Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien

Ideas

Ideas |

¿Veremos al Elefante?

¿Veremos al Elefante?

¿Veremos al Elefante?

Por supuesto que hay que estar al pendiente de las elecciones que se van a llevar a cabo para gobernador en el Estado de México. Esas que se van a realizar el próximo 4 de junio.

Pero nuestra invitación es a tratar de verlas no como una competencia deportiva de un ganador y un perdedor, sino como una evaluación de cómo percibe hoy en día la sociedad mexicana a su clase política.

Esta votación, bien señalan los expertos, es un anticipo de lo que puede darse en la elección presidencial del 2018. Es muy probable que lo que ocurra en este que es el Estado más poblado del país y con uno de los mayores potenciales económicos habrá de sumar o restar en el proceso del 2018.

Hasta hoy, y una vez que ha llamado la atención la debacle de dos de los grandes partidos, el PAN y el PRD, tal parece que la elección será sólo entre el PRI y MORENA.

Pero a fin de cuentas quien gane no significará gran diferencia.

Los candidatos son hijos predilectos de la clase política mexicana y cada quien en su caso gobernará más o menos igual que hasta ahora. Veremos los acomodos de siempre, los estilos de siempre y la corrupción de siempre. Eso está en el ADN de nuestros políticos y en el fondo es su razón de ser.

No habrá grandes transformaciones y no se atacará el mal endémico de nuestro sistema de manejar el poder como negocio y para enriquecerse.
Invitamos entonces a ver este proceso electoral como una puesta a prueba de la capacidad de olvido del electorado mexiquense. Estas elecciones se dan cuando hemos recorrido un especialmente florido camino de corruptelas y simulaciones. Por todas partes florecen los escándalos.

Llegamos cuando hay un ex gobernador priista detenido en Guatemala, con dos de sus ex colegas prófugos, y todavía asimilando la enorme sospecha de que vivimos en la era más corrupta de la historia cuando buena parte del presupuesto público se desvía de sus fines para ir a caer a cuentas millonarias de políticos en México y el extranjero. Ahí está el recién destapado escándalo, del que por cierto TODO México tenía sospechas, de las cuentas multimillonarias de la familia del ex gobernador y ex dirigente priista Humberto Moreira en paraísos fiscales.

Ningún partido se salva de las sospechas de corrupción, porque si bien hay algo que podemos agradecer de la guerra sucia entre partidos es que en su afán de arrojarse desperdicios unos a otros casi todos los días se ventilan nuevos escándalos de corrupción de todos. Groseros escándalos.

Y en su simulación la clase política parece ignorar el escándalo. No cambia el discurso. Se paran a hablar dando la espalda al elefante de la desvergüenza pretendiendo que no existe.

Pero, y nosotros... ¿realmente vemos al elefante?

¿Qué pasará el 4 de junio con el electorado? ¿Como en una carrera de cabellos acudirá a las urnas sólo para apostar a uno u otro como ganador? ¿Ha olvidado tantas burlas y tantos agravios?

Eso es lo que nos interesa conocer el 4 de junio: la capacidad de resistencia o la apatía ante la clase política. Y creemos que para poder verlo habrá muchas señales, que van desde el cuánto y el cómo votarán los mexiquenses hasta, muy importante, lo que ocurrirá en los días posteriores.

A estar muy atentos.

Lee También

Comentarios