Jueves, 16 de Julio 2020
null
Deportes

Los héroes de los últimos Clásicos

Jugadores de ambos equipos han marcado la diferencia

El Informador

El Clásico Tapatío es la rivalidad más añeja del futbol mexicano y una de las más pasionales de todo el país, por lo tanto es normal que lo sucedido en este juego trascienda a lo largo de los años en la memoria colectiva de aficionados rojiblancos y rojinegros.

Debido a esto es que los jugadores que se alzan como “héroes” contra el odiado rival, casi siempre se ganan un lugar especial en la historia de este enfrentamiento que divide a toda una ciudad en dos bandos.

Por todo lo anterior, presentamos un recuento de los protagonistas de los últimos 10 Clásicos Tapatíos de temporada regular.

Nombres como el de Alexis Vega y Orbelín Pineda por los rojiblancos y el de Milton Caraglio por parte de los Zorros, son algunos de los que han dejado huella en este tipo de encuentros.

Dominio rojiblanco en Liguillas y Copa

Además de temporada regular, las Liguillas y eliminaciones directas de Copa MX también han encumbrado a jugadores como figuras del Clásico Tapatío.

Durante la Liguilla del Clausura 2015, a pesar de que Atlas era favorito sobre el Rebaño, una memorable actuación de Marco Fabián sentenció a los Zorros. El marcador terminó 4-1 a favor del Rebaño, pero tres de esos goles fueron obra del mediocampista rojiblanco.

Dos años después, en la Liguilla del Clausura 2017, Atlas inició ganando la serie con gol de Matías Alustiza desde los 11 pasos, pero en el juego de Vuelta bastó un solitario tanto de Orbelín Pineda para darle el pase a Semifinales al Guadalajara.

Ese mismo año, pero ya en el mes de octubre, Chivas volvió a eliminar a los Zorros de una competición oficial (Copa MX). Esta vez el autor del gol fue Hedgardo Marín.

Cañonazo de triunfo

Alexis Vega (Apertura 2019)

En un juego complicado dentro de la cancha del estadio Akron, ni Chivas ni Atlas habían encontrado la manera de inaugurar el marcador. Fue hasta el minuto 63 cuando Alexis Vega se convirtió en el verdugo de los Zorros con un zapatazo desde las afueras del área que dejó sin oportunidades al cancerbero Camilo Vargas. Con ese gol, Vega se consolidó como el nuevo dolor de cabeza del Atlas.

Debut y triplete

Alexis Vega (Clausura 2019)

En su primer Clásico Tapatío y con la presión de no haber anotado antes en el torneo, Alexis Vega se ganó a la afición rojiblanca después de marcarle tres goles a los Zorros. En ese juego Vega se estrenó como goleador del Rebaño, pues apenas vivía su primer torneo enfundado en la camiseta rayada. Vega anotó dos tantos en el primer tiempo y puso la puntilla en los minutos finales de un encuentro dominado por los rojiblancos.

Un golazo definió todo

Orbelín Pineda (Apertura 2018)

Antes de que Alexis Vega llegara al Guadalajara, el último gran verdugo de los Zorros no fue Marco Fabián, sino Orbelín Pineda, pues el mediocampista sentenció a los rojinegros en más de un Clásico Tapatío. Para ejemplo está el del Apertura 2018, donde con un espectacular zapatazo marcó el único gol de la noche en el estadio Jalisco para darle el triunfo a Chivas, en un partido que tuvo oportunidades para ambos bandos.

A temprana hora

Edyairth Ortega (Clausura 2018)

El primer Clásico Tapatío de 2018 se pintó de rojinegro, pues con un gol tempranero de Edyairth Ortega los Zorros pudieron ganarle a un Guadalajara que presentó un cuadro alterno, esto debido a que en los siguientes días Chivas disputaría la Final de la Liga de Campeones de la Concacaf. El gol de Ortega cayó al primer minuto de juego. Sin embargo, ese tanto rojinegro ha sido el último que Chivas ha permitido en los últimos encuentros.

Corona abollada

Milton Caraglio (Apertura 2017)

En el torneo donde Chivas fue campeón defensor, Atlas se logró imponer a los rojiblancos dentro de la cancha del estadio Akron, esto con un par de goles del que ha sido, para el gusto de muchos, el mejor delantero que han tenido los Zorros en los últimos años: Milton Caraglio. El argentino venció la meta del Rebaño al 29’ y al 59’.

Hizo magia

Orbelín Pineda (Clausura 2017)

Tres meses antes de que Chivas consiguiera su título número 12, el Guadalajara venció al Atlas por marcador de 2-1 en la cancha del estadio Jalisco, esto en una estupenda demostración de Orbelín Pineda, quien además de que fue el mejor hombre de Chivas sobre el terreno de juego, también pudo colaborar en el marcador al anotar el segundo tanto de los rojiblancos.

Evitó la caída

Ángel Zaldívar (Apertura 2016)

Este Clásico Tapatío tuvo lugar en la cancha del estadio Akron y fue un juego donde Atlas pudo darle la vuelta al marcador después de verse abajo con un gol de Ángel Zaldívar. Fueron Flavio Santos y Martín Barragán quienes marcaron por los Zorros, pero el “Chelo” evitó la caída del Guadalajara al empatar el encuentro desde el manchón penal.

El comandante

Jair Pereira (Clausura 2016)

El del Clausura 2016 ha sido uno de los Clásicos con el desenlace más eufórico, pues ya pasados los 90 minutos de juego, Jair Pereira cabeceó en un tiro de esquina para vencer la meta de los rojinegros del Atlas. Con ese tanto el “Comandante” sentenció a los Zorros en el primer torneo que Matías Almeyda arrancó en el banquillo de Chivas desde la primera jornada.

El último clavo

Marco Fabián (Apertura 2015)

En un Clásico desangelado en el que ambos equipos llegaron ya sin posibilidad de clasificar a la Liguilla, Chivas logró imponerse con un solitario tanto de Marco Fabián. Antes de emigrar a la Bundesliga, el canterano de Chivas anotó un último tanto al Atlas y lo hizo al cobrar un tiro libre y poner su disparo en el ángulo cuando restaban poco más de 10 minutos de juego.

Acabó con la fiesta

Luis Michel (Clausura 2015)

En esta ocasión el héroe del juego no fue quien anotó el gol del triunfo, sino quien lo evitó, pues ya en tiempo de compensación, el cancerbero Luis Ernesto Michel atajó un penalti mal cobrado por parte del mediocampista Alfonso “Ponchito” González. Esa fue la última jugada del encuentro, y aunque no hubo un ganador, ese Clásico sigue fresco en la memoria de ambos equipos. El partido terminó igualado a un tanto por bando, pero con emociones al por mayor.