Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 21 de Noviembre 2019
|

Guerras cibernéticas

Por: EL INFORMADOR


El mundo se ha convertido en una red computarizada de información y comunicación al instante, la tecnología cibernética ha adquirido un papel cada vez mayor en todas las facetas de la actividad humana. Se estima que al día de hoy cerca de mil 500 millones de personas utilizan el internet en todo el mundo, poco más de la quinta parte de la población mundial tiene acceso a la web, con un crecimiento de más de 300% de 2000 a 2008.

En la actualidad, todos los procesos vitales del mundo se hacen por medio de las computadoras instaladas en todas las instituciones públicas, empresas privadas y en los hogares de miles de millones de personas, las cuales están conectadas a redes internas o externas que permiten tener acceso a cualquier lugar del planeta que esté conectado a la red mundial. Este universo virtual es un sitio tan novedoso e inexplorado para la experiencia humana, como pudo haber sido América en la realidad europea un año después de la llegada de Colón.

El ciberespacio es todo un mundo por descubrir, conquistar e imaginar, en el que generalmente aún no existen leyes suficientes o adecuadas; cualquiera puede apropiarse o explotar la información disponible. La libertad desmedida origina un flujo de información desbordada y los románticos piratas de antes, ahora llamados “hackers”, siembran el terror entre los usuarios, como antes lo hacían con los galeones españoles o ingleses.

Estos navegantes sin rostro, que penetran los códigos de las redes más secretas de Estados Unidos, han sido un enemigo contra el cual el Gobierno estadounidense especialmente ha tenido que lidiar desde hace unos 10 años.

Para afrontar esta amenaza, las Fuerzas Armadas y las agencias de inteligencia estadounidenses y europeas cuentan con personal capacitado que constantemente enfrenta a esos intrusos, quienes las más de las veces actúan a título personal, aunque también el terrorismo organizado ha puesto en jaque virtual a estos países.

La frecuencia de los ataques a los sitios reservados del Gobierno en el ciberespacio aumentó a finales de 2007, como una reacción a la guerra con Iraq. Pero hay que señalar que la mayoría de los “hackers” son individuos que no persiguen ningún objetivo político o militar, muchas veces sólo se trata de adolescentes que desean probar su capacidad para vencer retos importantes. Sin embargo, también existen verdaderos piratas que buscan cambiar los invisibles “bytes” que se roban por dólares de verdad.

Pero más allá de la amenaza que representan estos “hackers” para la seguridad nacional de un país, las campañas políticas también están siendo víctimas de estos ataques; en días recientes se tuvo noticia de que los sistemas informáticos de la campaña del presidente electo Barack Obama, así como del ex candidato John McCain, fueron atacados por ciberpiratas rusos y chinos con un alto nivel de sofisticación, lo que nos recuerda que todos somos vulnerables a estos tipos de ataques, en especial cuando cada vez más las campañas políticas están siendo basadas en presencia en el internet.

El dedicarse a las tareas de ciberpirata definitivamente tiene consecuencias como lo puede testificar un hombre de Inglaterra, que está enfrentando un juicio por “hackear” las bases de datos del Pentágono, que lo pudiera llevar a purgar una pena de 60 años en prisión, eso nos dice que no es un juego o algo romántico el dedicarse a estas tareas.

Me pregunto, ¿estaremos preparados para proteger la información en nuestros sistemas de inteligencia nacionales? ¿Podrán las campañas políticas no ser afectadas por ataques o fugas de información?

ANA MARÍA SALAZAR / Analista política.
www.anamariasalazar.blogspot.com

Lee También

Comentarios