Martes, 21 de Mayo 2024

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Viejos jóvenes

Por: El Informador

Por César de Anda

Llegar a los 90 años es motivo de decir, gracias, a Dios y a la vida. Las experiencias acumuladas y el cariño de la gente que rodea al que ya de por sí, es un ganador, son el mejor alimento para continuar coleccionando años. Tiempo en fin, construido en vida.  

El carácter tozudo que sigue sumando años, sólo observa como la genealogía de su árbol crece y se disemina para dar más sombra.  

¡Cuánto valor tiene! el haber vivido cada etapa y estación de vida, con la fuerza y respeto de ser joven cuando se es joven, ser maduro cuando se es maduro y ser viejo cuando se es viejo. Por eso duermen tranquilos y sus ojos cierran a las 11, porque ya es hora de descansar su cuerpo y estar listo para la jornada de la próxima mañana.  

Qué especial y valiosa es la persona que piensa más en los demás, que en sí mismo. Que antepone el interés de otros y más el público, al beneficio individual o incluso de su clan. Pero, lo más significativo es que no sólo lo piensa, sino que lo pone en práctica, decisión tras decisión, acción tras acción.  

¿Cuántas gracias ha recibido por esa  actitud?, pocas, muy pocas. Pero abonan más los silencios y las espaldas que las sonrisas fingidas. Y el caballero continúa su andar, con la mente clara y la mirada fija, arriba, muy arriba.  

Mientras tanto, el paso ágil que se ha hecho lerdo sigue actuando para hacer por su pueblo y por su gente, lo que otros jóvenes no se atreven o sólo dejan que pase el tiempo para que llegue aquel, que fue nacido para hacer.  

Y además de eso, hay tiempo para llamar a compañeros del pasado para decirles aquí estoy, vamos juntos, no te rajes, con sus palabras siempre llanas y sencillas.

En medio de los tiempos que transcurren se observa la narración de la historia nueva de este gran país, que destrozamos unos y construimos otros. Y al ver la realidad televisiva, se llena su carácter de coraje e impotencia, queriendo cambiar la traza de una nación que se empeña en el error, teniendo todo para ser campeona. Y su crónica sigue, propone y la escribe para dejar constancia que con mente abierta las decisiones son fuertes, pero más sólidas y llevan a mejores fines.  Mente abierta que con el transcurso de los años se ha hecho aún más abierta y más lúcida, como argumentando: ya soy doctor de las noches con insomnio y pienso como arreglar el mundo porque tiempo tengo.

Esos viejos que como él, caminan; constituyen libros abiertos de conocimiento y enseñanza que impactan cuando comparten sus relatos vívidos y coloridos. Colecciones de anécdotas, que son un gran activo de esta patria y esos jóvenes viejos, otra de las grandes apuestas de México. Su valor incalculable de hazañas y vida diaria deben resguardarse y conservarse para que los que vienen sepan que el camino se hace andando.      

Esta semana, mi jefe cumple más de noventa. Y sólo me atrevo abrazarlo y decirle, ¡Gracias!
 

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones