Domingo, 19 de Septiembre 2021
null
Jalisco

Jalisco, sin dar respiro a cárceles durante pandemia

El Estado no ha podido cumplir el propósito de reducir la población penitenciaria, que incluso ha aumentado

El Informador

Mientras a nivel nacional ya se trabaja en un decreto presidencial para despresurizar las cárceles federales, la actual administración estatal no ha podido avanzar en el plan para reducir la población penitenciaria en Jalisco. Al cierre del año pasado, el número de presos se incrementó: cerró en 13 mil 315, frente a los 13 mil 212 del año previo.

Lo anterior, de acuerdo con el Censo Nacional de Sistemas Penitenciarios Estatales 2021 del Inegi.

Anuncian nuevo decreto carcelario

El Presidente Andrés Manuel López Obrador informó que trabajan en un decreto para liberar a presos de cárceles federales que tienen más de 10 años sin recibir sentencia por delitos federales no graves, así como los reos que fueron torturados, adultos mayores de 75 años, y mayores de 65 años con enfermedades crónicas. 

Durante el anuncio, la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, informó que como parte de esta política penitenciaria, se solicitará que toda la población que tenga más de 75 años, se le conceda la excarcelación para seguir en prisión domiciliaria.

 “Esto es muy importante porque ya incluso el Código Nacional de Procedimientos Penales lo establece con toda precisión, que los mayores de 70 años pudieran obtener el beneficio de la prisión domiciliaria”, puntualizó la funcionaria federal. 

En el caso de las personas mayores de 65 años, también podrán obtener el beneficio de prisión domiciliaria si están en condiciones de vulnerabilidad por enfermedad; por ejemplo, alguna enfermedad crónico-degenerativa. 

También se solicitará la liberación de presos que aleguen tortura y se compruebe a través del Protocolo de Estambul. “Son muy seguras las conclusiones que tiene este protocolo, son peritos muy expertos”. 

Destacó que no se puede permitir ningún acto de tortura y, menos, para la obtención de una confesión dentro del mismo penal. 

“En este sentido vamos a caminar para presentarle al señor Presidente el decreto de política carcelaria y de las solicitudes que, en su caso, el gobierno hará a los jueces de ejecución para el beneficio de la prisión domiciliaria”, añadió la secretaria de Gobernación. 

Por su parte, el Presidente aseguró que se seguirán procedimientos simplificados. 

“En el caso de enfermos se le va a pedir a la Secretaría de Salud que haga los diagnósticos correspondientes. El plazo de liberación no va a ser mayor al 15 de septiembre”. 

Mientras tanto, en Jalisco se ha incrementado el número de reclusos en los últimos dos años. De acuerdo con datos del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social de la Federación, al primer trimestre de este año se tenían 13 mil 506 personas privadas de la libertad en las cárceles, por arriba de los 13 mil 315 con los que cerró el año pasado. 

Esto ha provocado también sobrepoblación en algunos centros penitenciarios del Estado, pues la capacidad total de camas para albergarlos es de 13 mil 232. 

Se proyecta que en este año se ponga en marcha el plan piloto de entrega de brazaletes electrónicos para liberar a reos que no representan un riesgo para la sociedad.

Integrantes de la organización Haz Valer Mi Libertad se manifiestan por la ley de amnistía a personas injustamente presas. SUN

Jalisco, cuarto lugar en muertes por COVID-19 en las cárceles

Moisés Escamilla May, líder del grupo delictivo "Los Zetas", fue el primer recluso que falleció en el Estado tras contagiarse por COVID-19 en uno de los centros penitenciarios. A causa de este virus, Jalisco cerró el año pasado con 13 muertes de personas privadas de la libertad. 

La muerte de Escamilla May se registró el 8 de mayo de 2020 en el penal federal de Puente Grande. Las autoridades reportaron que no padecía otra enfermedad. 

Según el Censo Nacional de Sistemas Penitenciarios Estatales 2021 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), durante el año pasado perdieron la vida 199 personas recluidas en las cárceles del país. Jalisco se ubicó en cuarto lugar con más casos, sólo por debajo de los registrados en centros de la Ciudad de México (57), Puebla (22), y Oaxaca (18). 

En 2020, la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ) emitió un informe especial sobre la pandemia y personas privadas de la libertad en la Entidad, en el que se advertía sobre las condiciones en las que se encontraban algunos centros penitenciarios. 

Además, se reportó que en el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2019, de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), se señaló que la Comisaría de Prisión Preventiva presentaba deficiencias en sus condiciones materiales e higiene en instalaciones para alojar a las personas privadas de la libertad, así como carencias en el estado y limpieza de la cocina y comedores. 

En tanto que las instalaciones de la Comisaría de Sentenciados eran insuficientes para el funcionamiento del centro.

Esas dos cárceles, así como la Comisaría de Reinserción Femenil y el Centro Integral de Justicia Regional Chapala, presentaban sobrepoblación y hacinamiento al momento de la visita de la CNDH”.

En marzo pasado, dos de éstos estaban rebasados: la Comisaría de Prisión Preventiva, con una sobrepoblación de dos mil 253 presos (tiene capacidad para cuatro mil 515), y la Comisaría de Reinserción Femenil, con 35 presas por arriba del total de camas disponibles (444). 

El organismo local advirtió que la sobrepoblación debe ser un foco de alerta para las autoridades, “pues una de las principales características del Covid-19 es su facilidad de contagio”.

En el Estado se incrementaron de nuevo los casos por COVID-19, regresando a semáforo naranja (riesgo alto de contagio) de la Secretaría de Salud federal. 

El pasado 28 de julio, Jalisco registró 35 muertes y mil 582 nuevos contagios, concentrando 12 mil 892 fallecimientos a causa de este virus, desde el inicio de la pandemia.

TELÓN DE FONDO

Aumenta capacidad

Aunque la Secretaría de Seguridad de Jalisco reportó que entre 2009 y 2020 desarrolló algunas obras en las cárceles, en ninguno de los expedientes otorgados por Transparencia se informó sobre los proyectos de construcción o ampliación de dormitorios de los reclusorios Preventivo y de Sentenciados.

Pese a esto, la Dirección General de Prevención y Reinserción Social del Estado respondió sobre un aumento en la capacidad de ambos, ocurrido entre los años 2019 y 2020.

El primero pasó de dos mil 992 espacios a cuatro mil 515; el segundo, de dos mil 118 a cuatro mil 371.

En septiembre pasado, el titular del área, José Antonio Pérez Juárez, informó que la estadística sobre los espacios disponibles en cada cárcel estatal no había sido actualizada en administraciones pasadas, aunque sí se habían ampliado las áreas de los dormitorios. 

Con relación a las intervenciones de los centros ubicados en el complejo penitenciario de Puente Grande, la Secretaría de Seguridad del Estado informó que en lo que va de la actual administración, únicamente se ha construido un dormitorio en la Comisaría del Reclusorio Femenil, con capacidad para albergar a 56 internas. La obra costó 4.2 millones de pesos.

De manera general, entre 2006 y 2019, el Gobierno estatal destinó 648 millones de pesos para las obras de construcción, ampliación y remodelación de los centros penitenciarios ubicados en el complejo penitenciario de Puente Grande, según informó por Transparencia.

Por falta de recursos, no se ha puesto en marcha el plan para despresurizar las cárceles del Estado a través de la entrega de brazaletes electrónicos. EL INFORMADOR/Archivo

CLAVES

Incidentes violentos

Riñas. Durante el año pasado, en los 12 centros penitenciarios a cargo del Estado, se registraron 52 incidentes violentos, según el Censo Nacional de Sistemas Penitenciarios Estatales. De éstos, 25 correspondieron a riñas entre los reos. A nivel nacional, en general, se reportaron dos mil 118 incidentes, el mayor número de casos se presentó en las cárceles del Estado de México, con 490. 

Informe. En mayo pasado, la CEDHJ emitió el informe especial: Situación de los Derechos Humanos en Jalisco durante la Pandemia por COVID-19, en el que se reportó que ante los hechos violentos ocurridos en mayo de 2020 en la Comisaría de Sentenciados, donde murieron nueve personas, el organismo abrió 217 actas de investigación y 10 quejas respecto a probables violaciones a derechos humanos acontecidas en el sitio. 

Pandemia. La comisión añadió que, de acuerdo con la Dirección de Reinserción Social de Jalisco, las agresiones estarían vinculadas al estrés por la pandemia. “El hecho derivó en la recomendación 186/2020, en donde también se registró la probable anuencia para ingresar armas, o bien, se relajó la vigilancia y custodia, en el contexto de la emergencia sanitaria”.

Actividades. Las autoridades carcelarias informaron al organismo que para mitigar el estrés y la ansiedad entre la población penitenciaria, incrementaron las actividades lúdicas y recreativas que no implicaran riesgos para las personas recluidas.  

ENCUESTA 

El Instituto de Información Estadística y Geográfica (IIEG) reportó que de acuerdo con el análisis de los resultados del Censo Nacional de Sistemas Penitenciarios del Inegi, el año pasado Jalisco contaba con 12 centros penitenciarios, cinco de los cuales tienen alguna acreditación en sus instalaciones, y una capacidad instalada de 13 mil 292 camas útiles. 

Durante el año pasado ingresaron cuatro mil 056 personas a los centros penitenciarios estatales, mientras que en el mismo periodo se registró un total de tres mil 954 egresos. 

Al cierre del año pasado, la población reclusa fue de 13 mil 315 reos, 0.8% más que en 2019. “El año 2014 fue cuando se registró un máximo de 17 mil 542 personas en los centros penitenciarios”.

Del total de personas privadas de la libertad en cárceles de Jalisco durante el año pasado, casi seis de cada 10 reos tenían entre 25 y 39 años, siendo este el grupo de edad con más población recluida, según datos del organismo.

En promedio, cada custodio de las cárceles jaliscienses vigila a 11 presos. EL INFORMADOR/A. Camacho

Hay menos custodios

  • Al cierre del año pasado, las cárceles de Jalisco contaban con mil 237 personas de custodia y vigilancia, según el Censo Nacional de Sistemas Penitenciarios Estatales. Un número menor con respecto al año previo, en el que se tenían mil 399 trabajadores a cargo de la vigilancia de estos espacios, según el informe Hallazgos 2019 de la organización México Evalúa. 
  • Lo anterior, en medio de un incremento de presos en el Estado. Mientras en 2019 se cerró con 13 mil 212, el año pasado concluyó con 13 mil 315; es decir, cada custodio vigila a cerca de 11 presos, por arriba de la media nacional que es de ocho personas privadas de la libertad vigiladas por un miembro del personal de custodia. 
  • En el informe de México Evalúa se puntualiza que con ese promedio nacional se atiende a lo recomendado por la Comisión Nacional de Derechos Humanos en relación a que debe existir un número máximo de 20 internos por cada custodio.
  • Pese a esto, se aclara que de la información recabada para el estudio, no se pudo advertir cuál era la forma de trabajo de los custodios, con relación a horarios laborales, días de descanso, ni cuántos custodios laboran por turnos. 

Sigue #Debateinformador

¿Qué opina sobre la política carcelaria anunciada por el Gobierno federal?

Participa en Twitter en el debate del día @informador

¿Quieres saber más?

Si te interesó esta noticia y quieres saber más, entonces descarga y descubre INFORMAPlus, la aplicación digital de EL INFORMADOR, en donde tenemos contenidos exclusivos, seleccionados por nuestros editores, para darles una experiencia más completa a los lectores.

Descarga la aplicación y pruébala GRATIS por treinta días.

Para iOS: https://apple.co/35jaVgb
Para Android: https://bit.ly/3gwVSEV