Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 16 de Octubre 2019
Internacional | La unidad de los pueblos de América, en el caso de Cuba, está en discusión

Piden por Cuba en OEA, pero difieren en el cómo

Mañana delibera la Asamblea de la OEA y hay cinco caminos para el objetivo de levantar la sanción a La Habana

Por: EL INFORMADOR

HONDURAS.La XXXIX Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), que comienza mañana en San Pedro Sula, Honduras, abordará el tema de Cuba, pero a pocas horas del inicio del gran debate, el bloque regional no sabe cómo tratar el tema. 

Hasta ahora son cinco las asociaciones que sostienen posiciones diferentes, entre los que se encuentra México, alineado con países de Sudamérica que forman la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi). 

El problema para que se materialice el pregonado retorno de La Habana a la OEA, tras su expulsión en 1962, en la cumbre de cancilleres de Punta del Este, Uruguay, porque adhiere al régimen marxista-leninista, ajeno, según se consideró en ese entonces, al espíritu democrático del Sistema Interamericano de Naciones, pasa por la posición de Estados Unidos que, junto a Canadá, integra un grupo minoritario.

La Administración de Barack Obama, como lo anunciara la secretaria de Estado, Hillary Clinton, ha puesto objeciones a que se aborde el reingreso de la isla antillana, porque La Habana no da señales que está dispuesta a democratizar su régimen.

Es más, Cuba sostiene que no le interesa volver a un organismo al que considera “un cascarón vacío” y “desprestigiado”.
Tras la Cumbre de las Américas, el 17 de abril en Trinidad y Tobago, países latinoamericanos hicieron llegar su clamor a Obama para que levante el bloqueo económico. En realidad, fue el punto culminante de una estrategia que inició el 10 de mayo, en Chile, en ocasión de la Cumbre de la Unión Suramericana de Naciones (Unasur), y que hoy naufraga. (EL INFORMADOR)

El rompecabezas

Sudamérica más México
El proyecto de resolución que promueve el grupo de la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi) más México es considerado como la propuesta “mediadora”, pues trata de conciliar las posturas entre aquellos que piden un levantamiento de la suspensión de Cuba en la Organización de Estados Americanos (OEA), sin condiciones, y los que abogan por un proceso que tenga en cuenta los valores y principios con los que se rige el organismo hemisférico.

En este bloque no existe consenso unánime puesto que Cuba es miembro pleno del mismo, pero no se ha pronunciado. También integra la Aladi, Venezuela, que, sin embargo, se ha desmarcado de la propuesta sudamericana-mexicana y apoya la de Nicaragua, país socio en la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA).
Dentro la Aladi quienes lideran el proyecto de consenso son Argentina, Brasil, Colombia y Perú.
La propuesta ha logrado, hasta el momento, la adhesión de 12 países.

Estados Unidos
Washington aporta 60% de los fondos con los que se sostiene la Organización de Estados Americanos, pero a la hora de presentar su propuesta sólo adhiere Canadá.
Washington impulsa un proyecto en el que apoya la posibilidad de un levantamiento de la suspensión, pero insiste en la necesidad de que se efectúe mediante un proceso “deliberado y bien considerado”, y lo condiciona a que Cuba acate los valores y principios consagrados en la Carta Democrática (CD) de la OEA, la Carta Democrática Interamericana (CDI) y otros instrumentos.

Estados Unidos, y Canadá, no se niega, en realidad, a suspender la sanción, pero sí insiste en que sólo se produzca si Cuba acepta los valores democráticos. Es decir, “el respeto pleno de los derechos humanos y libertades fundamentales”.

Costa Rica y parte del SICA
El Sistema de Integración de Centro América (SICA) llega dividido a la votación.
El Salvador, líder de la iniciativa, Guatemala, Belice y Costa Rica no apoyaron la idea de Nicaragua (enrolada en el Alba) ni la del país anfitrión, Honduras, otros dos socios del bloque subregional.

Este grupo de países presentó ante la OEA un proyecto de resolución sobre procedimientos, dirigido específicamente al Comité Jurídico Interamericano. Es la postura más técnica de las cinco que se conocen.

Abogan por una resolución previa del referido comité para que interprete, desde el punto de vista del Derecho Internacional Público, cuál sería la repercusión legal de una eventual readmisión de Cuba, y sobre todo, cómo se homologaría en el futuro la legislación de los estados miembros en un nuevo orden, con la presencia de un país comunista.

(de Honduras)
Honduras
La propuesta del país anfitrión es que las futuras relaciones entre Cuba y la OEA sigan dependiendo de “la voluntad manifiesta” de La Habana.
Pide el levantamiento de la sanciones, pero no exactamente la readmisión. Exhorta a que se derogue la resolución que suspendió en 1962 a Cuba de su participación en la OEA.
Uruguay, que pertenece al Mercosur y a la Aladi, se desmarca de sus marcos de referencia, y adhiere a la posición de Honduras.

Nicaragua y Alba
Este grupo de países no sólo aboga por la derogación de la resolución 662 del año 1962 y la inmediata readmisión de Cuba, sino además plantea la necesidad de un mea culpa de la OEA por la “ignominiosa y anacrónica” expulsión, de acuerdo con el texto que redactó el embajador nicaragüense, Denis Moncada.
Además del país centroamericano, adhieren a la moción de Managua, los sudamericanos Bolivia, Ecuador y Venezuela.
De acuerdo con el razonamiento del Alba, una vez que se derogue la resolución y se pida perdón a La Habana por “47 años de injusticia”, será el Gobierno cubano que decida, soberanamente, si regresa o no a OEA. (EL INFORMADOR)



   

Temas

Lee También

Comentarios