino, precisamente, por ello. Flaco favor se hace el Ejecutivo “ventaneando” en el extranjero a una parte del Legislativo que forma el todo que le otorgó la investidura presidencial.

Y si esto fuera poco, la cereza del pastel, con la actitud de un legislador panista que, ante la seriedad de la problemática, ante la profundidad de lo que se juega con la reforma energética, actuó con procederes de escolapio inmaduro, poniéndole los “cuernos” a un compañero legislador de oposición, como si la ausencia de argumentos y de capacidad política pudiera ser sustituida por tan pueriles acciones. Así, la ciudadanía mira cómo a un mal le suman otra serie de males, bola de nieve que cancela posibilidades. Luego, lo que le queda al ciudadano es exigir respeto, responsabilidad y un poquito de inteligencia en el hacer político de esta parte de los poderes, demanda que en una democracia debe ser atendida como fundamental.

LOURDES BUENO / Investigadora de la UdeG.
Correo electrónico: lourdesbueno03@yahoo.com.mx

Temas

Lee También

Comentarios