Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 18 de Enero 2019

Ideas

Ideas |

¿Qué usar en lugar de los topes?

Por: Sergio Oliveira

¿Qué usar en lugar de los topes?

¿Qué usar en lugar de los topes?

A lo largo de su historia, México ha enriquecido sus costumbres y cultura adoptando hábitos e ideas de otros pueblos. Varias de esas ideas y usos encontraron suelo fértil en este país que en algunos casos las transformó prácticamente en un patrimonio propio, como los tacos al pastor, de origen Otomano pero transformado en algo hoy tan mexicano como el mariachi o el tequila. Desafortunadamente no todo es tan rico y apropiado como esos tacos de trompo y una de las cosas que en México se reprodujeron como conejos y se hicieron hábito nacional, son los topes. Todos quieren uno frente al colegio de sus hijos, pero nadie los quiere en su camino de ahí al trabajo o la casa. De tal forma han proliferado esos montículos que, según la Secretaría de Movilidad de Jalisco, en la Zona Metropolinata de Guadalajara hay 54 mil topes, de los cuales sólo 5% fueron legalmente instalados. ¿Son los topes un mal necesario? Por fortuna el mundo empieza a pensar que ya no.

>


El origen de los topes se acredita a los vecinos del Norte, que en 1907, en la ciudad de Chatham, Nueva Jersey, tuvieron la idea de ponerlos en algunas arterias para que los automóviles redujeran su velocidad y con ello disminuyeran el riesgo de accidentes, principalmente de atropellamientos.

>

Obviamente el propósito es noble y el resultado fue satisfactorio. Tanto que la idea se “exportó” a muchos países entre ellos México, como ya comentamos anteriormente.

>

La idea de reducir la velocidad para bajar el índice de atropellamientos es buena, claro. El problema es que si funcionó en el principio de la era del automóvil, cuando no había preocupaciones con la contaminación, hoy las cosas son distintas y los topes obligan a los automóviles a detenerse casi completamente y volver a acelerar, lo que es llevarlos a su momento de mayor nivel de emisiones.

>

Otras formas de reducir la velocidad

>


Por supuesto que hay que reducir la velocidad y la solución no es, como muchos piensan, la educación vial. Aunque ésta ayude y mucho, aún en países avanzados en el tema hay una fuerte opresión a la velocidad en zonas residenciales y cercanas a escuelas y colegios, para forzar a los conductores a manejar menos rápidamente. Pero si la velocidad mata instantaneamente, la contaminación lo hace a largo plazo. Solo en el Reino Unido 40 mil niños mueren por año a consecuencia de la contaminación, según el Royal College of Physicians.

>

Un estudio más reciente, hecho por el Imperial’s Centre for Transport Studies, en Londres, muestra que en una arteria con topes y velocidad máxima permitida de 50 km/h un auto contamina 64% más que en una de igual velocidad máxima, pero sin topes. Si el vehículo usa diesel, todavía peor porque con topes esos vehículos ensucian el aire 98% más que sin topes.

>

Los topes aumentan los tiempos de traslado; bajan el valor de las propiedades que tiene uno en frente o muy cerca; aumentan significativamente la contaminación del aire y el ruido; aceleran el desgaste de los vehículos, lo que aumente su contaminación y bajan su seguridad e interfieren con los tiempos de respuesta de vehículos de urgencia como bomberos, policías y ambulancias. Además, producen frustración y enojo en los automovilistas, algo demasiadamente peligroso para no tomarse en cuenta. En otras palabras, son un mal para la sociedad, pero ¿son necesarios?

>

Ya hay alternativas, afortunadamente. Una de ellas es la reducción del ancho de las calles frente a colegios, por ejemplo, lo que baja la velocidad pero no obliga a un alto total. Otra es el uso de pantallas con radares que muestren la velocidad en la que vienen los autos, algo que comprobadamente ayuda a bajar la velocidad. Una más contempla los topes, pero de uso temporal, es decir, puestos solo durante las horas en las que niños entran y salen del colegio, por ejemplo.

>

Supuestamente las autoridades en Jalisco va a retirar 95% de los topes de la ZMG, puesto que esos son los ilegales. Es una noticia tan buena como difícil de creer, pero si de hecho se lleva a cabo, ojalá la autoridad también considere alternativas. Ya que si bien es cierto que los topes estorban más que ayudan, no tener nada para reducir la velocidad puede tener justo el efecto contrario.

>

Lee También

Comentarios