Lunes, 17 de Junio 2024

LO ÚLTIMO DE

|

Historias de reportero

Por: EL INFORMADOR

Respuesta a Denise

Tenemos diputados obedientes, dependientes y flojos, nuestra clase política deja mucho que desear, Peña Nieto y dos o tres gobernadores más tienen controlada la Cámara Baja, los legisladores votan en bloque, no leen las iniciativas, siguen órdenes, se perpetúan en el poder por arreglos con sus líderes bajo un sistema electoral deficiente… y mi querida y admirada Denise Maerker considera que todo esto se va a terminar ¡ofreciéndoles la reelección!

El planteamiento tiene lógica: al estar sujetos a la reelección empezarán a pensar más en los ciudadanos que los (re)eligen en las urnas que en los dirigentes que los hacen candidatos desde la cúpula. Pero el ideal planteado por Denise de “cambiar las reglas para que la iniciativa, el compromiso con causas, el voto consciente, la preocupación por el electorado, el cuidado de la imagen pública, el respeto por la legalidad y las instituciones sean factores que pesen en el comportamiento de los legisladores”, considero que es pulverizado ante las verdaderas perversiones del juego electoral en México, donde la voluntad del ciudadano es apaleada por el dinero público que se gasta a favor del partido en el poder, el uso faccioso de medios de comunicación, las componendas con el narco y gracias a una autoridad electoral que lo permite todo.

En este contexto, la alternancia sería fruto de un milagro en un escenario de reelección: un candidato con excepcional carisma que pueda encontrar gran simpatía entre sus electores, pero que reciba patrocinios de la iniciativa privada y/o de gobiernos de su partido en otros niveles o entidades para hacer frente al cacicazgo local que domina el grueso de los comicios en México. Orilla a que para vencer a los intereses insanos para la democracia, haya que atarse a otros intereses insanos de la democracia.

Denise repite que “Carlos Loret de Mola y la gran mayoría de nuestros lectores prefieren básicamente no moverle para que no acabemos peor”. Y me obliga a repetir que nada más lejos del inmovilismo que plantear que la ruta de darle más poder al ciudadano —deseable a todas luces— primero debe hacer escala en cumplir a cabalidad las leyes vigentes: frenar los abusos del dinero público en las campañas, proteger la libertad de expresión y exigir al IFE y al TEPJF que sean árbitros más severos, factores que no se disiparán con la simple aprobación de la reelección, pero que sí podrían dar un primer peldaño de poder legítimo a la ciudadanía que, entonces sí, bien podría ser reforzado por la apertura a la reelección. No antes, porque animaría la perversión.

Saciamorbos

En cualquier caso, la iniciativa con la reelección de legisladores y presidentes municipales, el veto parcial para el Presidente, la iniciativa preferente y demás llega al Congreso antes del 15 de diciembre.

POR CARLOS LORET DE MOLA A.
(carlosloret@yahoo.com.mx)

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones