Domingo, 03 de Marzo 2024

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Otro récord

Por: Augusto Pedrero

El domingo pasado, un golfista medio “desconocidón” ganó el Humana Challenge, el cual es un torneo asociado a la Fundación Clinton, y que se juega en tres campos diferentes de La Quinta, California.

Durante los primeros tres días, Patrick Reed, de 23 años de edad, tiró 63, 63 y 63 golpes, para un total de 27 bajo par, score que ROMPIÓ el récord de todos los tiempos de la PGA Tour, en esa modalidad, a 54 hoyos.

El cuarto y último día, Reed inició su jugada, con SIETE golpes de ventaja sobre Charley Hoffman, 37, y Brendon Todd, 28, algo muy difícil de obtener en cualquier torneo. Sin embargo, en lugar de continuar con la mentalidad agresiva de los días anteriores, Patrick cambió su actitud. Trató de cuidar la ventaja que llevaba, pero sólo iba viendo, hoyo tras hoyo, cómo se le iban acercando sus contrincantes, hasta que en el hoyo 18, la ventaja era sólo de dos golpes.

Finalmente, hizo par en el último hoyo, para un “muy angustioso” 71, y llevarse la victoria con 28 golpes bajo par.

Pero Usted, amable lector, se preguntará, “¿quién diablos es este Patrick Reed? Nunca había oído hablar de él”.

Reed nació en San Antonio, Texas, hace 23 años, mide 1.83 metros de estatura y pesa 91 kilos. Como amateur, en el año 2008, llegó a las semifinales del prestigioso US Amateur, en donde perdió tres abajo y dos por jugar, ante el campeón Danny Lee, quien en aquél tiempo, era el amateur número uno del mundo. Jugó golf colegial y se graduó en Administración de Negocios, en la Augusta State University del Estado de Georgia. Con su equipo universitario de golf, en los años 2010 y 2011, ganaron el título principal del golf colegial norteamericano, el de la División I de la NCAA.

En Junio del mismo año de 2011, se hizo golfista profesional, y jugó, con invitación, su primer torneo de la PGA Tour, el FedEx St. Jude Classic, en donde no pasó el corte.

En el 2012 jugó un total de 12 torneos de la PGA Tour, la mitad por invitación y los otros seis, calificando los lunes anteriores a los torneos. Así ganó algo mas de 300 mil dólares, y hacia el final del año, obtuvo su Tarjeta de la Gira, en el último Torneo de Calificación que hizo la PGA Tour, después de lo cual, se casó con Justine, quien, además de haber sido su caddie, posee una gran habilidad para leer las caídas en los greenes.

El año pasado, 2013, Reed jugó 26 torneos, uno de los cuales, el Wyndham Championship, se lo ganó a Jordan Spieth, en emocionante desempate. En este torneo, también le iba cadeando su esposa, y al final, se dieron un gran abrazo amoroso. Cuando terminó dicha temporada, Patrick logró CINCO top 10, y ganó un millón 960 mil dólares. Nada mal para su primer año con tarjeta de la Tour, ¿no cree Usted?

En su victoria del domingo pasado, no le cadeó su esposa, porque está embarazada, pero le cadeó su cuñado, quien se vió, que no sabe mucho de golf a ese nivel, ya que Patrick constantemente sacaba su librito de yardas, para calcular las distancias y recordar el contorno de los greenes. Sin embargo, al final, todo quedó en familia.

“El vivir un día, en el cual sentía que tenía mi juego C o D, y aún así tirar bajo par, y cerrar el torneo con una victoria, eso significa mucho para mi” dijo Reed. ¡Y vaya que fue una gran hazaña!

Este torneo empezó en 1960, y sólo Reed y otro golfista en 1977, Rick Massengale, lo ganaron, siendo líderes de principio a fin.

Zach Johnson, el jugador del momento, se refirió a los TRES 63 que tiró Reed al principio: “El tirar uno de esos scores es difícil. El tirar dos de ellos, es muy, pero muy difícil. El tirar tres seguidos... nunca he estado en esa posición”.

Y hablando de Zach Johnson, el último día del torneo tiró 62 golpes, 10 bajo par. Efectivamente, tiró el mejor score del torneo, y de su carrera profesional. Terminó la competencia tirando 25 bajo par, para quedar empatado en el tercer lugar con Justin Leonard.  Ahora Zach se tomará cuatro semanas de vacaciones y regresará para el torneo Accenture Match Play Championship, a celebrarse cerca de Tucson, Arizona.

Con respecto a dichas vacaciones, Zach comentó “sé que es una necesidad, sé que es bueno para mi, es bueno para mi familia, pero también DUDO debido a que estoy jugando bien”. Y añadió “Espero poder mantenerme donde estoy. Mantener mi postura, fundamentos y todo lo relacionado. Espero regresar a Tucson, listo para continuar”.

Hasta la próxima ocasión, procure mantener su bola En El Fairway.

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones