Sábado, 08 de Agosto 2020
Internacional | Los comicios catalanes tendrán lugar poco antes de las españolas

Cataluña tendrá elecciones anticipadas

Los comicios catalanes tendrán lugar poco antes de las elecciones legislativas españolas

Por: AFP

De ganar el equipo independentista las elecciones, el gobierno de Mariano Rajoy estaría en aprietos. AFP / J. Lago

De ganar el equipo independentista las elecciones, el gobierno de Mariano Rajoy estaría en aprietos. AFP / J. Lago

BARCELONA, ESPAÑA (14/ENE/2015).- Dos meses después de la simbólica votación independentista del 9 de noviembre, el presidente catalán, Artur Mas, anunció este miércoles la convocatoria de elecciones regionales anticipadas en septiembre que podrían suponer el primer paso hacia la secesión de España.

Sin posibilidad de organizar un referéndum de autodeterminación por la firme oposición del gobierno español, Mas negoció en las últimas semanas con el principal partido de la oposición, Esquerra Republicana de Catalunya (izquierda independentista), un anticipo electoral que sustituyera el plebiscito.

"Hemos acordado que estas elecciones se celebren justo después del verano (...) Concretamente serán el 27 de septiembre", anunció el presidente regional tras una larga reunión con el líder de ERC, Oriol Junqueras.

Inicialmente programados para finales de 2016, los comicios catalanes tendrán lugar poco antes de las elecciones legislativas españolas, previstas en noviembre, lo que podría poner en aprietos al actual gobierno conservador español de Mariano Rajoy.

Amenazado por la fuerte irrupción del nuevo partido antiliberal Podemos, el horizonte de una posible secesión de esta región de 7.5 millones de habitantes y una quinta parte de la riqueza española abriría un nuevo y complicado frente para el Partido Popular de Rajoy.

"Convocar ahora elecciones en Cataluña no me parece lo mejor ni lo más positivo", había dicho el miércoles por la mañana el jefe de gobierno español desde Atenas, donde recordó que serán los terceros comicios regionales desde finales de 2010.

"Los países necesitan un cierto tiempo sin convocatorias electorales y dedicarse a lo que es verdaderamente prioritario" que es "luchar contra la crisis económica", añadió Rajoy, enfrentado con Mas desde 2012 por sus planes secesionistas.

"Pacto hacia la victoria"
               
Este desencuentro llegó a su nivel máximo el pasado 9 de noviembre cuando el líder nacionalista organizó una simbólica votación sobre la independencia a pesar de la suspensión judicial impuesta por el gobierno español.

Más de 2.3 millones de personas participaron en ese sufragio sin valor jurídico, un 80 por ciento de las cuales votando a favor de la independencia en una jornada definida como histórica por el nacionalismo catalán.

Desde entonces, la situación estaba encallada por las discrepancias entre Artur Mas, de la coalición nacionalista conservadora Convergencia i Unió, y Oriol Junqueras sobre la fecha y el formato de las elecciones.

"Se ha rehecho el pacto de unidad (...) para llevar este proceso político de transición nacional hasta la victoria", anunció este miércoles Mas.

Finalmente, los dos partidos no se presentarán bajo una misma lista, como reclamaba el presidente catalán, pero pactarán "una hoja de ruta compartida" sobre cómo ejecutar la secesión de España en caso de victoria independentista.

A cambio, la cita se retrasará hasta septiembre en vez de marzo como pretendían los republicanos para evitar que las elecciones municipales españolas de mayo, donde se prevé una fuerte irrupción de Podemos, desviaran el debate sobre la independencia.

"Si no había acuerdo, no había elecciones", reconoció Junqueras tras la reunión, llamando a los ciudadanos a no desperdiciar "la oportunidad de votar en unas elecciones definitivas para construir la independencia de nuestro país".

En diciembre, Mas había indicado en diciembre que si se formaba un pacto amplio, éste tendría un mandato de 18 meses para intentar lanzar un proyecto independentista.
                                  
La amenaza de Podemos
                  
Segunda fuerza en la región, los sondeos muestran a ERC en posición de disputar la primera posición a CiU, desgastada por numerosos escándalos de corrupción y las políticas de recortes presupuestarios de su gobierno.

Sin embargo, las encuestas apuntan también a un cierto desgaste del movimiento independentista que había ganado muchísimos adeptos en los últimos años por los conflictos políticos con Madrid y la crisis económica.

En el último sondeo de diciembre del instituto demoscópico público CEO, los partidarios del "no" superaban por primera vez desde 2011 a los del "sí" por un estrecho 45.3 por ciento sobre 44.5 por cienot.

También reflejaba la irrupción como tercera fuerza regional de Podemos que, pese a estar abierto a permitir un referéndum, puede acabar siendo el principal adversario del independentismo.

"La existencia de Podemos, que propone cambiar profundamente las cosas pero sin plantear la secesión, puede convencer a muchos indecisos y gente que antes de la independencia prefiere explorar si se pueden mover las cosas en España", dijo el director del CEO, Jordi Argelaguet.

Temas

Lee También