Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 23 de Septiembre 2019
null
Jalisco

Muertes maternas alcanzan nivel más alto en una década

Hasta la semana número 23 del año en curso se han registrado 21 fallecimientos por esta causa., se trata de la tasa más alta desde 2011

El Informador

La saturación de los servicios de salud provoca un calvario para las embarazadas en la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Guadalupe García es una de las víctimas. Las contracciones le avisaron que su bebé estaba en camino y comenzaron a las 10 de la mañana del 3 de junio. Se dirigió al Hospital Civil “Fray Antonio Alcalde”, pero le respondieron que no tenía la dilatación necesaria. Regresó a su casa.

Dos días después, ahora por la madrugada, retornaron los fuertes dolores. Aunque volvió al nosocomio, fue atendida dos horas después de estar en la sala de espera. “Me dijeron lo mismo: que me faltaba dilatación, que volviera a mi casa y que, en seis horas, fuera otra vez”.

Y se repitió la historia: se fue a su hogar y soportó el tiempo indicado para regresar al hospital. En esta ocasión, tras un prolongado sufrimiento, su hija nació en la sala de espera. Ni una camilla le ofrecieron hasta que nació su bebé.

A pesar del mal servicio, Guadalupe García corrió con suerte y no formó parte de la estadística de muertes maternas en Jalisco. Con base en la Dirección de Epidemiología de la Secretaría de Salud del Estado, hasta la semana número 23 del año en curso se han registrado 21 fallecimientos por esta causa. Se trata de la tasa más alta desde 2011.

En 2011, Jalisco registraba 20 muertes maternas por cada 100 mil nacimientos, mientras en el país se documentaban 49.9. El problema es que, al corte de la primera quincena de junio, la tasa en el Estado casi se duplicó y pasó a 35.1 decesos. Por su parte, en el ámbito nacional bajó a 30.

Por eso, pacientes piden que se aceleren las obras de mantenimiento en los hospitales de la Mujer, la Maternidad “Esperanza López Mateos” y en el Nuevo Hospital Civil “Juan I. Menchaca”, con la intención de ampliar la capacidad de atención y evitar desenlaces fatales.

LA TASA 

Muertes maternas por cada 100 mil nacimientos en Jalisco y México
Año Jalisco México
2019*  35.1 30
2018 27.3 30.2
2017 28.1 32.0
2016 25.5 34.4
2015 25 31.7
2014 30  39.0
2013 30 39.0
2012 30 49.9
2011 20  49.9

* Hasta la primera quincena de junio.

FUENTE: Secretaría de Salud.

Las obras en los hospitales de la Mujer, en la Maternidad “Esperanza López Mateos” y en el Nuevo Hospital Civil impiden una atención más oportuna. EL INFORMADOR/G. Gallo

Los conceptos

Estos son algunos conceptos básicos para entender el fenómeno de la mortalidad materna:

Muerte materna

Fallecimientos de mujeres por causas relacionadas con el embarazo y el parto.

Razón de Mortalidad Materna

Es la cantidad de muertes maternas que se dan por cada 100 mil nacimientos.

Búsqueda Intencionada y Reclasificación

Son los fallecimientos de mujeres que, en un principio, son adjudicadas a otros factores y reportadas así en los registros, pero luego son investigadas y se confirman como muertes maternas.

NOM 007

La Norma Oficial Mexicana que busca establecer los criterios mínimos para la atención dedicada a la mujer durante el embarazo, el parto y el posparto.

Da a luz… en la sala de espera del hospital

Las contracciones que le avisaron a Guadalupe García que su bebé estaba en camino comenzaron aproximadamente a las 10 de la mañana del lunes 3 de junio. De inmediato, la joven se dirigió al Hospital Civil “Fray Antonio Alcalde” para recibir la asistencia médica necesaria para dar a luz. Ahí, le respondieron que aún no tenía la dilatación necesaria, por lo que le indicaron que regresara a su casa y volviera luego.

Dos días después, por la madrugada, la frecuencia de las contracciones aumentó. Guadalupe ya no podía dormir, por lo que se volvió a dirigir al nosocomio. Tras dos horas en sala de espera fue atendida alrededor de las 8:30 horas. “Ya traía las contracciones más seguidas y me dijeron lo mismo: que me faltaba dilatación. Me comentaron que volviera a mi casa y que, en seis horas, fuera otra vez”.

