Sábado, 18 de Mayo 2024

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Salud y belleza

Por: Blanca Alcalá

Una de las preocupaciones que nos aqueja a las mujeres, es el problema de la obesidad. Se dice que si el ser humano realizara 15 minutos diarios de ejercicio y su alimentación estuviera balanceada, se mantendría en el peso ideal toda su vida.

La historia de la obesidad data de la edad de piedra, aunque la interpretación que se ha dado a este síndrome ha variado de una época a otra.

El primero en identificar la obesidad como un riesgo de salud fue Hipócrates, quien afirmó que la muerte era más frecuente en el obeso que en el delgado.

Actualmente se considera la obesidad como un problema serio de salud pública con tendencia al incremento, entre otras cosas, por una dieta deficiente y hábitos sedentarios.

La obesidad es un exceso en el tejido adiposo; en el hombre, el contenido de grasa varía de 15 a 18% del peso corporal, mientras que en la mujer, de 20 a 25 por ciento.

El comportamiento alimentario es complejo e involucra un gran número de factores y estructuras anatómicas. En el hipotálamo existen dos áreas que regulan la ingesta de macro nutrientes y son: el núcleo ventrolateral, donde se encuentra el centro del alimento, que puede ser estimulado por influencias externas como el sabor y olor del alimento, hábitos y la sensación de saciedad que se encuentra en el núcleo ventromedial, el cual se regula por varios factores, como señales gastrointestinales producidas dentro del organismo.

Desde hace tiempo se ha observado una asociación familiar en la obesidad, también los factores genéticos influyen claramente en la obesidad del ser humano; no obstante, los factores ambientales juegan un papel importante en individuos genéticamente predispuestos.

El exceso de peso altera considerablemente la forma armoniosa de nuestro cuerpo, lo cual nos desagrada y deseamos que como por arte de magia desaparezca, esto sin hacer un mínimo esfuerzo, pero ¿cuáles son los riesgos que puede producir el exceso de peso?

• Riesgos metabólicos: resistencia a la insulina, enfermedad coronaria, repercusiones sobre el sistema cardiovascular.

• Obesidad y cáncer: el cáncer al parecer esta asociado con la obesidad, se presenta de las siguientes maneras: en el hombre: el de colon, recto y próstata; en la mujer: el del endometrio, cervix ovario y mama.

El tratamiento en la obesidad: la dieta es la base para enfrentarla, acompañada del ejercicio. La dieta debe ser suficiente y adecuada al consumir. Es importante ingerir con la dieta por lo menos dos litros de agua diariamente.

En la siguiente edición continuará este artículo.

blancaalcala2014@gmail.com
 

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones