Jueves, 23 de Mayo 2024

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Falta visión comunitaria

Por: Guillermo Dellamary

Falta visión comunitaria

Falta visión comunitaria

Parece que no hay condominio en nuestra gran metrópoli que no tenga problemas con alguno de sus residentes. Unos, por no pagar las cuotas y otros, por no participar ni en las juntas ni en los compromisos por mejorar las condiciones de las áreas en común.

Hay quienes se quejan de que los pleitos, discusiones y conflictos se ponen a la orden del día. De que somos envidiosos y faltos de visión a la hora de trabajar en grupo, es una realidad indiscutible.

El señor Ruiz tiene dos años de no asistir a ninguna junta y no paga su cuota de mantenimiento, hace más o menos cuatro años fue secretario de la junta de Gobierno de su condominio y acabó tan enojado y en pleito con varios condóminos, que ahora ni se quiere parar en ningún evento y ya está buscando vender su residencia, que construyó con tantas ilusiones y sacrificio.

La señora Carrasco rompió la relación con sus vecinas y antiguas amigas por las intrigas y chismes que se generaron en las juntas de condóminos, que en vez de tener un carácter puramente administrativo resultaron ser centro de quejas, calumnias y acusaciones.

Algunos sociólogos reconocen que es el punto débil de nuestra manera de ser. Simplemente no sabemos estar en grupo y trabajar en armonía. Porque igual pasa que los que verdaderamente se preocupan por el bien común y por realizar las tareas necesarias son unos cuantos y resultan ser los mismos. Lo mismo que pasa en muchas asociaciones civiles y grupos pastorales. Sólo en muy pocos miembros cae el peso del trabajo, los demás se hacen como que trabajan y a la mera hora no hacen nada. Les falta un sentido pleno del compromiso y la responsabilidad.

Y qué decir de las copropiedades y las agrupaciones en las que son muchas cabezas y tienen que ponerse de acuerdo para tomar decisiones. Bueno, eso sí que acaba por ser un problema mayor, porque será muy difícil que se llegue a una buena comunicación y sin pleitos y discusiones.

El caso es que nos falta mucho camino por recorrer para tener una visión de equipo y un sentido de compromiso equitativo, responsable y consistente.

Es fácil caer en la justificación de que así somos muchos mexicanos: impuntuales para pagar, marrulleros con las tareas que directamente no nos benefician y, claro, sensibles y proclives a pelearnos, a hablar mal de los demás y a guardar resentimientos y rencores.

Por eso es de aplaudir que sí existan condominios y agrupaciones que ya hayan logrado superar nuestras polémicas tendencias.

Dicen que para que las cosas funcionen bien en México se necesita de una mano dura y hasta autoritaria, para que sí se hagan las cosas. De lo contrario, se atoran y acaban por no hacerse.

Sería interesante conocer si hay algún club o condominio que ya tenga un bajo índice de deudores y un mínimo razonable de ausentismo y compromiso. Si lo conocen,  díganos en dónde para preguntarles cómo le hicieron.
 

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones