Miércoles, 23 de Septiembre 2020
Internacional | El presidente de Asamblea Nacional de Venezuela también se traslada a la isla

Viaja a Cuba hermano mayor de Hugo Chávez

Otros familiares del presidente venezolano se encuentran en la isla desde hace varios días

Por: NTX

Una mujer toma hoy un periódico con información sobre el presidente de Venezuela, Hugo Chávez. EFE  /

Una mujer toma hoy un periódico con información sobre el presidente de Venezuela, Hugo Chávez. EFE /

CARACAS, VENEZUELA (02/ENE/2013).- Adán Chávez, hermano mayor del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, llegó este miércoles a Cuba, y el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, viajó por la tarde a La Habana, informaron hoy fuentes periodísticas y redes sociales.
 
El ministro venezolano de Ciencia y Tecnología, Jorge Arreaza, yerno del mandatario, apuntó en su cuenta de la red social Twitter, que Adán Chávez, gobernador del estado Barinas , ya se encuentra en la capital cubana.
 
"Estamos reunidos con él, el Vicepresidente (Nicolás) Maduro y la Procuradora (General) Cilia Flores", indicó Arreaza en un mensaje a través de la red social.
 
Por su parte, el diario venezolano Últimas Noticias informó este miércoles en su página de internet que el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, viajó en horas de la tarde a Cuba.
 
Destacó que se desconoce la agenda que lleva a La Habana. Otros familiares del presidente venezolano también se encuentran en la isla desde hace varios días.
 
Cabello convocó para el próximo sábado las votaciones para la elección de la nueva Junta Directiva del órgano legislativo.
 
En su cuenta de Twitter, Arreaza, subrayó en otro mensaje que el presidente Chávez "sigue batallando duro y le envía todo su amor a nuestro pueblo. Constancia y paciencia!!!".
 
Observó en sus mensajes que la condición clínica del gobernante continúa siendo estable, dentro de un cuadro delicado de salud.
 
El martes, el vicepresidente Maduro informó en una entrevista concedida al canal de televisión TeleSur que visitó dos veces al mandatario, que al conversar con él sintió que tiene "una fuerza gigantesca" y que está consciente de su estado complejo de salud.
 
El pasado 11 de diciembre, el presidente de Venezuela se sometió a la cuarta intervención quirúrgica de un cáncer pélvico que se le detectó hace 18 meses.

ANÁLISIS

La Constitución bolivariana y el chavismo


Orestes E. DÍaz Rodríguez (Maestro UDG)

Aunque la Carta Magna de 1999 es hija del proceso político comandado por Hugo Chávez, es a su vez partera de importantes desafíos al incorporar figuras jurídicas, que más temprano que tarde, colisionaron con los propósitos de sus promotores.

En 2004 el chavismo afrontó un referéndum revocatorio que la oposición propulsó amparada en el nuevo ordenamiento, que reconoce esa figura silenciada por el grueso de las constituciones del Continente.

En 2007 el oficialismo perdió un referéndum cuyo propósito era alterar la incómoda clausula original que impedía la reelección ilimitada del mandatario. Hasta 2009 no consiguió su meta siguiendo una ruta más sinuosa.

Dos obstáculos constitucionales complican en la actualidad la sucesión chavista. El mandatario electo no puede traspasar el poder directamente a su vicepresidente, debido a que se trata de un funcionario designado. La sucesión, forzada por inhabilitación del mandatario electo, exige una convocatoria de elecciones generales.

El segundo inconveniente tiene que ver con la toma de posesión del presidente electo. Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional, ha asegurado que el trámite puede aplazarse, pero la Constitución fija una fecha estricta, el 10 de enero, ante la Asamblea Nacional o el Tribunal Supremo.

Tradicionalmente, las constituciones suelen brindar dos opciones por si  razones extraordinarias impiden que la institución o el escenario primigenio auspicien la ceremonia. Pero de ninguna manera la posibilidad de realizar el trámite ante el Tribunal Supremo indica una aflexibilidad o indefinición constitucional con respecto al plazo.

No es difícil comprender que la idea del constituyente al prever dos escenarios no es facilitar la toma de posesión de un mandatario enfermo o inhabilitado, lo cual sería un contrasentido, porque la suprema función ejecutiva debe recaer naturalmente en persona sana.

Debido al control institucional del chavismo la interpretación que se impondrá, de resultar necesaria, será la propia. La inhabilitación de facto del mandatario no lo es aún de jure. Se abre una etapa que responde plenamente a la lógica de la fuerza política que domina la dinámica del poder, en esos casos, la lectura de los términos constitucionales apenas disimula la distancia que realmente toma del espíritu de la Carta Magna.

Temas

Lee También