Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 18 de Noviembre 2017

Ideas

Ideas |

Las siete leyes

Las siete leyes

Las siete leyes

GUADALAJARA, JALISCO (24/JUL/2016).- La promulgación de las leyes del “sistema nacional anticorrupción” ha generado un sinnúmero de opiniones y no poco entusiasmo, ya que fue enmarcada por la renuncia de Virgilio Andrade, lo que es un hecho concreto, y la reiterada petición de perdón por parte del Presidente de la República por el manoseado asunto de la “casa blanca”, la de acá, claro.


No podemos ignorar que dicha promulgación forma parte de la utopía crónica y mercadológica del gobierno mexicano, según el cual, los problemas se arreglan promulgando impecables leyes, en medio de gran boato, con la asistencia de todos los medios de comunicación, aderezado con discursos de conocida retórica.
Tampoco es de dudar que mientras por un lado se hace la dicha promulgación, por el otro, incontable cantidad de actores políticos estarán ya haciendo y buscando las formas y maneras en que se puede burlar el nuevo aparato legal, como es costumbre.


Al evento acudieron numerosos personajes, particularmente de la escena política, pues es común que cuando se firma un acuerdo anticorrupción, los primeros en signarlo sean precisamente los más corruptos, para quienes todo acaba siendo mera mercadotecnia en vísperas del siguiente periodo electoral, y como un golpe maestro mediático ante la depreciada gestión del partido en el gobierno.


Por lo mismo, promulgar leyes no es asunto relevante, lo verdaderamente decisivo es aplicarlas, es entonces que deberán darse los aplausos y las felicitaciones, cuando los funcionarios públicos de primer nivel renuncien a los cargos de asesores que, con nombres prestados, devengan en tales o cuales municipios, cuando se sancionen las triquiñuelas de todos los días, como por ejemplo dar a los maestros computadoras usadas haciéndolos firmar que las recibieron nuevas, o recibir parte del salario de un empleado como pago mensual por habérselo otorgado, cuando los magistrados despidan a los hijos de sus colegas que sin mérito ni capacidad emplean a cambio de obtener de aquellos la misma prebenda. Cuando los secretarios de estado transparenten sus acciones, como en el caso del sistema IAVE, o el de la casona de Ixtapan de la Sal. Habrá que aplaudir y con ganas cuando los comerciantes de la zona de Medrano y los de San Juan de Dios, entre otros, dejen de ser extorsionados por la autoridad con enteradas de 100 mil pesos y 3 mil más de renta mensual para poder vender contrabando.


La lucha contra la corrupción por parte del gobierno exige mucho más que nuevas leyes o promesas, exige que nadie ocupe un puesto sin tener la experiencia, los méritos, la capacidad y el cumplimiento de la legalidad que se requiere para obtenerlo, exige que a ningún funcionario público se le blinde para evitar que dé cuentas a la justicia, aunque sea de Coahuila, Chihuahua, Veracruz o Oaxaca.


En cuanto a las súplicas de perdón acaso formen parte de la misma preocupación mediática y mercadológica, pero un perdón pedido no supone por sí mismo el obtenerlo; en nuestra cultura, perdonar siempre ha exigido la reparación de los daños y el compromiso honesto y serio de la corrección, de otra manera acaba siendo demagogia.


armando.gon@univa.mx

Lee También

Comentarios