Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 23 de Noviembre 2017
Internacional | Los residentes de Khost corrieron a refugiarse de las explosiones y tiroteos

Resultan 20 muertos en Afganistán por ataques suicidas y tiroteos

El ataque comenzó alrededor de las 10 de la mañana, cuando un atacante suicida enfundado en una túnica atacó la sede del gobernador en Khost

KABÚL, AFGANISTÁN.- Once dinamiteros suicidas atacaron el martes edificios del gobierno en el este de Afganistán y provocaron tiroteos que dejaron por lo menos 20 muertos y tres soldados estadounidenses heridos, dijeron las autoridades. Los soldados norteamericanos y afganos liberaron a 20 rehenes que habían tomado los insurgentes.

El ataque comenzó alrededor de las 10 de la mañana, cuando un atacante suicida enfundado en una túnica atacó la sede del gobernador en Khost, una ciudad oriental sobre la frontera con Pakistán donde opera una importante base estadounidense.

A esa explosión sucedió poco después la explosión de un automovilista suicida, dijo Wazir Pacha, vocero del jefe de policía provincial.

Fuerzas estadounidenses que asistían a una reunión en las cercanías respondieron los ataques y mataron a un número no precisado de milicianos, dijo la teniente comandante Christine Sidenstricker, una portavoz militar estadounidense.

Los residentes de Khost corrieron a refugiarse de las explosiones y tiroteos que siguieron hasta las 5 de la tarde. Por lo menos murieron 11 insurgentes y otras nueve personas, incluyendo policías y civiles, dijo el ministerio de la defensa.

Un vocero talibano, Zabiullah Mujahid, dijo que 30 dinamiteros suicidas atacaron los edificios del gobierno.

En los últimos meses los milicianos han llevado a cabo ataques múltiples y analistas militares dicen que la creciente complejidad de los ataques en Afganistán es resultado del entrenamiento de milicianos paquistaníes y combatientes de al-Qaida.

El ataque de Khost se produce en momentos en que el presidente estadounidense Barack Obama busca imprimir su sello en la guerra designando un ex general como embajador y reemplazando al comandante militar supremo en Afganistán. Karl Eikenberry presentó sus credenciales al presidente Hamid Karzai el martes.

El ataque comenzó con varios ataques suicidas en el complejo del gobernador de Khost, que provocó la reacción de soldados estadounidenses que estaban cerca, dijo el vocero militar Brian Naranjo.

Poco después seis suicidas intentaron atacar la sede central de la policía en las cercanías pero fueron rechazados por fuerzas se seguridad y entraron en el edificio de la municipalidad vecino, dijo Pacha.

Tres atacantes detonaron sus explosivos, dijo el ministerio del interior, mientras otros milicianos tomaban empleados municipales como rehenes.

El doctor Amir Shah Mangal había dicho inicialmente que cuatro efectivos de seguridad y dos civiles murieron en el ataque y que otros 16 entre ellos 14 civiles resultaron heridos. Agregó que había muchos otros cadáveres cerca del edificio municipal pero que el personal médico no se les podía acercar debido a la lucha.

En los últimos meses los milicianos han intensificado sus ataques múltiples. Analistas militares han dicho que la creciente complejidad de los ataques en Afganistán es resultado del entrenamiento por parte de milicianos paquistaníes y combatientes de al-Qaida.

El ataque se produjo un día después que el Pentágono destituyó al comandante supremo estadounidense en Afganistán, el general David McKiernan.

Temas

Lee También

Comentarios