Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 22 de Febrero 2019

|

El aprendiz sin ética

Por: EL INFORMADOR


“En 2009 hemos perdido lo que habíamos ganado; esto no es un ciclo, es un desastre. Ésta no es una evolución, es una demolición. Y sí, afirmo: lo calculamos mal. Somos culpables de cargo. Y no lo digo sólo por la OCDE, sino también por los reguladores, los supervisores y la iniciativa privada, que tuvimos una falla masiva… No fuimos ni medianamente competentes en esta materia”, es decir, es el reconocimiento de que los tomadores de decisiones de la economía mundial se equivocaron, dijo el titular de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), José Ángel Gurría Treviño, quien hasta hace unos meses era parte de la gran embestida contra el desarrollo de economías como la de México.

Un mea culpa que a nadie beneficia, reconocimiento tardío que no quita la carga a los mexicanos, aunque la culpa haya sido de ellos, de los que no escucharon las muchas voces de expertos, de estudiosos, aún de personas con sentido de la realidad. El error de un juego donde los que perdimos fuimos la mayoría y los que ganaron, sólo quienes se jugaron a ser el aprendiz de brujo.

Pero la declaración de Gurría, ante la gravedad del problema, no se limitó a lo anterior, y continuó: “México está teniendo una recesión que causaron otros, pero lamentablemente el que tiene que ayudarse a sí mismo para salir del agujero es México y los mexicanos, porque el apoyo que van a recibir de otros no será en la misma proporción del daño que les han importado… Y el daño es enorme”.

Y si el problema económico en el que estamos no hubiera sido advertido, los ahora Pilatos de la globalidad podrían salir sin daño. Pero esta situación fue claramente expuesta aún por Stiglitz, un prestigiado ex funcionario del Banco Mundial, quien advirtió desde hace varios años del inminente peligro de una economía de beneficios para sólo unos pocos… de una economía donde los dueños del juego tenían todas las fichas, y los demás fueron sólo peones de un ajedrez donde el precio de la pérdida es la calidad de vida de las mayorías.

Y Gurría regodeado en la OCDE, con la alegría de haber introducido a México —con sus evidentes carencias, con los cada vez más altos porcentajes de pobres— al grupo de países ricos, en una de las acciones sexenales más trasnochadas del equipo de Salinas —ante las cámaras, con traje de seda cubriéndole la corpulencia de quien sin abstenerse de nada, navega en excesos…anuncia— con cara de masaje recién dado: “El Producto Interno Bruto (PIB) de los países de la OCDE cayó en 2.1% en el primer trimestre de 2009, con respecto al trimestre precedente, registrando su baja más importante desde la creación de este indicador en 1960”. O lo que es lo mismo, que en esta debacle ha caído la economía del mundo porque algunos muy ricos se quisieron hacer mucho más ricos, porque algunos presidentes de países pobres jugaron entrar al club de los ricos, y porque la falta de ética política es algo que, en efecto, está globalizado.

LOURDES BUENO / Investigadora de la UdeG.
Correo electrónico: lourdesbueno03@yahoo.com.mx

Lee También

Comentarios