Viernes, 17 de Mayo 2024
null
Deportes

Liga MX: A ponerse a trabajar por la seguridad

Ejecutivos de la Liga y fuerzas de seguridad se reúnen hoy en Guadalajara
 

El Informador

Con la intención de promover un entorno más seguro en los recintos de futbol de los 18 equipos que conforman a la Primera División, hoy en Guadalajara se llevará a cabo una reunión en la que estará presente Mikel Arriola, presidente ejecutivo de la Liga MX, así como también las corporaciones de seguridad pública de los 22 estados donde hay futbol profesional y los 33 equipos de seguridad de los estadios para debatir sobre las mejoras a los protocolos de seguridad. 

Dicho evento denominado “Reunión Futbol Seguro” tendrá sede en la Comisaría General de Seguridad Pública de Zapopan, una reunión que parece de carácter urgente porque en este Clausura 2024 las broncas no han dado tregua. 

Tan sólo en la jornada 1 se presentaron trifulcas en tres ciudades diferentes; el hecho más grave de lo que va de la campaña se dio en el Santos contra Monterrey de la Jornada 2, donde se reportó una persona fallecida y, al menos, seis heridos por un atropellamiento; mientras que, la más reciente se suscitó el pasado domingo entre el grupo de animación de Toluca y elementos de seguridad en el estadio Nemesio Díez. 

Esta próxima reunión será vital para  buscar una solución más efectiva que ayude a salvaguardar la seguridad de los aficionados.

ESTADIOS SEGUROS

Coordinación, la clave para la paz

De todos los estadios de futbol de la Primera División, no hay uno solo por el cual se podrían meter las manos al fuego asegurando que no ha reportado actos violentos. Sin embargo, existen algunos en los que se han disminuido los conatos de bronca por la presencia reforzada de autoridades y otros protocolos extras que se han implementado. 

El estadio Akron es uno de los recintos que registra pocas trifulcas en los últimos años. Por ello, Héctor Ortiz, Gerente de Seguridad de la casa de las Chivas resaltó las estrategias de seguridad que se implementan en dicho inmueble.

 “Tres días antes de cada partido llevamos a cabo una reunión para dar a conocer los pormenores del partido en cuestión, esto apegándonos al protocolo interinstitucional del ‘Estadio Seguro’ de la Liga donde calificamos el riesgo del partido y que todos los que participemos en el operativo estemos coordinados de manera efectiva para evitar cualquier eventualidad de riesgo”, comentó Ortiz. 

Señaló que si bien la implementación del Fan ID ha dado sus frutos para disminuir la violencia, aún hace falta mucho trabajo para que pueda cumplir su principal objetivo. Aunado a esta medida, el hecho de limitar el ingreso a grupos de animación visitantes también ayudó a que la violencia disminuyera significativamente y facilitara un ambiente más pacífico. 

ESTRATEGIAS FALLIDAS

Protocolos que poco han hecho

Desde el arranque de los años 90, la Federación Mexicana de Futbol (FMF) ha enfrentado el desafío constante de garantizar la seguridad en los estadios. Sin embargo, a lo largo de los años estos esfuerzos han sido marcados por protocolos aplicados con irregularidades y, en ocasiones, fracasos rotundos.

En los últimos tres años, las peleas han sido moneda corriente en varios estadios mexicanos, poniendo de manifiesto la persistente falta de control y prevención por parte de las autoridades pertinentes.

La violencia en los estadios mexicanos no es un problema nuevo, pero es un problema que requiere una acción inmediata y decidida. Solo a través de un compromiso conjunto entre la FMF, las autoridades locales, los clubes y los aficionados se podrá erradicar este flagelo y devolverle al futbol mexicano su carácter de celebración deportiva y convivencia pacífica y familiar. 

¿Qué ha fallado?

  • Falta de coordinación entre fuerzas de seguridad pública y privadas.
  • Poco personal de seguridad.
  • Ausencia de medidas de prevención.
  • Aplicación inconsistente de los protocolos existentes.
  • Falta de sanciones contundentes ante los hechos violentos.
  • Inoperancia e ineficacia en la revisión del Fan ID.

Estadio Jalisco

IMAGO7/E. Müllen

El coloso de la calzada Independencia no ha sido ajeno a hechos violentos entre aficionados.

En lo que va del Clausura 2024, los alrededores del estadio han sido escenario de al menos dos riñas significativas, la primera entre seguidores de Atlas y Monterrey y la segunda hace poco más de una semana cuando vino afición del Querétaro.

Estadio Azteca

IMAGO7/R. Vadillo

Durante la liguilla del Apertura 2023, el coloso de Santa Úrsula vio conflictos entre aficionados azulcremas y personas de León, San Luis y Tigres, sus tres rivales en el camino al título 14.

Partidos ante Pumas, Chivas y Cruz Azul en este escenario son considerados de alto riesgo.

Estadio BBVA

IMAGO7/J. Ovalle

El estadio de Rayados se ha convertido en foco de atención por la acumulación de hechos violentos.

En el último año futbolístico se han documentado al menos cinco grescas, la más grave de ellas ocurrida en los cuartos de final del Apertura 2023, cuando aficionados pelearon entre ellos y con agentes de seguridad.

La vergüenza en Querétaro

IMAGO7/S. Laureano

El enfrentamiento entre seguidores del Atlas y aficionados locales en Querétaro dejó una estela de caos y violencia en el estadio La Corregidora el 5 de marzo de 2022, quizá la bronca más sonada en la historia de nuestro balompié. A pesar de los esfuerzos por parte de las autoridades, la situación se salió de control, exponiendo la fragilidad de los protocolos de seguridad en aquel Clausura 2022 que marcó un precedente para los aficionados, se endurecieron los protocolos, aunque poco se han respetado.

Tragedia en el Jalisco

IMAGO7

La confrontación entre seguidores de Chivas y la Policía en el estadio Jalisco marcó un punto crítico en la relación entre aficionados y fuerzas del orden en aquel marzo de 2014 durante un Clásico Tapatío que terminó empatado. Lo que inicialmente era un enfrentamiento controlable, se convirtió en una batalla campal que evidenció la falta de estrategias efectivas para contener la violencia, que terminó con oficiales heridos, algunos detenidos y protocolos que nunca se respetaron.