Lunes, 22 de Julio 2024

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

¿Quién está detrás?

Por: El Informador

Por: Pablo Latapí

Ver el tema de las autodefensas en Michoacán, particularmente en Tierra Caliente, provoca mucha inquietud y la sensación de que llegamos de otro país.

Y digo venir de otro país porque la referencia que yo tenía de esa región se remonta a mis años jóvenes cuando una de nuestras primeras aventuras fue pedir prestado un viejo Renault 4L (“cuatro latas”, le decíamos) y, con un par de pesos en la bolsa, salir a pueblear recorriendo buena parte del centro de Michoacán y después, lo recuerdo muy bien, cruzar por Apatzingán para bajar hasta la costa, a playas formidables donde en medio de una paz y tranquilidad absolutas pudimos acampar durante varios días.

Pensar que Apatzingán, que entonces lo cruzamos como tantos otros poblados sin prestar mayor atención, es hoy el centro de una zona de conflicto, es algo que cuesta trabajo de creer.

Y es que vaya tamaño del conflicto que se está viviendo: hay tres grupos diferentes en pugna: Templarios, autodefensas y fuerzas federales y, en un país acostumbrado a tener poca claridad sobre quién está detrás de las cosas, esto genera mucha inquietud.

Los Templarios se antojan como una rama muy primitiva del crimen organizado en México porque, mientras los grandes cárteles cuentan con logística y tecnología muy sofisticadas, y sus equipos de trabajo están integrados por egresados de escuelas de negocios de Estados Unidos, los Templarios son un grupo que se dedica a la extorsión directa, al secuestro de propiedades y al cobro de piso, lo que se antoja muy rudimentario. Su existencia se explica sólo porque las omisiones del Gobierno federal en la zona han sido muchas, porque de otra manera ya hubieran localizado y detenido a cada uno de esos malandrines, los tendrían bajo resguardo y habría terminado buena parte del problema.

Y las autodefensas, por su parte, aparecen como un verdadero enigma. Presumiblemente son grupos de ciudadanos que, hartos de ser víctimas de los Templarios y ante la ineficiencia de los gobiernos y policías, decidieron armarse y poco a poco retomar el territorio tomado por los criminales y donde gobernaban a sus anchas. Suena hasta romántico pensar que existan grupos así, pero también su presencia va acompañada de muchas dudas, empezando por quién puede estar detrás de ellos.

¿Quién sale beneficiado con la presencia de las autodefensas?

Las hipótesis son varias. Efectivamente la población civil ha ganado porque rancheros y agricultores han recuperado propiedades en poder de los Templarios, y aparentemente están desapareciendo los secuestros y las extorsiones.

Pero también podría estar detrás el propio Gobierno federal, que a través de estos grupos realiza operaciones que él por burocracia o corrupción no podría, e incluso se podría pensar que puede haber violación a los derechos humanos sin mayor problema.

Pero también estos grupos de autodefensa podrían estar financiados por alguno de los grandes cárteles de la droga, esos que sí cuentan con logística e inteligencia, que sin ensuciarse las manos estaría acabando con los Templarios, reconociendo que se ha aprendido que es mejor operar en territorios en paz que en zonas en conflicto.

La situación en Michoacán era insostenible, las violaciones a la ley eran flagrantes y estaban a la orden del día, pero el gobierno debe estar más que preocupado por que grupos de civiles, por la razón que sea, surjan y operen como lo hacen las autodefensas.
 

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones