Miércoles, 22 de Mayo 2024

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Tu basura y los pueblos de la Barranca

Por: Rubén Martín

Tu basura y los pueblos de la Barranca

Tu basura y los pueblos de la Barranca

No son pocos los momentos de antagonismo social que ocurren cotidianamente en la ciudad que pasan inadvertidos para la mayoría, aunque nos conciernen a todos.

Es lo que acaba de ocurrir con la movilización que seis pueblos de la barranca del Río Santiago, en el Norte de Zapopan, para demandar el cierre definitivo de los tiraderos de basura de Picachos (público) y Hassar’s (privado).

El sábado 8, decenas de habitantes de esos pueblos bloquearon el camino de ingreso a los basureros (en la Carretera a Colotlán) para recordar al Ayuntamiento de Zapopan el compromiso para cerrar los tiraderos. El bloqueo fue decidido por los pueblos de dichas comunidades, cansados de los incumplimientos de la autoridad.

No es la primera vez que los pueblos de la Barranca recurren a los bloqueos de los tiraderos para hacerse escuchar, pues el seguimiento a sus demandas por los canales de la burocracia se convierte en un laberinto donde se pierden sus reclamos. En 1994, tras un bloqueo, varios pueblos de la Barranca consiguieron que la autoridad cerrara el tiradero de Copalita.

En 2009 los pueblos de esa zona de Zapopan bloquearon durante varios días el mismo camino de acceso a Picachos y Hassar’s. Gracias a esa forma de hacerse escuchar, el entonces presidente municipal, Juan Sánchez Aldana (PAN), firmó un convenio con los representantes de los pueblos comprometiéndose a resolver varias demandas pendientes para esas comunidades, entre ellas programar el cierre de esos vertederos. Estos acuerdos fueron ratificados posteriormente por

Héctor Vielma Ordóñez (en febrero de 2010) y por el actual alcalde, Héctor Robles Peiro (22 de noviembre de 2012).

De modo que, cuando el alcalde Héctor Robles declaró el pasado martes que no conocía las demandas de los pobladores que bloquearon el ingreso a Picachos, faltaba a la verdad.

La demanda, por lo demás, no es nada radical como se dijo, sino sensata, concreta y necesaria. Los vertederos de Picachos y Hassar’s han contaminado arroyos (como Milpillas), veneros, balnearios y cuerpos de agua que son vitales para los pobladores de esas localidades. Decenas o cientos de personas enferman por esas aguas contaminadas.

Los pesados y contaminados lixiviados que escurren de esos vertederos afectan sus tierras y su ganado y actividades recreativas como los balnearios y cascadas que hay en la zona. Es decir, la contaminación generada por los vertederos afecta de manera directa a miles de personas de varios pueblos de esa zona.

La contaminación, a su vez, se genera por un manejo inadecuado de la basura que producen más de un millón de habitantes de Zapopan; hasta ahora tenemos un modelo de manejo de residuos que externaliza costos y consecuencias de dichos desechos, volviendo inconsciente a la mayoría de la población del destino y efecto que tiene la basura que produce.

Por eso la movilización de los pueblos de la Barranca no es un asunto aislado, sino algo relevante y que concierne a toda la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Y por eso el actual Gobierno de Zapopan debe atender sus demandas, en lugar de desalojarlos por la fuerza, como se hizo el pasado 11 de febrero.

@rmartinmar

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones