Domingo, 03 de Marzo 2024

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Si Juárez no hubiera muerto...

Por: Carlos Cortés

Si Juárez no hubiera muerto...

Si Juárez no hubiera muerto...

Tal vez, no se habría privilegiado a la francesa Florence Cassez con la libertad y dispensa de penar sesenta años en prisión mexicana, pues Juárez se sobrepuso a presiones externas e internas y mantuvo con determinación la ley.

La decisión de la ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Olga Sánchez Cordero trasciende y marca precedente para potencial beneficio de miles de delincuentes sentenciados, que podrán recuperar su libertad aduciendo fallas de procedimiento jurídico, como de hecho así ocurre en muchos casos aunque sin alcanzar el nivel de espectacularidad actual.

Es innegable el derecho humano de ser juzgado con respeto y equidad, pero sin llegar al empleo de recursos facilitadores del protagonismo tan evidente en el ex presidente Sarkozy y ahora en relativa proporción del actual mandatario francés Francois Hollande.

El caso Cassez tiene la peculiaridad referente en los decantados derechos humanos y su irrestricto respeto, más la fuerza vigorosa del poder mediático actual, con toda su dinámica influye en la opinión pública exigente de justicia.

El caso Cassez abre serias expectativas para miles de hombres y mujeres recluidos, hacinados, en los penales haciendo verdad aquello: “Ni son todos los que están, ni están todos los que son”. No para suprimir sentencias, pero sí para reclamar escrupuloso procedimiento desde la detención hasta el juicio sin escatimar esfuerzo, pero sin caer en la explotación por parte de litigantes, que no abogados en el sentido estricto de quienes ostentan la digna profesión del Derecho.

Múltiples y por lo mismo frecuentes, son las quejas de quienes padecen malos tratos previos a la aceptación de culpabilidad y en sentido inverso apelan a presión para lograr favores judiciales por parte del Ministerio Público y autoridades superiores. Por esto y mucho más resulta paradójico el caso Cassez, que antes de encontrar la sepultura del olvido en la frágil memoria de la sociedad, habrá de ocupar muchos espacios en los medios de comunicación a favor de la equidad.

Más allá del hecho comentado tan ampliamente y los factores concurrentes, está la circunstancia misma de tiempo y espacio, sin precedente, en cuanto a la dinámica informativa y su poder de penetración e influencia en la sociedad con voz y voto, que nos toca transitar en reclamo justicia auténtica apegada al principio y fin de Justicia.

Queda sentado un principio para buscar mayor confianza de la sociedad en las Instituciones proclamadas en la Constitución.ios nos guarde de la discordia.

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones