Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 20 de Octubre 2018

|

Apoya UNESCO la libertad de prensa

Por: EL INFORMADOR

POR LOURDES BUENO


A pesar de que dentro del país nada, o muy poco y mucho más cercano a la simulación, se ha hecho por lograr castigo a quienes en uso y abuso de influencias y, a través de esgrimas legales y políticos, han evitado que continúe la investigación sobre las redes de prostitución infantil; a pesar de que quedaron impunes las agresiones a la libertad de expresión, en la persona de la periodista Lydia Cacho, a pesar de ello y precisamente por la valía de su trabajo, la UNESCO, en un sólido apoyo a la libertad de expresión y en su búsqueda por la eliminación de la corrupción en México, ha otorgado a la periodista mexicana el Premio Mundial UNESCO-Guillermo Cano de Libertad de Prensa.

El presidente del jurado que calificó este premio, Joe Thloloe, señaló con palabras elocuentes y claras, que se otorga este premio: Porque este trabajo "continúa denunciando la corrupción política, el crimen organizado y la violencia, frente a amenazas de muerte, ataques contra su vida y batallas legales. Para mí, continuó Thloloe, un periodista o una periodista que conoce el ambiente antagónico en el que se mueve y continúa cumpliendo el deber de mantener informados a sus lectores, oyentes o telespectadores, sobre la sociedad en la que viven, merece reconocimiento por su contribución a la libertad de expresión en el mundo". Y, agregó: A través del periodismo de investigación, la periodista Cacho puso al descubierto la implicación de empresarios, políticos y narcotraficantes en la prostitución y en la pornografía infantil.

Es decir, que aunque en México se pretenda ocultar la realidad tras cortinas de humo, organismos como la ONU y, desde luego, la UNESCO, tienen muy claro el panorama en el que se desarrolla el trabajo periodístico en este país; y, conocen bien las argucias que algunas autoridades y empresarios coludidos con el crimen organizado, continúan llevando a cabo en contra de la población, en este caso: en contra de niños y niñas como víctimas de delitos como la explotación sexual, actividades que se realizan en sitios como Puerto Vallarta, pero que, a pesar de ser delitos conocidos, son tratados bajo el agua en una silente complicidad de autoridades…

Una penosa realidad que enfrentan niños y niñas de todas edades, en el desamparo procurado por una débil legislación en esta materia y por una ausencia de ética en su manejo por parte de autoridades; mirada que se dirige hacia otros puntos para no "lastimar" el terreno de influencias de los agresores, pero que tiene a esta población –un cada vez mayor grupo de la población infantil- en total indefensión, ante la explotación sexual inflingida a muchos niños y niñas del país y de este Estado, sin que se haga mucho, o se haga bien, por su protección. Entonces, con este panorama, el premio UNESCO es bienvenido como un apoyo a la libertad de expresión en el trabajo periodístico que en este país se hace cada vez más complejo y que, precisamente por ello, es un trabajo que requiere de todos los respaldos para garantizar libertad de expresión y, claro está, una prensa libre.
LOURDES BUENO / Investigadora de la UdeG.

Lee También

Comentarios