Martes, 21 de Mayo 2024

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

La glosa

Por: Sergio Aguirre

La glosa

La glosa

Sin duda la glosa previa al Informe de Gobierno del gobernador Sandoval fue lo más relevante.

La ceremonia del “mensaje” no fue más allá de lo típico: las edecanes guapas, el chismerío, minimización de errores y maximización de aciertos, aplausómetros y aplausos ante arengas de corte de motivación personal, saludos grandilocuentes, pechos inflados y solapas con pines de toda clase de instituciones públicas y privadas.

Además de las críticas sobre éste, como ya se ha dicho hasta el cansancio, nuevo ejercicio político, que en realidad consistió en un mini informe con réplica, también hay cosas positivas. Las críticas: Al escenario. Eso de colocar de una manera un tanto caótica y a los lados a los secretarios según les iba tocando el turno, y en el sillón central al gobernador, le quitó el aire de institucionalidad que dichos eventos merecen. A mi parecer hubiera sido mejor colocarlos a todos al frente. La selección del centenar de personas que asistimos y de las 12 que replicaron también ha sido tachada de arbitraria al haberse efectuado unilateralmente por el Gobierno estatal. Y con independencia de la gran calidad de esas 12 intervenciones (destacándose las de mi compañera de columna Lupita Morfín, de mi amigo Guillermo Zepeda y de mi tocayo Sergio García de Alba), quizá (y en el caso de que se repita el mecanismo el año que entra) podría proponerse un procedimiento que no parezca impuesto para dicha selección. En todo caso, esa lista se parecerá mucho a la de este año.

Otra crítica: el ejercicio fue un montaje para darle un levantón a la decaída popularidad del gobernador, cubriéndolo del manto de apertura: de las universidades, empresarios, colegios, ciudadanía activa y líderes de opinión. No creo en ello. En primer lugar porque el evento le resultó todo menos un día de campo. Los cuestionamientos frontales (en un ambiente de respeto, educación, pero con firmeza) a lo informado, a las cifras, a los supuestos logros, metas incumplidas, medidores inexactos, promesas incumplidas, errores y demás, quitaron la sonrisa de la boca al gobernador y a varios de sus funcionarios en repetidas ocasiones. Y las respuestas, con excepción de algunas bien estructuradas, también dejaron mucho que desear. Por ejemplo y quizá en el extremo, el incremento de delitos se justificó con una conjetura: “como ya funcionan mejor la cosas, no son más delitos los que ocurren, sino más los delitos denunciados”, esto es que sin presentar comparativo o cifra alguna, acusaron una disminución en la cifra de delitos no denunciados o cifra negra y con ello se lavaron supuestamente las manos.

Pero además en general la autoridad ejecutiva quiso explicar sus deficiencias y pocos resultados con el pretexto de que durante su primer año se dedicaron a sentar las bases de un “futuro y prometedor” Gobierno estatal (y que para ello se pide con vehemencia si no apoyo, por lo menos el beneficio de la duda). ¿Lo merecen?

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones