Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 16 de Julio 2018
null
Internacional

Lo que debes saber sobre la separación de familias migrantes

Trump afirma que heredó de gobiernos demócratas una ley que lo fuerza a separar familias de inmigrantes, pero no hay realmente una ley que obligue a su gobierno a hacer tal acto

SUN

"Yo no quiero niños siendo separados de sus padres. Pero cuando buscamos procesar a los padres por venir aquí ilegalmente, algo que se debe hacer, hay que separar a los niños", aseguró este martes el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, al tiempo que su gobierno enfrenta una intensa controversia, nacional e internacional, por su política de separar a los niños migrantes de sus familias.

Los videos, audios y testimonios que dan cuenta de la desesperación que viven los pequeños migrantes y sus familias ante esta situación han sido ampliamente difundidos en redes y medios de comunicación, mientras crece el desconcierto y rechazo en EU y en la comunidad internacional contra las políticas migratorias de Trump.

Separar familias, ¿una ley o una política?

Trump afirma que heredó de gobiernos demócratas una ley que lo fuerza a separar familias de inmigrantes, pero no hay realmente una ley que obligue a su gobierno a hacer tal acto. Esta medida responde a que el fiscal general de EU, Jeff Sessions, adoptó una política de "tolerancia cero" a la inmigración ilegal al país, por lo que a cualquier adulto que trate de entrar EU de forma irregular, se considera un delincuente y se le procesa como tal, aún sin tener antecedentes penales. Debido a que los menores no pueden ingresar en prisión, son separados de sus padres.

Activistas y expertos en migración han señalado que la política de separar las familias inmigrantes es implementada por EU para disuadirlas de tratar de ingresar ilegalmente al país. La secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, consideró "ofensivo" que se insinúe esto. "¿Por qué crearíamos una política que hiciera eso?", preguntó, a pesar de que su antecesor en el cargo y ahora jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, admitió el año pasado que estaba planteándose separar a las familias migrantes como táctica de disuasión.

Videos y audios elevan controversia

Un video de la Oficina de Aduanas de EU muestra el interior de un centro de detención para migrantes en McAllen, Texas, donde casi mil indocumentados, muchos de ellos niños pequeños, están hacinados en grandes jaulas dentro de un antiguo almacén, en una instalación enorme y penumbrosa.

"Hay niños pequeños encerrados en una jaula, que algunos llaman 'La perrera'. Vi a un grupo de diez madres sollozando incontrolablemente que les quitaron a sus hijos", relató a ABC 6 el representante de Rhode Island, David Cicilline.

Unos días antes, también se difundió un audio en el que puede escucharse a niños migrantes llorando y pidiendo por sus padres en un centro de detención en la frontera en Texas. "¡Papá! ¡Papá!" dice un niño en la grabación.

¿Qué ocurre con los niños?

La separación de los menores suele ocurrir durante las primeras 48 horas tras el arresto de los progenitores, quienes son llevados a cárceles federales para su procesamiento. Una vez solos, los niños son entregados a la Oficina de Instalación de Refugiados (ORR, en inglés), del Departamento de Salud y Servicio Humanos, que actualmente tiene bajo su cuidado casi 12 mil niños y menores de edad, 10 mil de ellos ingresaron al país sin un adulto.

El ORR trata de instalar a esos niños sin compañía de adultos, con familiares que ya vivan en EU, en un proceso que puede demorar meses. El organismo afirma que también tratará de ubicar a los niños recientemente separados de sus padres.

Los menores, cuyas edades van de uno a 18 años, son retenidos en centros de acogida, donde duermen en colchones sobre el piso dentro de cercas metálicas que parecen enormes jaulas. Según el gobierno de Trump, los hijos pueden terminar después en un refugio o ser cuidados por una familia sustituta, aunque no se detalla el proceso ni quién decide el cuidado del menor.

Una vez terminado el proceso en contra de los padres o tutores se parados de sus hijos, cuya duración es indefinida y varía de acuerdo a cada caso, el gobierno de EU busca "facilitar la reunificación", aunque no explica detalles de tiempo, lugar, ni cómo se dará el procedimiento.

¿Qué dice Trump y su gobierno?

"Yo no quiero niños siendo retirados de sus padres. Pero cuando buscamos procesar a los padres por venir aquí ilegalmente, algo que se debe hacer, hay que separar a los niños", aseguró este martes Trump. La secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, defendió la política e insistió en que el gobierno tiene altos estándares para centros de detención y que los niños son bien atendidos.

Por su parte, en una declaración poco común para una primera dama, Melania Trump señaló en un comunicado que "odia ver a los niños separados de sus familias y espera que ambos lados finalmente puedan unirse para lograr una reforma migratoria exitosa".

"Necesitamos ser un país que siga todas las leyes, pero también un país que gobierne con corazón".

No sólo los demócratas critican la medida

Más allá de la furia indisimulada de los legisladores demócratas, los propios republicanos no esconden la incomodidad con la controversial política de Trump. Ante ello, Trump anunció una visita al Congreso para reunirse con la bancada republicana y discutir una posible salida a la situación.

Trump ha tratado de culpar por la separación de familias a los demócratas, que ahora no tienen poder en el gobierno. Pero la líder de los demócratas en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, indicó que la separación de familias, "es un tema desgarrador, que puede ser resuelto en un instante por el presidente de EU".

Una coalición de 21 secretarios estatales de justicia demócratas, desde California hasta Massachusetts, pidió hoy al gobierno de Trump para pedirle que ponga fin a la política de separación de padres e hijos, sumándose así a los secretarios se suman a un coro de líderes religiosos y legisladores de ambos partidos que califican las separaciones de inhumanas.

Estadounidenses rechazan la medida

Diversos sondeos ya muestran el rechazo mayoritario de los ciudadanos estadounidenses a esta situación, en un cuadro que podría claramente tener efectos en las elecciones legislativas intermedias que se realizarán este noviembre.

Trump y la mayoría de los republicanos suelen dar por sentado que la mayoría de los estadounidenses apoyan sus posturas en cuanto a la inmigración. Si bien los demócratas argumentan que la mayoría del país favorece dar una vía a la ciudadanía para quienes fueron traídos ilegalmente al país cuando niños, conocidos como "dreamers", la base republicana se opone férreamente a ello. Ante este panorama, muchos analistas consideran que este momento es singular en la política de EU.

La reacción de México y otros países

El gobierno de México condenó la separación de familias migrantes en EU y consideró que es resultado de una política "cruel e inhumana". "No podemos ser indiferentes ante un hecho que claramente representa una violación a los derechos humanos y que pone en situación de vulnerabilidad a niños", señaló el canciller Luis Videgaray y detalló que hasta ahora sólo han identificado a 21 niños mexicanos separados de sus padres, cerca de un 1% del total.

Esta política "conlleva a una violación de los derechos humanos, así como a un aumento de las vulnerabilidad de menores", dijo el gobierno de El Salvador, mientras que el presidente hondureño Juan Orlando Hernández planteó que esta política viola el principio universal de los intereses de los niños.

La canciller de Guatemala, Sandra Jovel, informó que han recibido reportes de al menos 465 niños guatemaltecos que han sido separados de sus familias en la frontera sur de Estados Unidos.

¿Separar familias para obtener fondos para el muro?

El gobierno de Trump negó el martes que esté usando a los dos mil 33 niños inmigrantes, hasta ahora separados de sus familias, como "peones" para fines políticos como la financiación del muro. La secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, también negó que Trump haya decidido separar a las familias para atraer la atención del Congreso y ofrecer el fin de esa política a cambio de fondos para el muro con México.

Ahora que el control republicano de la Cámara Baja -y quizás el Senado también luce vulnerable, la polémica por la separación de familias migrantes podrían incidir decisivamente en las elecciones legislativas de noviembre y llegar a costarle a Trump la mayoría en el Congreso.

Celebridades piden frenar separación

"No puedo pensar en una cosa más antiestadounidense que poner a niños en bodegas", dijo Bono, cantante de la banda U2.

El ícono de la música country Willie Nelson invitó al presidente Trump a reunirse con él en uno de los centros de detención para migrantes para entender mejor lo que sucede.

El músico John Legend y su esposa, la modelo Chrissy Teigen, donaron un millón de dólares a la American Civil Liberties Union, que defiende a los inmigrantes en EU. La estrella de televisión Ellen DeGeneres tuiteó un enlace a grupos que luchan contra la separación de familias. Y la actriz Kate Walsh exhortó a los críticos a que llamen a sus senadores y exijan un cambio.

Grandes empresas de EU piden "alto inmediato"

Las grandes empresas estadounidenses exhortaron a Trump a poner fin "inmediatamente" a su política de separación de familias migrantes, a la que consideran "cruel".

Business Roundtable, que agrupa a multinacionales como Caterpillar, Boeing, Walmart, General Motors, IBM, Johnson&Johnson o General Electric, instó a la administración Trump "a poner fin inmediatamente a la política de separación de menores acompañados por sus padres".

"Pienso que lo que está ocurriendo es inhumano, tiene que acabarse. Siempre he creído que todo el mundo debería ser tratado con dignidad y respeto. Resulta desgarrador ver las imágenes y escuchar el sonido de esos menores. Los niños son las personas más vulnerables de cualquier sociedad", dijo el consejero delegado de la firma tecnológica Apple, Tim Cook, al diario "The Irish Times".

SA