Siete horas después, las contracciones eran más fuertes y Guadalupe fue de nueva cuenta al hospital, donde de nueva cuenta le pidieron que volviera a su casa. Sin embargo, su suegra, quien la acompañaba, no accedió a la petición. Permanecieron en la sala de espera. “Me la pasé por el hospital, caminando. En uno de los pasillos me dieron muchas náuseas y vomité”.

Luego de este incidente, a sugerencia de una enfermera que vio a Guadalupe vomitar, la paciente fue remitida al área de tococirugía para ser revisada, donde se le realizó una ecosonografía y, aunque ahora sí le dijeron que permaneciera en el centro médico, no se le dio acceso a una cama.

Momentos después, en la sala de espera, Guadalupe decidió ir a una tienda afuera del hospital, pero mientras cruzaba la calle, una contracción más la hizo vomitar y se le rompió la fuente en plena vía pública. Sus familiares pidieron una silla de ruedas, pero el personal del hospital indicó que no podían llevarle una afuera del inmueble. Como pudo y auxiliada por gente que estaba afuera, regresó a la recepción de tococirugía, donde pidió ayuda para que la revisaran. La única respuesta que obtuvo fue que todo el personal estaba ocupado y que debía esperar.

Mientras esperaba en una silla de la recepción, Guadalupe comenzó a pujar porque podía sentir que su bebé estaba a punto de nacer.

“En el último segundo salió mi hija y empezó a llorar. La traía entre el pantalón y la pantaleta. Estaban doctores y personas viendo. La doctora estaba regañando a la gente que estaba grabando”, contó.

Con su bebé recién nacida, por fin se le dio el pase a Guadalupe a una cama. A pesar de la mala experiencia, la joven agradece que su hija no naciera con mayores complicaciones.

La programan, pero ni siquiera hay camillas

Dulce Yesenia llegó el pasado miércoles por la mañana al Hospital Civil “Fray Antonio Alcalde”. Venía desde el centro de salud de Arroyo Hondo, donde le dieron una orden para que se le realizara una cesárea de emergencia. Tras una hora y media de espera en el Hospital Civil de Guadalajara, personal médico le informó que no se le podía atender por falta de espacio. “Ya estoy programada, pero me mandaron a otro hospital. Me dijeron que, aunque me quieran hacer la cesárea, no hay camillas. Me revisaron y me comentaron que todo está bien, pero yo sé que no porque mi bebé no se me mueve desde ayer”, explicó la joven de 22 años de edad.

En medio de la falta de espacios para brindar atención a embarazadas, los índices de muertes maternas en la Entidad alcanzaron su nivel más alto en lo que va de la década.

Debido a la realización de obras de mantenimiento en los hospitales de la Mujer, la Maternidad “Esperanza López Mateos” y en el Nuevo Hospital Civil “Juan I. Menchaca”, la Secretaría de Salud en Jalisco admite que la saturación en los espacios que se encuentran disponibles representa un riesgo para las mamás y bebés que necesitan atención.

Dulce Yesenia es una de las afectadas. Luego que se le dijera que no había espacio para hacerle una cesárea,  se le hizo una revisión,  se le recetó un medicamento y se le pidió que volviera luego. La joven precisó que se dirigiría al Hospital General de Occidente, el cual también admitió que tenía saturación.

Dulce Yesenia (a la izquierda) padeció por la saturación del servicio en el Hospital Civil. Pide la ampliación de la infraestructura para evitar muertes maternas. EL INFORMADOR/A. Camacho

El aborto es la tercera causa de los fallecimientos

Hasta la semana epidemiológica 23 han acontecido 294 muertes maternas en todo el país. De éstas, 10.5% están adjudicadas con el aborto como su causa, siendo esta la tercera razón por la que se dan estos fallecimientos en México.

Sofía Reynoso Delgado, presidenta del Comité Promotor por una Maternidad Segura en México, destacó que en estos registros falta precisar si se trató de abortos espontáneos o provocados, así como si se suscitaron dentro o fuera de los hospitales.

“El problema en esta situación es que piensan que las mujeres abortan porque quieren abortar. No tenemos definido en ese 10% cuáles son las situaciones de estos abortos”, mencionó Delgado.

