Jueves, 06 de Agosto 2020
null
México

Impera caos en padrón de programa de “ninis”

Opacidad, empresas no localizadas, ausentismo, amenazas y hasta falta de pago a becarios destacan en Jóvenes Construyendo el Futuro
 

El Informador

Tras una revisión al padrón de los centros de trabajo en Jalisco del programa Jóvenes Construyendo el Futuro, se encontró un caos.

Se oculta el domicilio de las empresas o tutores que capacitan a los becarios; hay registros que se repiten, como “Paletería La Michoacana” y “Paleteria (sin acento) La Michoacana”; y otros sólo contienen el Registro Federal de Contribuyentes o no se completa el nombre, como “Ayuntamiento”, sin especificar a cuál se refiere.

En la Entidad están documentados cuatro mil 261 centros de trabajo, que capacitan a 18 mil 578 jóvenes (reciben tres mil 600 pesos mensuales provenientes del Gobierno federal). De esos espacios, destacan mil 112 personas físicas, pero la información que proporcionan impide saber las actividades que realizan o que verdaderamente existan. Por ejemplo, se registraron sólo como “Jesús” o “José”, también como “Martín Gutiérrez XXXXXX”.

Para aclarar estos datos, se pidió entrevista con Merilyn Gómez Pozos, coordinadora del programa en el Estado, pero no se obtuvo respuesta.

Las anomalías detectadas por esta casa editorial coinciden con otra investigación de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, que ayer reveló que se mantiene la opacidad al tener un padrón con “información improbable, incompleta y no verificable”.

María Amparo Casar, presidenta ejecutiva de la organización, detalló que se halló que todos los días se inscribió la misma proporción de hombres y mujeres, y la escolaridad de los becarios también se mantuvo constante.

Otras fallas fueron personas físicas, incluso diputados federales (como “María Teresa López Pérez”), que se inscribieron como centros de trabajo.

“La información no se puede verificar, no hay datos o una dirección. No tenemos los elementos para decir que está fracasando, pero es un programa que se mantiene en la opacidad… y para que no fracase es necesario tener los datos, evaluarlo, corregirlo”.

Casar remató que en la investigación se revisaron cinco mil 439 centros de trabajo de la Ciudad de México, de los cuales no se pudo obtener información en dos mil 881.

Entre las anomalías se encuentran la falta de pago, despido de empleados para sustituirlos con becarios, ausentismo, vínculo familiar de los beneficiarios con el espacio de trabajo y amenazas.

En Jalisco están documentados cuatro mil 261 centros de trabajo y 18 mil 578 aprendices, pero en muchos casos la información que proporcionan impide saber sus actividades e incluso confirmar su existencia. EL INFORMADOR/Archivo

Fundamento

  • Jóvenes Construyendo el Futuro es un programa que busca que miles de jóvenes, entre los 18 a 29 años de edad, puedan capacitarse en el trabajo.
  • El Gobierno de México les otorga una beca mensual de tres mil 600 pesos para que se capaciten durante un año.
  • Es la oportunidad para que empresas, instituciones públicas y organizaciones sociales los capaciten para que desarrollen habilidades, aprovechen su talento y comiencen su experiencia laboral.

Prestación

El programa incluye seguro médico, que cubre las prestaciones en especie que otorgan los seguros en las ramas de enfermedades, maternidad y riesgos de trabajo para los becarios durante el periodo de capacitación, a través del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Lo anterior, de conformidad con el decreto por el que se incorporan al régimen obligatorio del IMSS.

Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad detecta fallas en el programa 

La sombra del fraude se cierne sobre Jóvenes Construyendo el Futuro, uno de los programas estrella del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), revela un estudio publicado que destapa varias irregularidades.

La organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) presentó ayer un informe en el que reporta incongruencias económicas y en los registros de los becados, tanto de los centros de trabajo como los jóvenes inscritos al programa.

Con un presupuesto de 40 mil millones de pesos a nivel nacional para este año (asignado por el Congreso), se calcula que se habrá gastado solamente 24 mil 358 millones de pesos a finales de 2019. Esto dejaría un subejercicio de 15 mil 641 millones de pesos en su primera anualidad.

La organización, que basa sus afirmaciones en información de la Secretaría de Hacienda y Crédito Pública (SHCP), cuestiona a dónde irá ese dinero sobrante.

Otra de las inconsistencias es que el padrón de becarios y centros de trabajo presenta estadísticas improbables.

El crecimiento en los registros es continuo, pero sin variaciones; es decir, que prácticamente se registra la misma proporción de hombres y mujeres, de niveles educativos y de edades.

“Es un crecimiento absolutamente lineal (en el programa), nunca baja (la participación), ni en Semana Santa, ni en días festivos… todos los días sube el padrón. Eso es estadísticamente improbable”, apuntó la presidenta ejecutiva de MCCI, María Amparo Casar.

Según el estudio, basado únicamente en cifras oficiales, al programa se han registrado 900 mil becarios, que perciben tres mil 600 pesos mensuales, así como 157 mil 070 centros de trabajo.

Por otro lado, la información pública disponible de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social “es poco precisa” a la hora de identificar a los centros de trabajo que brindan oportunidades a los jóvenes.

Algunos de los empleadores están identificados de forma vaga. Por ejemplo: “María Cristina”, “Abarrotes Alex” o simplemente “diputado federal”.

A  juicio de María Amparo Casar, “la información que ofrece la Secretaría del Trabajo es poco transparente y así no puede haber rendición de cuentas ni tampoco evaluación del programa”.

Hasta diputados

Otras irregularidades que se detectaron fueron personas físicas, incluso diputados federales, que se inscribieron al programa como centros de trabajo, en los cuales no se ofrecen datos como dirección o teléfono para corroborar su existencia y la labor que desarrollan.

No los encontraron

Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad realizó una auditoría especial al programa Jóvenes Construyendo el Futuro en la Ciudad de México, la cual alberga un 4.7% de los becarios a nivel nacional, con 42 mil 159 beneficiarios.

Y sorprenden las inconsistencias sobre los seis mil 449 centros de trabajo adscritos al programa, de los cuales la organización revisó cinco mil 439.

De esos centros, no se logró obtener ningún tipo de información en dos  mil 881.

“No decimos que no existan, decimos que no pudimos encontrarlos”, puntualizó María Amparo Casar.

Asimismo, se descartaron también 843 casos registrados como personas físicas también por imposibilidad a la hora de localizarlos, identificados con nombres como “Candy”, “Jorge” o “Arturo”, sin ningún dato más.

“La información no se puede verificar. Cómo vamos a verificar si existe ‘Abarrotes Alex’, si no hay datos o una dirección. No tenemos los elementos para decir que está fracasando, es un programa que todavía se mantiene en la opacidad… y para que no fracase es necesario tener los datos, evaluarlo, corregirlo, en el camino”.

En 646 casos se logró identificar una dirección o teléfono, pero al desplazarse al lugar no se encontró el establecimiento.

La organización puso de ejemplo algunos casos como el identificado en el padrón como “Refaccionaria Gasca”, donde, en lugar de un taller de mantenimiento automotriz, se encontró un terreno baldío.

En 140 casos se logró contactar al centro de trabajo registrado en el padrón, pero al hacer la visita, el responsable afirmó no haberse inscrito al programa.

Aunque el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador tiene más presupuesto, decidió frenar las inscripciones al programa. La cifra de beneficiarios quedó en 900 mil en este año. NOTIMEX/Archivo

La organización civil reportó también que 166 empresas no quisieron ofrecer información al respecto y 214 aseguraron no haber recibido ningún becario, aún, como parte del programa.

Por último, 136 empresas encontradas contestaron haber tenido becarios en el pasado, pero ya no.

La investigación en la Ciudad de México arrojó finalmente que sólo 413 empresas contaban con becarios del programa.

Finalmente, Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad resaltó que en los centros que sí pudieron visitar detectaron problemas como la falta de pago, el despido de empleados y la sustitución por becarios, ausentismo, discordancia entre beneficiarios registrados y becarios capacitándose, así como retención de parte de la beca.

El director ejecutivo de Transparencia Mexicana, Eduardo Bohórquez, expuso que los resultados del estudio evidencian que “un programa que no tiene normas de operación bien diseñadas seguramente va a presentar muchos problemas”. Por eso observó un programa con muchas fallas en su ejecución. “Si los programas grandes están así, si los visibles están así, imagínense cómo están los demás programas”.

GUÍA

Principales hallazgos

  • Un padrón atípico-inverosímil. Se observan patrones difíciles de creer.
  • Prácticamente todos los días se inscribió la misma proporción de becarios, de hombres y mujeres, de niveles educativos y de edades. Esto resulta difícil de creer.
  • El patrón de evolución de los jóvenes vinculados es atípico: prácticamente lineal.
  • La representación de género se mantuvo constante 1.36 mujeres por cada hombre. Salvo en tres días, en todos los demás se inscribieron en la misma proporción.
  • Otro patrón poco común es que la proporción de becarios por escolaridad es constante en el tiempo, de principio a fin. Lo mismo sucede con el perfil de los becarios por edad.
  • La conclusión del estudio es que la información es improbable, incompleta y también inverificable.

GUÍA

¿Qué dicen los lineamientos ante  incumplimientos?

Causales de baja para becarios

  • Proporcionar datos o documentos falsos.
  • Presentarse en estado de ebriedad o bajo el efecto de sustancias psicoactivas al centro de trabajo.
  • Atentar contra el centro de trabajo o del personal del mismo, así como de cualquier otro  becario.
  • Realizar cualquier actividad que implique obtener indebidamente los apoyos que otorga el programa para sí mismo o para un tercero, como manipular o alterar los registros de asistencia, firmar los registros de asistencia por anticipado, con posterioridad o fuera del centro de trabajo. Consentir que acuda alguna persona distinta al becario a recibir la capacitación o que reciba la beca en su nombre. Actuar en falsedad de declaración al levantar algún reporte de incidencia o queja en contra del centro de trabajo o tutores que no se haya cometido. Consentir que se simule su capacitación, especialmente a cambio de entregar el dinero. Ceder el manejo de la cuenta bancaria personalizada en la que reciba la beca y tener más de una baja en el programa.

Sanciones a los centros de trabajo

  • El centro de trabajo, a través de su representante o tutor, que incumpla cualquiera de las obligaciones señaladas en los presentes lineamientos será suspendido y no podrá continuar registrando ofertas de capacitación hasta la conclusión de las investigaciones correspondientes.
  • Proporcionar datos o documentos falsos.
  • Simular la capacitación.
  • Pedir dinero a los becarios.
  • Cometer una falta que atente contra los derechos humanos de los becarios.
  • Reemplazar trabajadores por aprendices.
  • Terminar una relación laboral y comenzar una de aprendiz con la misma persona.

Responsabilidad jurídica

En caso de negligencia, incurrir en acciones fraudulentas, caer en falsedad o realizar acciones contra los becarios que violenten sus derechos e integridad, así como del programa y sus lineamientos, se actuará jurídicamente contra el tutor o el responsable ante el programa.

Eduardo Bohórquez, director ejecutivo de Transparencia Mexicana, y María Amparo Casar, directora ejecutiva de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad. EFE/S. Gutiérrez

Nuevos registros, hasta 2020

En este mes se confirmó el cierre de inscripciones del programa: “Aviso. Hemos concluido con la inscripción al programa Jóvenes Construyendo el Futuro para 2019. Te agradecemos tus ganas de participar”. Así inicia el mensaje que aparece en la pantalla de quien intenta sumarse a la medida desde los últimos días de julio. Habrá nuevas inscripciones hasta 2020.

En Jalisco solamente lograron vincular a 18 mil 578 personas; es decir, uno de cada tres espacios proyectados.

Y en México no se llegó a la meta de un millón de jóvenes que la secretaria del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde, prometió en mayo pasado. De acuerdo con la página oficial, les faltaron 100 mil personas para lograr el objetivo, aunque quedará un subejercicio millonario.

Por  otra parte, aunque la Secretaría del Trabajo del Gobierno federal presumió que los registros de Jóvenes Construyendo el Futuro eran considerados como nuevos empleos, el director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoe Robledo, lo descartó.

“Están recibiendo un ingreso y tienen seguridad social, pero como reciben una  beca no cotizan para el retiro, ni sus jefes aportan las cuotas obrero-patronales”.

Contrario a las declaraciones del Presidente Andrés Manuel López Obrador, el titular del IMSS remarcó que los becarios no son empleos nuevos porque el instituto no recauda recursos con ellos.

“La cifra de Jóvenes Construyendo el Futuro no la consideramos como empleos nuevos, pero sí hay que mencionar que están recibiendo un ingreso y tienen seguridad social”.

Los Estados con más jóvenes vinculados

Estado Beneficiarios
Chiapas 124,264
Tabasco 103,255
Veracruz  90,501
Estado de México 87,156
Guerrero 62,040
Michoacán 56,274
Ciudad de México  42,159
Oaxaca 37,347
Morelos 33,732
Puebla 25,762
...  
Total nacional 900,000

Sigue: #DebateInformador

¿Qué opina de los programas sociales del Gobierno federal?

Participa en Twitter en el debate del día @informador