Lunes, 20 de Enero 2020
|

Buena decisión

Por: EL INFORMADOR

Hace apenas una semana, el director del Sistema de Tren Eléctrico Urbano (Siteur), Diego Monraz Villaseñor, anunció que el arranque de las obras de la Línea 2 del Macrobús sería en junio y no en mayo, porque el gobernador del Estado tendría que revisar las diferentes propuestas para el inicio.

La primera línea del Macrobús, en funcionamiento desde hace casi tres meses, ha generado polémica en diversos sectores de la sociedad, especialmente usuarios, y el simple anuncio de la Línea 2 despertó también inconformidad, quejas y propuestas para modificar la ruta.

En plenas campañas electorales, el nuevo transporte ha servido al partido en el Gobierno para exaltar las bondades de la obra, y los partidos de oposición también lo han usado para señalar fallas y errores.

Es decir, el Macrobús ha sido más un punto de discusión política que pública, y esto implica riesgos que la autoridad estatal no se puede dar el lujo de correr. Los habitantes de la Zona Metropolitana de Guadalajara requieren con urgencia un transporte masivo que resuelva esa necesidad atendida hasta ahora de manera parcial e ineficiente.

En este contexto, dos son los hechos que se deben celebrar. Primero: la decisión de una entidad de la sociedad civil organizada, Guadalajara 2020, y otros organismos civiles, de exhortar al Ejecutivo estatal para que suspenda el arranque de las obras hasta después de las elecciones del 5 de julio.

Y, segundo: la disposición del Ejecutivo para atender el llamado y mantener al Macrobús ajeno a dimes y diretes partidistas y electorales.

Por fortuna, mientras corre el tiempo y llega el momento de empezar con la obra, el Siteur y los expertos que trabajan en el proyecto tendrán tiempo para profundizar en el análisis técnico y resolver cuestiones que estaban pendientes, observar con mayor detenimiento la operación de la primera línea para mejorar la segunda y entregar a los usuarios un servicio que responda cabalmente a las necesidades cotidianas de movilidad.

Falta que otros actores políticos convengan en atender el exhorto y se retire de la propaganda el contenido relativo al nuevo transporte, tanto a favor como en contra.

Temas

Lee También