Viernes, 24 de Enero 2020
|

¡35 años de Radio Universidad!

Por: EL INFORMADOR

Parece que fue ayer cuando casi, casi con las uñas, pero con plena convicción y una gran visión un grupo de personas se dio a la tarea de trabajar para que la Universidad de Guadalajara contara con una señal de radio que no sólo se dirigiera al fuero interno de su comunidad, sino que además pudiera establecer la diferencia con las estaciones comerciales y  las llamadas culturales.
Unos cuantos fierros de por aquí, otros de por allá, donaciones de acullá, un mísero presupuesto y gestiones del líder del proyecto —ingeniero Alfredo Chavarría— a los más altos niveles de aquel entonces, permitieron que Radio Universidad de Guadalajara saliera al aire hoy hace la friolera de 35 años.
Con la pretensión de apoyarnos en la tecnología de que se disponía para servir de concientizadores —de acuerdo con su Ley Orgánica, la Universidad fue socialista— y buscaba ejercer una orientación social en la opinión pública, además de ofrecerle alternativas de mayor calidad en su contenido.
Alfredo Chavarría, un individuo controvertido, dueño de una gran cultura y una inteligencia impresionante, además de una fortaleza física a toda prueba, lograba desconcertar a propios y extraños, pues dados los tiempos que se vivían en aquel entonces, pareciera que se encontraba fuera de lugar, pero quienes tuvimos la oportunidad de vivir de cerca su entusiasmo y un poco de su gran visión, no podemos menos que seguir guardándole respeto.
En aquel entonces no estaba a mi alcance saber —ni aún ahora— las causas o las formas por las que el ingeniero Chavarría encabezó el proyecto de la radio, pero una prueba más de su inteligencia fue invitar a colaborar con él al naestro Ignacio Arreola, nuestro querido, gruñón y sabiondo “Nacho”, quien en su calidad de subdirector fue amalgamando una serie de colaboradores entre los cuales destacaban los que luego serían reconocidos como “los siete sabios”.
Pero sabios o no, todos poníamos nuestro “granito de arena” para que las cosas salieran lo mejor posible, para ir ganando audiencia, para irnos profesionalizando y, sobre todo, para que la señal no se cayera.
Los operadores, los colaboradores, los administrativos y todos quienes ahí participábamos hacíamos nuestro mejor esfuerzo —y además de buena gana— para sentirnos, y hacer sentir a los demás, realizados con nuestra estación de radio; muchos proyectos se dieron entonces, muchos más seguramente existen ahora, lo mejor de todo es que la alternativa sigue ahí.
Ocho años continuos con “Poligrama de Jalisco” me dieron la pauta para organizar una serie de actividades que consideramos necesarias en busca de un mayor crecimiento personal, de equipo e institucional, así contribuimos en la organización de los festejos de aniversarios, realizamos foros, simposium y talleres con personajes  de talla nacional, que gustosos vinieron a darnos sus luces sin cobrar un solo centavo.
Así, con las uñas, como señalo al principio, pero siempre con el apoyo del ingeniero Chavarría y Nacho —como le gustaba le llamaran— nació lo que entiendo es hoy toda una red estatal.
¡Ah! que tiempos aquéllos.

CUAUHTÉMOC CISNEROS MADRID / Presiente de Comunicación Cultural, A.C., Asociación de Periodistas de Prensa, Radio y Televisión.
Correo electrónico: ccmadrid@att.net.mx

Lee También