Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 20 de Octubre 2019
Aún sin cifras oficiales, miles de mexicanos han acompañado a el
Entretenimiento

Mexicanos despiden a José José ahora en la Basílica de Guadalupe

"¡Sí se pudo, sí se pudo!" es uno de los gritos que se escucha en el templo mariano a la llegada de la carroza fúnebre

Óscar Ernesto Álvarez Gutiérrez

El cortéjo fúnebre que trasladaba las cenizas de José José arribó a la Basílica de Guadalupe alrededor de las 14:00 horas de este miércoles para celebrar una misa en honor al cantante mexicano.

Centenares de personas saludan al cortejo fúnebre que traslada parte de las cenizas del cantante mexicano José José a su paso por los alrededores de la Basílica de Guadalupe, tras recibir un homenaje en Palacio de Bellas Artes. EFE / M. Guzmán

Luego de permanecer por poco más de dos horas y media en el Palacio de las Bellas Artes, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, el ataúd dorado que contiene los restos del intérprete de "El Triste" emprendió un recorrido por avenidas principales donde fue vitoreado por miles de seguidores que acudieron a darle el último adiós.

En el cortejo se encuentran los hijos mayores de "El Príncipe de la Canción", Marysol y José Joel, acompañados por su mamá Anel Noreña y la ex manager del artista, Laura Núñez.

Aún sin cifras oficiales, miles de mexicanos han acompañado a el "Príncipe de la Canción" en el homenaje que se celebra en México, luego de su fallecimiento en Estados Unidos el pasado 28 de septiembre.

Después de la celebración religiosa, las cenizas serán trasladadas al Parque de la China, en la colonia Clavería. EFE / S. Gutiérrez 

"¡Sí se pudo, sí se pudo!" fue uno de los gritos que se escuchó en el templo mariano a la llegada de la carroza fúnebre.

Después de la celebración religiosa, las cenizas serán trasladadas al Parque de la China, en la colonia Clavería, alcaldía Azcapotzalco, de donde serán llevadas a su última morada, el Panteón Francés, en la colonia Buenos Aires, alcaldía Cuauhtémoc.

OA