Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 20 de Noviembre 2018

|

Buscando moderación

Por: EL INFORMADOR

Preocupados por definir sobre qué parámetros deben trabajar sus planes de negocio para 2009, los empresarios están tratando de definir qué derrotero habrán de seguir los salarios, ya que de esta variable dependen importantes componentes del gasto.

Tomando en cuenta que la Tasa de Desocupación a nivel nacional fue de 4.11% en octubre, contra 3.93% hace un año, la pérdida de empleo no parece ser un tema preocupante, sin embargo, si consideramos que en 2008 se generarán menos de 375 mil empleos en todo el país, contra los 800 mil que requerimos para absorber plenamente a la mano de obra que cada año se integra a la Población Económicamente Activa, podremos darnos cuenta del enorme rezago que la economía lleva a cuestas.

Si al nivel de desempleo le sumamos una caída en las exportaciones derivada de la recesión mundial, así como una baja en los ingresos, producto de la caída en el turismo estadounidense y la recepción de remesas, todo parece indicar que los aumentos salariales deberán ser modestos para evitar recortes masivos que entonces sí hagan grave el problema de la desocupación.

Para evitar esto, mantener el empleo y preservar el poder adquisitivo de los trabajadores, la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco), está proponiendo que los salarios no suban más de 6.0% y que se mantenga la tasa del Impuesto Empresarial a Tasa Única en 16.5% y no en 17.0% como se tiene contemplado.

Uno de los argumentos más fuertes que sostiene la Concanaco es que los sindicatos de las dependencias gubernamentales son los que más presionan durante sus revisiones, y aún así, tanto el gremio del Seguro Social, como Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad lograron arreglos salariales entre 6.0% y el 6.2 por ciento.

Es de esperarse que durante las próximas semanas se intensifique el esfuerzo de las cúpulas empresariales para lograr un consenso en este sentido, ya que de no lograrlo, el deterioro social será muy severo, provocando un círculo vicioso entre desempleo, baja en el consumo y más desocupación, que será cada vez más costoso frenar.

Temas

Lee También

Comentarios