Las otras dos causas principales de muertes maternas son complicaciones por hipertensión y la hemorragia obstétrica. Estas causas tienen una relación con el hecho de que los embarazos actualmente se dan en personas de mayor edad, por lo que es importante que las mujeres que desean tener hijos se informen sobre cuál es la edad más adecuada para hacerlo.

Los comentarios de la especialista coinciden con datos de la Secretaría de Salud: el grupo de edad que tiene una mayor Razón de Mortalidad Materna (RMM) son las mujeres de 45 a 49 años.

Noé Alfaro, profesor del Departamento de Salud de la Universidad de Guadalajara, mencionó que también se debe prestar atención a la cantidad de defunciones que fueron identificadas por Búsqueda Intencionada y Reclasificación de Muertes Maternas, las cuales corresponden a casi una cuarta parte de los fallecimientos en Jalisco. Explicó que estas muertes son aquellas que, en un principio, se adjudicaron a otras causas, pero que tras una revisión se confirmó que fueron muertes maternas.

En el país, Jalisco es la Entidad donde se han realizado más correcciones.

“Falta consciencia del gremio médico”

Además de los problemas estructurales que ponen en riesgo el bienestar y la vida de las embarazadas, las mujeres también se ven afectadas por la falta de consciencia y empatía que muestra el personal médico, apuntó Karen Luna, investigadora jurídica del Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE).

Explicó que, en lo que refiere a las políticas públicas en México para garantizar la atención adecuada de las mujeres en estado de embarazo, el país va “relativamente bien”, por lo que el problema radica en la aplicación de las normas.

Señaló que la violencia obstétrica está reconocida en la Ley General de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia. Y la existencia de la Norma Oficial Mexicana (NOM) 007, la cual establece a nivel nacional la manera en que el personal médico y de enfermería debe tratar a las mujeres durante el embarazo, parto y posparto, son dos ejemplos de los avances en el marco jurídico en México.

“Lo que hace falta es implementar y socializar las normas para que el personal médico conozca sus responsabilidades. En las capacitaciones que hemos impartido en torno a la violencia obstétrica hemos observado que es frecuente que, de parte del gremio médico, exista una reticencia para reconocer que esta clase de violencia existe”.

La activista señaló el dato presente en la Encuesta de Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares 2016, la cual indica que, a casi 360 mil mujeres, se le realizaron cesáreas sin que se les pidiera su autorización. En 57% de estos casos, la persona que dio la autorización fue la pareja de las mujeres.

“Estos datos ya nos dan una pista para saber que no es un problema aislado, sino un fenómeno en todo el país”.

TELÓN DE FONDO

Prometen reforzar atención

Ante la saturación registrada en las áreas de obstetricia y pediatría del Hospital General de Occidente, la Secretaría de Salud prometió que se reforzaría el servicio en los centros de salud de Zapotlanejo y Tala, con el fin de evitar que las pacientes necesiten ser trasladadas a la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Adicionalmente, se buscarán fondos federales para contratar médicos que brinden la atención en estos municipios. Además, se adaptaron áreas de geriatría en el nosocomio también conocido como Zoquipan para la atención materna, según el titular de Salud en Jalisco, Fernando Petersen Aranguren.

Con el fin de suplir los recursos perdidos con la eliminación del programa federal Prospera y poder contratar y rehabilitar 86 unidades en todo el Estado, el titular de Salud estimó que podrían lograr un acuerdo con la Federación para obtener 116 millones de pesos. Esto permitiría llevar atención médica a zonas rurales y de difícil acceso.

En medio de las remodelaciones que tienen saturadas las atenciones maternas en Jalisco, este medio publicó que el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador suspendió 19 de las 37 acciones de infraestructura de salud que se habían iniciado en administraciones anteriores.

Afirman que en esta semana terminan las obras en el Hospital de la Mujer

Con el fin de aminorar la saturación que hay en el Viejo Hospital Civil “Fray Antonio Alcalde” y el Hospital de Zoquipan, la Secretaría de Salud en Jalisco dio a conocer que la Unidad Especializada para la Atención Obstétrica y Neonatal (UEAON), también conocida como el Hospital de la Mujer, volverá a poner en funcionamiento este viernes los espacios que habían estado fuera de operaciones por remodelaciones, “con todos los detalles necesarios”.

Afirmó que, aunque efectivamente hay falta de espacios, se ha mantenido una “política de cero rechazo en los servicios médicos”. En la misma línea, aseguró que ninguna de las 21 muertes maternas suscitadas en 2019 está relacionada con la saturación de espacios de atención materna y neonatal.

Sin embargo, a mediados de mayo, la Comisión Estatal de los Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ) publicó un pronunciamiento donde advertía que el retraso o la negativa en el servicio de atención médica en el Hospital de la Mujer habían provocado “el fallecimiento de neonatos y, en otro caso, el de una madre, así como sufrimientos fetales y, algunas veces, daño cerebral por dicha causa”.

La primera problemática que señala la CEDHJ en el documento es la derivación de usuarias a otros hospitales, por falta de espacio. Además, la Comisión encontró deficiencias en el equipamiento médico y falta de éste.

Esta casa editorial buscó una entrevista con el secretario de Salud, Fernando Petersen Aranguren, pero no se concretó.

Por su parte, el director del Hospital Civil de Guadalajara, Jaime Andrade Villanueva, informó que las remodelaciones que también se están realizando en el “Juan I. Menchaca” estarán listas en un mes y medio.

“Evidentemente, la necesidad de recursos, equipamiento e infraestructura es necesaria. La apertura la iremos haciendo de manera paulatina”.

Aunque la capacidad está llegando a su límite, esperan que con la construcción del Hospital Civil de Oriente en Tonalá se pueda despresurizar la demanda médica proveniente de las colonias en esa zona de la metrópoli.

La construcción del nuevo nosocomio comenzó a inicios de mayo.

Mezquitic y Bolaños, los más vulnerables

Aunque de manera generalizada en todo el país se han logrado disminuir los índices de riesgo de mortalidad materna, esto no se refleja en zonas rurales.

“En México, las muertes maternas han disminuido de forma paulatina pasando de 88.7 muertes maternas por cada 100 mil nacidos en 1990 a 43 en 2011, con la persistencia de brechas. Por ejemplo, para 2012, las mujeres que vivían en los 100 municipios con menor Índice de Desarrollo Humano (IDH) del país tenían más de casi cinco veces el riesgo de fallecer durante la maternidad que el resto”, señala el artículo “Muerte materna y muertes evitables en exceso”, de María Graciela Freyermuth Enciso y Marisol Luna Contreras.

Según los datos del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo en México, Mezquitic y Bolaños son las dos demarcaciones jaliscienses que tienen menor desarrollo en tema de salud.

Mezquitic, con una calificación de 3.2 en una escala del uno al 10 en desarrollo humano en el componente de salud, es el municipio más rezagado en este tema en Jalisco. El documento explica que los niveles de desarrollo de esta localidad son similares a los de Zambia, una nación en el Centro-Sur de África.

Mezquitic y Bolaños son las demarcaciones jaliscienses menos desarrolladas en servicios de salud. EL INFORMADOR/Archivo

GUÍA

Prevención

  • Entre 2002 y 2011, más de 11 mil 600 mujeres han muerto durante el embarazo, el parto o el postparto. Sin embargo, ocho de cada 10 de estos fallecimientos eran evitables, según indica el artículo “Muerte materna y muertes evitables en exceso”, de María Graciela Freyermuth Enciso y Marisol Luna Contreras, investigadoras de la Universidad Autónoma de México (UNAM) y la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), respectivamente.
  • El artículo define las muertes maternas evitables como aquellas en que “si todo lo que se tenía que hacer se hubiera hecho, dichas defunciones se hubieran prevenido o retrasado”.
  • La muerte materna constituye un importante problema de derechos humanos, de equidad de género y de justicia social.
  • Entre las dimensiones que forman el derecho al más alto nivel posible de salud se encuentran: la disponibilidad de servicios, la accesibilidad tanto física como económica y cultural (aceptabilidad), el acceso a la información y calidad en los servicios.
  • En el caso particular de Jalisco, la tendencia es apenas un poco menor a la situación nacional, pues en la Entidad siete de cada 10 fallecimientos se pueden evitar.

Sigue: #DebateInformador

¿Qué opina de los servicios que se prestan a las embarazadas en los hospitales públicos?

Participa en Twitter en el debate del día @informador