Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 21 de Enero 2019

Ideas

Ideas |

Más sorpresas

Por: Augusto Pedrero

Y siguen los extranjeros ganando en los Estados Unidos. Ahora le tocó al sueco Fredrik Jacobson, de 36 años de edad, el ser el campeón del torneo Travelers Championship.
Después de ocho años de competir en la gira de la PGA, por fin lo alcanzaron las mieles del triunfo. Ya desde el U. S. Open de la semana antepasada, sintió que su juego mejoró, y quedó empatado en el lugar 14 con dos golpes bajo par. Pero lo bueno vino la semana pasada. En un campo muy bonito, más bien corto, de 6,844 yardas, par 70, el TPC River Highlands, ubicado en Cromwell, Connecticut, el primer día Jacobson tiró cinco golpes abajo de par, 65, sin bogeys. El segundo día tiró cuatro bajo par, 66, sin bogeys. El tercer día se recetó siete birdies, 63, sin bogeys. Y el cuarto y último día, después de tres birdies en los primeros nueve hoyos, en el hoyo 10, hizo su primer bogey, increíble, después de 63 hoyos. En los hoyos restantes, tiró dos birdies más, para otro 66, cuatro abajo, y un total de 260 golpes, 20 bajo par. Con éste triunfo, se embolsó un millón 80 mil dólares. Pero no crea, amable lector, que Jacobson “robó” el torneo, con esta hazaña de un solo bogey en 72 hoyos. Únicamente les sacó UN golpe a los que quedaron empatados en segundo lugar, con 19 bajo par, los norteamericanos Ryan Moore y John Rollins. Cerrada la competencia, ¿no cree usted? Como anécdota curiosa, Jacobson cuenta que, a finales del año pasado, estaba con su familia viendo en la televisión un programa en el que los ganadores de torneos en 2010, enseñaban sus trofeos. A lo que su hija Emmie, de cinco años de edad, inocentemente le preguntó: “Papi, ¿por qué no tienes ningún trofeo en casa?” Pácatelas, qué buena pregunta. Jacobson le contestó que tenía un par de ellos en Suecia, pero que ganaría uno en 2011. Esa pregunta “me ha traído obsesionado todo este tiempo”, comentó Jacobson. Es increíble cómo una pregunta de una niña de cinco años influyó decisivamente en algo que no había pasado en los últimos OCHO años, ¿no cree usted? ¡Qué padre! Otra buena noticia en este torneo fue la actuación del amateur originario de Long Beach, California y estudiante de UCLA, llamado Patrick Cantlay. Tiene 19 años de edad y venía de jugar el U. S. Open, su primer torneo con los profesionales, en donde tiró par de campo, fue el mejor amateur y quedó empatado en el lugar 21. Ahora, en el Travelers Championship, el primer día tiró 67 golpes, tres bajo par, pero el segundo día impuso récord de campo al “recetarse” un 60. Efectivamente, 10 bajo par, lo que lo puso en el liderato del torneo con 13 abajo. Cerró “mal”, con scores de 72 y 70, lo que lo puso a un total de 11 bajo par y empatar en el lugar 24. Sin embargo, Patrick, con su ronda de 60 golpes, se convirtió en el mejor amateur en tirar ese score en un torneo de la gira de la PGA, y es el jugador número 24 en hacerlo, en toda su historia. Si hubiera tirado un golpe menos, hubiera entrado al club exclusivo de los que han tirado 59, el cual sólo tiene cinco miembros. Pero como el “hubiera no existe”, nos quedamos con las ganas. El domingo pasado, también terminó el torneo 53 México Open, que se jugó en León, Guanajuato, en El Bosque Country Club. Formó parte de la gira Nationwide y lo ganó el norteamericano Erik Compton, de 31 años, con 17 golpes bajo par. Todo un ejemplo de perseverancia. Compton ha sido operado del corazón en dos ocasiones, y aún conserva las ganas de ganar torneos. ¡Vaya ejemplo! El mejor mexicano fue José de Jesús Rodriguez, alias “El Camarón”, quien quedó empatado en el lugar 11, con 11 golpes bajo par. Hasta la próxima vez, procure mantener su bola En El Fairway.

Lee También

Comentarios