Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 22 de Septiembre 2018
México | “La Guajira” pertenece a un familiar de Vicente Carrillo Fuentes, un capo del narcotráfico en México

Jornaleros fueron secuestrados en campo de familiar de Carrillo Fuentes

Un diario local aseguró que algunos secuestrados se comunicaron con su familia por teléfono, hecho que la secretaría de Seguridad del estado investiga

Por: EL INFORMADOR

MÉXICO, DF.- El campo agrícola en el que fueron "levantados" 27 jornaleros por un grupo de hombres armados pertenece a un familiar de uno de los principales capos del narcotráfico en México, Vicente Carrillo Fuentes, informó hoy una fuente oficial.

Los 27 trabajadores fueron secuestrados en la madrugada del lunes del campo de labor "La Guajira" en las cercanías de Culiacán, la capital estatal de Sinaloa, por una treintena de hombres fuertemente armados que los obligaron a subir a varios vehículos.

Por información recabada entre la población del lugar y por investigaciones realizadas por las autoridades, el apoderado legal del campo de labores "La Guajira" es Pablo Jacobo Retamoza, señaló en un comunicado la oficina de prensa de la Operación Conjunta Culiacán Navolato, ejecutada por el Ejército y agentes federales.

La nota detalló que Pablo Jacobo Retamoza es hermano de María Elena Jacobo Retamoza, esposa de José Cruz Carrillo Fuentes, quien a su vez es hermano del narcotraficante Vicente Carrillo Fuentes, alias "El Viceroy".

Carrillo Fuentes es el capo del cartel de Juárez y en los últimos meses se alió al cartel del Golfo y a los hermanos Beltrán Leyva, luego de romper con el de Sinaloa, dirigido por Joaquín "El Chapo" Guzmán.
Los cárteles del Golfo y de Sinaloa libran entre ellos una guerra en varios puntos del país por el mercado local y las rutas del narcotráfico a Estados Unidos, y además combaten a las fuerzas federales.

En septiembre pasado un comando de hombres armados, al parecer del cartel de Sinaloa, secuestró a 24 personas, en su mayoría albañiles, cuyos cadáveres fueron hallados con un tiro de gracia en un bosque cercano a Ciudad de México.

En tanto, la procuraduría (fiscalía) del estado de Sinaloa informó hoy que investiga con pruebas periciales el secuestro de los 27 jornaleros.

La fuente dijo que indaga sobre el suceso con la realización de cinco pruebas testimoniales, una de balística, una de evaluación de daños y una de levantamiento de huellas dactilares.

"Desde ayer se implementó un operativo en el que participan las instancias federales, municipales y estatales en búsqueda de las personas que fueron privadas de su libertad y tratar de esclarecer este asunto", dijo a los medios de comunicación el procurador (fiscal) estatal, Alfredo Higuera.
 
La dependencia investiga también los reportes de un medio local, el diario Debate, que asegura que algunos de los secuestrados pudieron comunicarse con su familia por teléfono.

Según el rotativo, los secuestrados aseguraron que están bien pero en ropa interior y sin dinero para volver a sus hogares, aunque no especificaron el lugar en el que se hallan.

Asimismo, se afirma que algunos familiares de los secuestrados están sacando las pertenencias de sus allegados del campo, al que dicen que no volverán por razones de seguridad.

La persona que se puso en contacto con el periódico no es ninguna de las que aparecen en la lista de las víctimas del secuestro, según la procuraduría.

Las características del suceso responden a lo que en México se denomina "levantón", una acción de represalia del crimen organizado en la que se priva de libertad a una o varias personas sin pedir rescate por ellas.

En muchos casos, las víctimas de estas acciones aparecen muertas días después.

Por el momento sólo se han interpuesto cuatro denuncias por el secuestro ante la procuraduría, todas correspondientes a naturales de Sinaloa.

Sinaloa es uno de los estados mexicanos que más ha sufrido la violencia del crimen organizado en lo que va de año y cuna de los principales narcotraficantes.

Temas

Lee También

Comentarios