Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 20 de Noviembre 2019
|

¡Esos mercados!

Por: EL INFORMADOR

Ayer... y hoy

Hace 15 años trabajaba en la Secretaría de Salud en nuestro Estado; dentro de sus funciones estaban, entre otras los programas referentes al fomento de la salud y dentro de ellos ocupaban un primerísimo lugar las enfermedades, como el dengue, el paludismo, la turberculosis, y la tosferina, la poliomielitis y el sarampión, luchando contra la mugre y el desaseo en aquellos lugares en donde en forma masiva concurren las personas; con ese fin se supervisaban los rastros, los mercados, las gasolineras, los hospitales particulares y los establos, pero si fue fácil enumerar las campañas no sucedía lo mismo con su instrumentación ya que al revisarlas se tenía que luchar con los intereses creados de los grupos, mafias y centrales obreras que desde tiempo atrás tenían como botín tales empresas y concesiones, las cuales eran jugosas y por lo mismo defendidas en cuanto a vicios a capa y espada.

Los mercados

Por el estado deplorable en que se encontraban en cuanto a higiene, eran un verdadero problema por eso hacia ellos se enfocaron las baterías y a los inspectores. Sin tener que ir a África o al Oriente Medio, en el centro de la ciudad ¿Le gustaría conocer un verdadero Zoco Marroquí? ¿Un lugar donde usted encontrará las mercancías más raras y extravagantes que pueda imaginar?, ¿desea una lechuza, unas espuelas, un cocodrilo? Ahí se venden en banquetas, pasillos, corredores y puertas y de vez en cuando en los lugares que se construyeron para eso: ¿Necesita una planta medicinal, un chaleco de piel de tlacuache, cuerdas para arpa, unas naranjas? ¿Como mascota un águila?, ¿le falta una pierna y queriendo ahorrar sólo quiere comprar un zapato?; de todo y para todo hay existencia en estos lugares que poco a poco se fueron apartando de su función original para convertirse en todo lo que usted quiera, menos en mercados. Claro que le atinó, me estoy refiriendo al mercado de San Juan de Dios que por la fayuca que también
se vende, la gente le llama ya “Taiwan de Dios”.

Las campañas emprendidas por la Secretaría para acabar con esos focos de infección en que se habían convertido los mercados que por su gravedad ya eran motivo de quejas, denuncias y noticias en la prensa, las autoridades municipales queriendo lavarse las manos, culpan a los locatarios del desorden y desaseo y estos a su vez decían que eran las autoridades las responsables por concesionar los servicios a gentes que sin prestar ningún servicio sólo querían sacar “la tripa del mal año”, no prestaban ningún servicio o mejora alguna en las instalaciones ya que sólo querían obtener ganancias sin invertir nada por eso estaban mal manejados y peor atentidos, sobre todo los sanitarios y los lugares en donde se recolectaba la basura, pareciendo verdaderos muladares.

Y así siguiendo esa lucha día con día se obtuvieron buenos resultados hasta lograr la disposición de autoridades y locatarios para su arreglo, el cual realizaron y ahora una pregunta ¿después de 15 años seguirán iguales?

ADOLFO MARTÍNEZ LÓPEZ / Escritor.

Lee También

Comentarios