Lunes, 15 de Julio 2024

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Una de cal para EPN

Por: Cuauhtémoc Cisneros Madrid

Una de cal para EPN

Una de cal para EPN

El Gobierno de Enrique Peña Nieto nos da —a todos los mexicanos— lo que pudiera considerarse como “una de cal, por las que van de arena”, luego de más de 12 años de que en el país se ha estado viviendo “con el Jesús en la boca”, a causa de la inseguridad que se padece prácticamente en todos los rincones de México, aunque en algunas entidades los malhechores se enconaron más, producto del desbordamiento de la delincuencia organizada y de los malos policías y autoridades de todos los niveles que fueron “comprados” para convertirse en cómplices de los delincuentes.

El arresto de Joaquín “Chapo” Guzmán se ha convertido en la nota del momento y hay quienes la califican como la noticia del año, luego de que la población nacional y la de muchos otros países ejercía un justo reclamo a todas las autoridades, ante la ineficacia exhibida hasta el sábado próximo pasado, en que finalmente lo detuvieron, lo que no necesariamente querrá decir el fin  de todos los males, pero se trata de una detención que era esperada con ansia.

En la conciencia y/o currículum vite de Alberto Cárdenas Jiménez, hoy flamante regidor por Guadalajara y reconquistador del buen comportamiento de los militantes en el Partido Acción Nacional (disel), destaca el hecho de que fue precisamente durante su Gobierno en Jalisco cuando el “Chapo” huyo de la cárcel como “Juan de su casa” para continuar con su larga cadena delictiva. Después de este lamentable acontecimiento miles de personas y familias han sufrido las consecuencias, mientras que “Bebeto” alargaba su carrera política, cobrando jugosos sueldos en los gobiernos en que se ha desempeñado; vamos, hasta como precandidato a la Presidencia de la República llegó a figurar.

El caso es que la detención de Joaquín Guzmán Loera se equipara a un cuadrangular con casa llena, en una serie mundial, lo cual es altamente satisfactorio y benéfico, pero, reitero, lamentablemente no con eso podemos esperar que se vaya a acabar la delincuencia. Pero lo que sí habremos de esperar es que Peña Nieto y su equipo de trabajo “no quiten el dedo del renglón”, continúen con su trabajo de inteligencia, y ojalá que las nuevas generaciones que ya veían en la delincuencia organizada su mejor futuro ahora desistan y que incluso quienes se encuentran inmersos en ese mundillo de perversidad se den cuenta de que ahora sí hay autoridad y que los malos manejos habrán de pagar más temprano que tarde por lo que hagan, y de plano salgan del mal camino.

Muy bien por Enrique Peña Nieto, que nos demuestra carácter para gobernar en todos los planos; muy bien por la ciudadanía, que día a día se involucra cada vez más en la solución de los problemas.
 

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones