Domingo, 19 de Mayo 2024

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

La cultura en términos de economía: el caso francés

Por: María Palomar

La cultura en términos de economía: el caso francés

La cultura en términos de economía: el caso francés

En su edición del 3 de enero,*Le Figaro informa que un estudio conjunto de los ministerios de Economía y Cultura de Francia indica que la cultura representa el 3.2% de la economía nacional. El peso económico directo de la cultura se mide en términos de la relación entre el valor agregado de los rubros culturales y el correspondiente al conjunto de las ramas de la actividad económica.


Por supuesto que no se han hecho esperar las críticas y los comentarios escépticos sobre la metodología y los resultados del estudio; la actual ministra de cultura, Aurélie Filippetti, forma parte de un gobierno con el que los franceses no están muy contentos que digamos, y además no ha hecho un papel ni siquiera medianito. Pero lo importante es que el Estado puede (y debería) hacer este tipo de estudios para calibrar el significado en términos económicos de un ámbito al que, por lo menos en el discurso, atribuye gran trascendencia social y política.
La producción cultural se divide entre una parte mercantil, resultante de la venta de bienes y servicios culturales de las empresas, y otra no mercantil, que corresponde a los costos de producción de las administraciones, los establecimientos públicos y las asociaciones del ámbito cultural.


Los rubros considerados en el estudio francés son los espectáculos en vivo, como el teatro y los conciertos (8.8 mil millones de euros), el patrimonio (8.1), las artes visuales (5.7), la prensa (5.7), el libro (5.5), el audiovisual (5.1), la publicidad (5.1), la arquitectura (4.4), el cine (3.6), las industrias de la imagen y el sonido (3.4), así como lo que se denomina “el acceso a los saberes y la cultura”, que serían las bibliotecas, los archivos, etc. (2.3). En conjunto, todas esas ramas culturales representaron en 2011 un valor añadido de 57.8 miles de millones de euros: casi tanto como el sector de la agricultura y las industrias alimentarias, dos veces el del sector de telecomunicaciones (25.5 miles de millones), siete veces el de la industria automotriz...


En Francia, la contribución de la cultura al valor agregado creció en forma regular entre 1995 y 2005, año en que alcanzó el 3.5%, pero a partir de entonces ha disminuido en un 0.3%. Esto se debe a diversos factores, como la evolución de los márgenes de ganancia, el desplome del mercado del disco, las mutaciones en los hábitos de lectura o la crisis económica que ha golpeado al consumidor francés. Pero también hay que tener presente la captación de parte del valor agregado por las plataformas digitales trasnacionales (Apple, Google, Amazon...) que controlan un volumen creciente de la intermediación entre los creadores y los consumidores. El estudio enfatiza que dichas plataformas “se hallan en posición de fuerza para atraer los recursos publicitarios y para imponer sus condiciones a los creadores”. Es por eso que los franceses hacen cada vez mayor hincapié, y con razón, en su política de “la excepción cultural”.


*http://www.lefigaro.fr/culture/2014/01/03/03004-20140103ARTFIG00444-la-culture-apporte-32-de-la-richesse-nationale.php?pagination=1#nbcomments


 

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones