Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 19 de Octubre 2019
Internacional | Cuando la máquina le atrapó el brazo, fue él mismo quien consiguió parar la máquina para evitar que le cortara más partes del cuerpo

Un boliviano pierde un brazo en un trabajo ilegal y su jefe lo tira a la basura

Un empresario tiró a la basura el brazo seccionado de uno de sus empleados

Por: EFE

VALENCIA, ESPAÑA.- Un empresario tiró a la basura el brazo seccionado de uno de sus empleados, Franns Melgar Vargas, un inmigrante boliviano en situación irregular, que acababa de sufrir la amputación en un accidente laboral, según la denuncia del sindicato Comisiones Obreras.

El accidente ocurrió el pasado 28 de mayo cuando el empleado, de 33 años, trabajaba de madrugada en una panificadora industrial, situada en la localidad de Real de Gandia, en la provincia española de Valencia.

Franns Melgar Vargas dijo que trabajaba doce horas al día por las que cobraba 700 euros mensuales (unos 982 dólares) y confirmó que su jefe le "abandonó" a 200 metros del hospital.

El sindicato español Comisiones Obreras (CCOO) se personará judicialmente contra los propietarios de la panadería industrial que no socorrieron al ciudadano boliviano.

Según las mismas fuentes, tras el accidente, el empresario responsable de la panificadora trasladó al herido a un hospital "pero a 200 metros del centro de salud le abandonó a su suerte".

Poco después, el empresario "regresó a la fábrica, limpió la sangre y tiró el brazo a un contenedor de basura", según la versión del sindicato español.
Hoy el trabajador boliviano confirmó a Efe que su jefe le dejó a "200 metros del hospital" y le pidió que "no dijera nada".

Franns Melgar Vargas relató que, cuando la máquina le pilló el brazo, fue él mismo quien consiguió "parar la máquina" para evitar que le cogiera más parte del cuerpo.

Según afirmó, su jefe le comentó que cuando le preguntaran en urgencias del hospital qué le había pasado, debía decir que "había sido un accidente y nada más".

Su cuñado, Mario Azogue, dijo que los médicos "no pudieron hacer nada" por conseguir que Franns no perdiera la extremidad, ya que el brazo fue encontrado tiempo después dentro de un contenedor, "en un par de bolsas de plástico" que contenían también restos de pan.

La hermana del accidentado, Silvia Melgar, mostró su gratitud a los servicios médicos y dijo que "espera que todo salga bien".

Al mismo tiempo, pidió ayuda "a personas y sindicatos" para que este caso no se quede "así" y lo sucedido a su hermano pueda "tener consecuencias".

Por su parte, los responsables de la empresa en la que trabajaba Franns reconocieron que el joven no tenía contrato, pero sostuvieron que sí le prestaron la ayuda necesaria cuando sufrió el accidente.

Temas

Lee También

Comentarios