Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 16 de Julio 2019
Internacional | Afirma que los otros programas tendrán que sufrir un ajuste

Mariano Rajoy promete dejar intactas las pensiones

El favorito para ganar el Gobierno español el próximo domingo afirma que los otros programas tendrán que sufrir un ajuste

Por: EFE

MADRID, ESPAÑA (18/NOV/2011).- El candidato del conservador Partido Popular (PP) a la Presidencia del Gobierno de España, Mariano Rajoy, afirma que si gana las elecciones el próximo domingo su prioridad serán las pensiones, pero que “habrá que recortar” en todo lo demás.

En una extensa entrevista publicada por el diario El País, de España, Rajoy explica su proyecto político en el caso de ganar el 20 de noviembre las elecciones generales, y fija como prioridades “la actividad económica, el empleo, mejorar la política exterior y estar en el euro con los primeros”.

“Mi prioridad es mantener el poder adquisitivo de las pensiones. A partir de ahí, hay muchísimas partidas. En el programa electoral planteamos una revisión de todas las partidas presupuestarias”.

El candidato conservador añade: “Habrá que recortar en todas. A lo mejor habrá que hacer menos obras públicas, suprimir muchos organismos autónomos, habrá que hacer muchas cosas y habrá que recortar de donde se pueda”.

Las encuestas electorales dan al PP de Rajoy –el principal partido de la oposición en España– como vencedor en los comicios del domingo, incluso con mayoría absoluta, frente al candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Tras recordar que la educación y la sanidad son competencias de las comunidades autónomas españolas, afirma que si gana las elecciones su Gobierno no tocará las prestaciones por desempleo porque son “un derecho que tiene la gente que ha cotizado”.

“Lo importante es que en los próximos años hagamos un esfuerzo contra el fraude fiscal, contra la economía sumergida y contra el fraude en la percepción de prestaciones de desempleo”.

Rajoy se muestra decidido a “hacer las reformas laborales pendientes, la más urgente la laboral, antes del verano”, así como a concluir la reestructuración del sistema financiero.

Además, el líder de la oposición reafirma su voluntad de cumplir con los ajustes que impone la UE y garantiza que España recortará su déficit al 4.4% en 2012, como manda Bruselas.

Para Rajoy, la UE “a dos velocidades” es un “disparate, un atraso que no nos podemos permitir (…) Estoy radicalmente en contra. Sería malo para todos. Yo quiero el euro”.

Acerca de su visión sobre el exterior, afirma que le importa mucho el Magreb, la UE e Iberoamérica.

Por último, apunta que no derogará la Ley del Aborto, pero que cree que habría que cambiar “dos o tres cosas”, en referencia a que una menor pueda abortar sin el consentimiento y conocimiento de sus padres.

Exigen más acción al BCE
Otra vez, el acoso de la deuda


MADRID.- A tres días de las elecciones generales, en las que se prevé una mayoría absoluta del opositor Partido Popular, España sufrió de nuevo el acoso de los mercados sobre su deuda, lo que llevó a que la prima de riesgo alcanzara máximos históricos.

Desde la apertura del mercado de deuda, la prima de riesgo española –que mide el diferencial entre el bono nacional a diez años y el alemán del mismo plazo– se situaba en un nivel récord desde la creación del euro, hasta casi tocar los 500 puntos básicos.

Pero comenzó a relajarse gracias a la compra por parte del Banco Central Europeo (BCE) de bonos españoles e italianos hasta cerrar a 460 puntos básicos.

Aunque el bono hispano no era ni el único ni el más acosado por los especuladores, el hecho de rozar los 500 puntos básicos, que obligó al Tesoro a pagar un tipo de interés del 7,088 % para colocar 3.562 millones de euros en bonos a diez años, situó a España al borde de la cota en la que se consideró necesario el rescate de Grecia, Irlanda y Portugal.

El presidente del Gobierno, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, que se ha visto desbordado por la actual crisis económica y financiera y cuyo partido afronta una derrota histórica el 20 de noviembre, exigió en un acto electoral a la Unión Europea y al Banco Central Europeo una solución “inmediata” porque, a su juicio, “Europa es la respuesta para volver a la estabilidad”.

Zapatero recordó que el problema del sistema financiero no se arregla cambiando los gobiernos –lo que ya ha ocurrido en Grecia e Italia y va a ocurrir previsiblemente en España tras los comicios– “sino que tiene que haber un Gobierno europeo que tome decisiones para todos”.

“Hace falta un banco central europeo que lo sea en efecto y defienda la moneda común y los países de la moneda común”.

El líder socialista –que no se presenta a la reelección, desgastado por la crisis y por el peso de casi cinco millones de desempleados (más de 21% de la población activa)–opinó que Alemania y Francia deben ser conscientes de que si el conjunto de la Zona Euro sigue con esa tensión terminará afectando a todos.

La vicepresidenta económica española, Elena Salgado, salió al paso de los temores de rescate asegurando que España no lo necesita y que la sostenibilidad de la deuda española está “fuera de toda duda”.

La ministra señaló que el nerviosismo de los mercados está en el origen de las dudas suscitadas sobre España.

Tampoco el candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, cree que España esté en riesgo de ser rescatada, e instó al BCE a que actúe de manera inmediata para “parar esta incertidumbre”.

Rubalcaba insistió en que la solución a los problemas con la deuda soberana que están atravesando en los últimos días una docena de países europeos está en que el BCE “actúe y actúe con claridad y con rotundidad”.

A su juicio, el BCE tiene que comportarse respecto a la deuda de los países de la Zona Euro como la Reserva Federal con la deuda de Estados Unidos o el Banco de Inglaterra en relación con la británica.

Por su parte, el presidente del conservador Partido Popular y probable próximo jefe de Gobierno, Mariano Rajoy, no hizo referencia concreta al acoso sobre la deuda española, y se limitó a expresar su convicción de que España tiene posibilidades de salir de la crisis con el cambio de Gobierno.



Temas

Lee También

Comentarios