Domingo, 19 de Mayo 2024

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Grandes preocupaciones a lo mexicano

Por: Dolores Tapia

Grandes preocupaciones a lo mexicano

Grandes preocupaciones a lo mexicano

Por Dolores Tapia

Hubo quien este 1 de enero se levantó cantando el Himno Nacional, pensando —como versa la leyenda— que los pensamientos con los que arrancamos el año marcarán tendencia para el resto de los meses. Se encuentra este 2014 con un profundo sentimiento de ambigüedad. Por un lado, todo mexicano que se precie se serlo, inicia con el ímpetu festivo de mejorar por lo menos lo que resta del mes (muy mexicano) pero al mismo tiempo, se enfrenta (nos enfrentamos) a un enero donde el sentimiento colectivo está anclado a los nuevos impuestos. Nuevas formas del Estado de hacerse de más recursos, nuevas maneras de vigilar a los contribuyentes… pero en este mismo sentimientos colectivo también pulula la pregunta: ¿Y quien fiscaliza al Estado?

Esta sensación está presente en muchos estratos de la ciudadanía, no solamente en la comunidad artística (que tiene en su propia naturaleza el cuestionamiento a las normas establecidas).  Luego, o antes del tema hacendario, está el profundo y gravísimo tema de la Reforma Energética, la cual ha despertado tremenda polémica pero la que más me llama la atención e igualmente apoyo, es esta increíble, descarnada y hartante sensación de que nuestra clase política decide sola, en nombre de muchos y de nadie. Si es verdad o no eso no lo estoy cuestionando aquí, sino más bien de hasta qué punto está cansada la ciudadanía… que hoy por hoy se atreve a preguntarl a ese régimen príiista… ¿Por qué  no me preguntas?  El punto, parece, no es qué se está haciendo… si no, hagan lo que hagan ya estamos hasta el copete. Cosa grave. De ahí se desprende EL GRITO MÁS FUERTE liderado por Daniel Giménez Cacho y artistas de México quienes han hecho circular a través de las redes un promocional para enterarnos al respecto.  Encuentro pues en mis colegas actores, productores, creativos —como en los jóvenes— un hartazgo de que el país se maneje como si fuera privado, de que no se nos pregunte, de que la televisión se maneje al antojo de intereses de unos cuantos y lo que es peor…  que el pueblo entero lo permita, sin vergüenza ni entendimiento ni información y discernimiento… (qué tristeza nuestro nivel educativo).  

¿Por qué abrir la puerta del 2014 con tanta queja? Para que lo mejor que tengamos no sea ni éxito ni armonía ni todos los sustantivos televisivos, sino consciencia… para que nuestras voluntad no se desangre, el futuro no nos sorprenda, nuestras acciones sean menos egoístas, ombliguistas e individualistas… ¿Ya nos informamos de por qué hay una Reforma Energética? o ¿por qué hay una comunidad empecinada en protestar? O ¿por qué hay un sector que siente el derecho de decidir por nosotros? Ese es el punto, salir de nuestra cómoda visión pasiva… de ver el mundo. Felicidades.
 

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones