Sábado, 25 de Mayo 2024

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Temas para reflexionar

Por: Flavio Romero de Velasco

De nuestra sociedad enferma emerge el hombre “light”, un sujeto que lleva por bandera una tetralogía nihilista: hedonismo, consumismo, permisividad, relatividad. Todos ellos enhebrados por el materialismo. Un individuo así, mucho se parece a los productos denominados “light” de nuestros días: comidas sin calorías y sin grasas, cerveza sin alcohol, azúcar sin glucosa, tabaco sin nicotina, coca cola sin cafeína y sin azúcar, mantequilla sin grasa… en suma, un hombre sin sustancia, sin contenido, entregado al dinero, al poder, al éxito y al gozo ilimitado y sin restricciones. El hombre light carece de referentes, tiene un gran vacío moral y no es feliz, aun teniendo materialmente todo.

***

Es objetable que las religiones institucionales discriminen a los que no creen en Dios, ni en cosa alguna que no sea científicamente comprobable.

Uno de los derechos del individuo, es también el derecho a no creer en Dios.

***

Cuando un ser querido muere, uno piensa que lo ha perdido para siempre. Pero el “siempre” y el “nunca” son términos absolutos que, por absurdos, no existen de verdad. El tiempo y la vida son convenciones.

La existencia a la que los humanos tanto se aferran, es sólo la invisible e intangible huella del viento que se va.

***

El poeta coculense Elías Nandino nos dejó para la reflexión esta estrofa de uno de sus poemas: “Soy trance de nueve vidas / formadas por diferentes / restos de sangres y afluentes / de savias inextinguidas. / Casuales fuerzas unidas / que organizan otro ser / destinado a perecer / para el ritmo proseguir / de nacer para morir / y morir para nacer”.

***

El premio Nobel, poeta y ensayista mexicano Octavio Paz escribió: “Sabemos muchas cosas del universo, pero todavía ignoramos cómo nació y cómo morirá. Desconocemos la última y la primera palabra”.

***

El pueblo de México es más católico que cristiano y más santero que católico.

***

El hombre sólo intuye, pero nada puede saber de Dios, por lo cual, el concepto mismo de “Teología” (estudio de Dios) suena a blasfemia.

***

La geometría le dio a México y a los Estados Unidos la condición de vecinos, y con ello, el desafío de una obligada e irrenunciable convivencia.

***

Muchos fundamentalistas resentidos, refugiados en sus prácticas religiosas, piden fervientemente a Dios que reviva el Santo Oficio y ser nombrados grandes inquisidores. Esos seres, permanentemente rencorosos y agraviados, son los que hacen dudar de la religión como norma suprema de vida.

***

Gabriela Mistral, la eximia poeta chilena, decía que no se sentía cerca de ninguna religión tradicional, pero sí de la relación intensa del alma con Dios como algo inextirpable. “Todo ser humano tiene una asombrosa tendencia a la religiosidad. Es una urgencia ontológica imposible de desarraigar”.

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones