Domingo, 19 de Mayo 2024

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Indecorosa estupidez…

Por: Francisco Baruqui

El sentido de inconformidad en gran parte de la ciudadanía mexicana se siente, se escucha, se palpa en las opiniones que de sus representantes políticos se tienen.

El distanciamiento fehaciente, acompañado de enojo permanente que los mexicanos tienen con la denominada “Casta Divina” a la que pertenece el político gremio, es por demás manifiesto.

Los conceptos que sobre de los políticos se vierten, van casi siempre en el tenor de la deshonestidad, del abuso, de la prepotencia, del avasallamiento, del menosprecio al mínimo respeto, enmarcado en la burla provocativa al ciudadano común, que dolido, se mira impotente ante la impunidad deleznable de los que, medrando de los impuestos que el contribuyente paga, sienten tener, —o tienen—, la facultad de hacer y deshacer lo que les venga en gana, sin el mínimo decoro, y sí con el más espectacular y pomposo cinismo.

¿Y…?

Que en pasados días, el coordinador de los senadores del partido blanquiazul, el panista Jorge Luis Preciado Rodríguez, en la misma terraza de la Junta de Coordinación Política del Senado, se montó dos francachelas mariacheras privadas, animadas con libatorias sesiones alcoholeras con sinfónicos charros contratados en la Plaza Garibaldi, armando el mayúsculo sarao.

Los conscientes de su misma bancada se manifestaron. Hubo quien, Francisco Búrquez que en la plenaria reclamara que “los hacían quedar con caras de tontejos…”. Al tiempo que Javier Lozano recriminaba que resultaba vergonzoso que en horario laboral, su coordinador se ponía en estado flatulento en el Senado, advirtiendo que había espacios y tiempos para festejos celebratorios…

Se llegó a comentar sobre la posible remoción del jaranero coordinador Preciado, quien primeramente, cínico, defendió su “derecho” a celebrar, para luego, tras las reacciones de sus congéneres partidistas, obligado saliera a pedir disculpas, no tan solo a sus compañeros parlamentarios, sino al Senado pleno, cuando el festín de marras “se salió de control”, llegando a extremos fuera de proporción.  Así…

Así, a responsabilidad asumida y expresada disculpa, el político de marras anunció su estoica aportación jurídica, que será llevar una propuesta trascendentalmente importante, en la que se juega “el futuro del país”, ante la Junta de Coordinación Política para el normamiento y uso de las instalaciones del Senado.

El asunto tiene miga, cuando ya de por sí, el PAN padece un desprestigio y rechazo que le llevara a perder “la Grande” de Los Pinos y parte nutrida del territorio nacional, dentro de un ambiente interno de división que lo dibuja como una auténtica “cena de negros…” obliga a que su presidente Gustavo Madero, haga una concienzuda valoración, cuando tiene la atribución y autoridad para ello. Asunto, pues, para tratamiento en el Comité Ejecutivo Nacional de su partido.

Y…  PENSÁNDOLO BIEN.

Y…  PENSÁNDOLO BIEN, la estupidez se define como torpeza notable, y la dificultad y lentitud para comprender las cosas en sentido de cretinismo, imbecilidad o idiotez. Ésa, repito, es su definición.

La imagen del político que de por sí no goza de simpatía, se acentúa cuando la insensibilidad que tiene para con la ciudadanía es abismal.  La cínica irrespetuosidad ofende. Y más, mucho más en tiempos en los que la vida se torna más difícil con carencias y sacrificios que se padecen en la cotidianeidad.

De SENSIBILIDAD, pues, se requiere para entender a una población cada día más inconforme, que ostensiblemente repudia el actuar político, —sin importar ni partidos ni colores, que “en todos se cuecen las habas”—, que deberían mostrar un mínimo de respeto para con quienes supuestamente representan. De ahí que…

Que el numerito comentado, no es más que la muestra clara de una indecorosa estupidez…

¿Lo piensa Usted así…?

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones