Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 17 de Febrero 2019
México | El organismo religioso también se pregunta hasta cuándo la sociedad mexicana permitirá la hipocresía

Arquidiócesis de México cuestionó a la clase política y a la sociedad

Cuestionó a la propia sociedad que no participa en las urnas para castigar con su voto a quienes tanto daño le han hecho

Por: NTX

CIUDAD DE MÉXICO.- La Arquidiócesis de México cuestionó a la nueva clase política y a la propia sociedad que no participa en las urnas para castigar con su voto  a quienes tanto daño le han hecho con prácticas de corrupción y fraude.  

    En su editorial "Ja ¨Y la ética dónde está?", de su semanario Desde la Fe, el organismo religioso también se pregunta hasta cuándo la sociedad mexicana permitirá la hipocresía y la demagogia de quienes son exhibidos en intrigas y traiciones detrás del poder.  

    En particular, la Arquidiócesis de México se refiere a la "avalancha noticiosa" que advierte el pasado reciente de algunos políticos mexicanos, presidentes y jefes de gobierno, colaboradores y familiares implicados en actos de corrupción política y económica.  

    Frente a este escenario, consideró que todo este pasado de corrupción, intrigas e impunidad ya es de todos conocido, por lo que ahora es necesario que los mexicanos nos preocupemos por el presente y el futuro del país.   

    "No hace falta revivir temas ni saturar a los medios de comunicación con burdas reacciones para ocultar y señalar culpables de realidades propias de un régimen totalitario que tiende a desaparecer en México; las justificaciones nadie se las traga", aseveró.   

    Por ello, destacó que en estos tiempos de democracia es necesario una ciudadanía más comprometida, veraz y participativa, pues "un pueblo con principios, valores e ideales no puede construir su futuro sobre las mismas arenas movedizas".  

    Más aún, la Arquidiócesis de México señaló que en medio del ruido y la polvareda que ocasionan los asuntos de corrupción, antiguos y nuevos, la sociedad mexicana debe preguntarse "¨dónde hemos dejado la ética?".  

    En ese sentido, fustigó a algunos medios de comunicación que destacan con amarillismo oportunista "noticias desgastadas", y a los que con cinismo hacen hincapié en que los delitos cometidos por políticos del pasado ya no proceden por el tiempo transcurrido, o que no pueden sostenerse por falta de pruebas.  

    Insistió en que lo afirmado en libros y entrevistas a medios electrónicos no es novedad; esas declaraciones son un "secreto a voces", una evidencia a plena luz del sol; por ello, subrayó que es necesario estar en el presente.

Temas

Lee También

Comentarios