Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 12 de Diciembre 2019
|

Economía y fisco

Por: EL INFORMADOR

Luis Jorge Cárdenas Díaz

En estos días se discute en el Congreso de la Unión el Presupuesto de Egresos para el año 2010. La intención anunciada por el Ejecutivo es la de reducir sustancialmente los sueldos de funcionarios y gastos superfluos, sin embargo de aprobarse como está el presupuesto, a los contribuyentes no nos beneficiará en nada porque de todas maneras tenemos que pagar más impuestos.

En efecto, en números absolutos, el presupuesto de 2010 aumenta un 4.17% en relación con el de 2009, al pasar de tres billones 45 mil 477.6 millones de pesos a tres billones 172 mil 539.9 millones de pesos. La disminución se hace principalmente en los ramos administrativos, sin embargo se incrementa en los ramos autónomos. Los ramos administrativos son: Poder Ejecutivo, Presidencia de la República, Procuraduría General de la República y Tribunales Administrativos, en tanto que los ramos autónomos, son: Poder Legislativo, Poder Judicial, IFE y Derechos Humanos.

Las principales disminuciones son: Hacienda 7.08%, Agricultura 14.03%, Comunicaciones 15.03%, Educación 2.25%, Medio Ambiente 10.15%, Energía 12.70 por ciento.

Los aumentos principales en los ramos autónomos son: para el IFE 15.25%, el Poder Judicial 17.61% equivalente a seis mil 659.5 millones de pesos de los cuales 53% es para el Consejo de la Judicatura —en Jalisco tratan de desaparecerlo—;  Cámara de Senadores 21.80%, INEGI 9.36 por ciento. El aumento al Senado asciende a 827.2 millones que se destinarán para su edificio. En tanto que a la Cámara de Diputados y Tribunal Electoral se disminuyen 134 millones de pesos.

Los partidos políticos nos van a costar tres mil 12 millones de pesos en un año no electoral más mil 200 millones de pesos en spots en tiempos oficiales.

El Senado dispone este año de 104 millones 772 mil pesos para seguridad social y seguros de nuestros legisladores y en telefonía gastó, en 2008, 42.5 millones de pesos.

Con respecto a la reducción de los sueldos de funcionarios de alto nivel para toparlos con lo que gana el Presidente de la República, no son nada despreciables, su sueldo es de dos millones 502 mil 851 pesos, sin incluir prestaciones. Un secretario de Estado tiene un sueldo anual de dos millones 461 mil 464 pesos y prestaciones anuales por 791 mil 969 pesos.

La realidad es que  los gobernantes y políticos viven en un mundo de lujos en comparación con la media de la población que enfrenta a diario dificultades para cubrir sus necesidades básicas o las va recortando con productos más baratos o de menor calidad. Esta clase privilegiada se atiende en las mejores clínicas internacionales en tanto que los ciudadanos que los sostenemos con nuestros impuestos esperamos una cama en los pasillos de los hospitales para poder ser atendidos.

El Congresos tiene la tarea de realizar un verdadero ajuste económico, eliminando los gastos suntuarios de la alta burocracia, prestaciones excepcionales y gastos médicos en el extranjero, signo de la opulencia en que viven nuestros funcionarios y políticos mexicanos.

LUIS JORGE CÁRDENAS DÍAZ / Contador Público Certificado.
Correo electrónico: luisjcardenas2@hotmail.com

Lee También