Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 24 de Febrero 2018
Internacional | Los demócratas Hillary Clinton y Obama tendrán una postura más positiva para la región.

Triunfo de Obama o Clinton impactará en TLC de América del Norte

Los compromisos adquiridos por el senador negro con los principales sindicatos de Estados Unidos condicionarán la forma en que se conduzca en esta materia

Por: EL INFORMADOR

MÉXICO.- Los aspirantes demócratas a la Presidencia de Estados Unidos buscarán desde la Casa Blanca ajustar el TLC de América del Norte en favor de sus ciudadanos más perjudicados y en el caso de Barak Obama su política será en extremo proteccionista, opinaron en México varios expertos.
"Obama tiene una posición astuta en torno a la política comercial. Por un lado reconoce la globalización y por otro expresa su oposición al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN)", dijo Armand Peschard-Sverdrup, del Centro de Estudios Estratégicos Internacionales, con sede en Washington.
Los compromisos adquiridos por el senador negro con los principales sindicatos de Estados Unidos condicionarán la forma en que se conduzca en esta materia en caso de llegar a ser presidente y lo llevarán a descuidar la relación comercial con México y América Latina, consideró José Luis Valdés, director del Centro de Estudios para América del Norte de la Universidad Autónoma de México (UNAM).
Al participar el martes en una mesa de debate sobre las elecciones en Estados Unidos y su impacto en la relación con México, Valdés opinó que el candidato de mayor utilidad para México será el que reconozca que los problemas de seguridad son compartidos.
Los demócratas Hillary Clinton y Obama tendrán una postura más positiva para la región, toda vez que la propuesta del republicano John McCain de mantener la presencia militar en Irak "es insostenible", sostuvo Peschard-Sverdrup. El gobierno de Estados Unidos, según el académico estadounidense, gasta entre 10.000 y 14.000 millones de dólares mensuales en Irak, y en una semana se deja en esa nación el equivalente a la inversión anual en programas de cooperación con América Latina.
"La división y la distancia entre México y Estados Unidos ha sido un mal negocio", dijo por su parte Leonardo Curzio, periodista mexicano y analista en temas de política exterior.
En opinión de Curzio, la elección de un nuevo presidente en Estados Unidos es una buena oportunidad para que Washington vuelva a girar hacia México.
Peschard-Sverdrup respaldó esta idea y pidió no perder de vista que aunque la elección presidencial "es muy sexy", también habrá nuevos legisladores y muchos antimexicanos que hoy ocupan un lugar en el Congreso están por jubilarse, lo que facilitará las cosas al nuevo inquilino de la Casa Blanca.
Sin embargo, expresó su preocupación de que "esta nueva oportunidad no sea capitalizada" y la política exterior estadounidense hacia América Latina se dirija sólo por una visión "geoestratégica hacia la amenaza que representa Hugo Chávez y a la transición cubana".

AFP 18:15 26/02/08 CCMS

Temas

Lee También

Comentarios