Lunes, 26 de Febrero 2024

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

El Centro de Zapopan bien vale una misa

Por: Diego Petersen

El Centro de Zapopan bien vale una misa

El Centro de Zapopan bien vale una misa

Zapopan está a punto de arrancar un gran proyecto de transformación urbana. Se trata quizá de la intervención más importante que ha tenido la ciudad desde la creación de la Plaza Tapatía, a finales de los setenta y principios de los ochenta. Por lo mismo, el fantasma de la Plaza Tapatía, inaugurada hace casi 31 años, reaparece. No es falta de confianza, simplemente memoria.

La Plaza Tapatía nació como un proyecto de integración y terminó siendo un espacio de nadie. Lo que era un gran explanada para darle visibilidad al edificio más importante de la ciudad, el Hospicio Cabañas, terminó en un fallido centro comercial devorado por la especulación. El planteamiento original de la Plaza Tapatía, cuestionada y cuestionable desde su origen, fue un proyecto del arquitecto Ignacio Díaz Morales, quien la planteó por primera vez en 1955. Se trataba de una gran plancha, con cuatro hileras de naranjos y algunas fuentes a lo largo de la explanada. El gran cuestionamiento al proyecto era que para realizarlo había que derrumbar muchísimas casas del barrio de San Juan de Dios, el más antiguo de la ciudad, y la plaza de toros El Progreso, una de las de mayor tradición en el país. La puerta oriente de la plaza estaba a menos de 50 metros de la puerta del Hospicio. Era, ciertamente, imposible contemplar ese maravilloso edificio, pues había quedado ahogado en medio de la ciudad.

Para darle viabilidad económica al proyecto y vida al espacio se decidió construir una serie de edificios de bajísima calidad que terminaron por hacer de la plaza un centro comercial de paso, con bodegas en segundos y terceros pisos. En los últimos años la industria joyera le dio vida a la parte oriente de la Plaza, pero sin lograr nunca el proyecto original.

La intervención en Zapopan plantea recuperar los espacios comerciales fallidos que se crearon en el centro del municipio, justamente en los mismos años de la Plaza Tapatía. Busca ampliar el espacio público y generar nuevas áreas para la convivencia. El Centro de Zapopan es uno de los subcentros más importantes de la ciudad. Tiene una vida propia muy intensa, pero en las últimas décadas no ha logrado cuajar ninguno de los proyectos que ahí se han planteado. Los centros comerciales terminaron siendo verdaderos muladares; lo que iba a ser un hotel terminó en centro burocrático, algo que por definición tiene vida sólo durante unas horas de la mañana; el corredor gastronómico terminó en una serie de terrazas con oferta repetida donde se compite a base de decibeles.

El Centro de Zapopan bien vale una misa con la Generala, pero sobre todo estudios para que esta gran inversión se convierta en un espacio de integración y no, como fue la Plaza Tapatía, en un dolor de cabeza para la ciudad.

La Plaza Tapatía nació como un proyecto de integración y terminó siendo un espacio de nadie, un fallido centro comercial devorado por la especulación

El Centro de Zapopan es uno de los más importantes de la ciudad; tiene una vida propia muy intensa, pero no ha logrado cuajar ninguno de los proyectos planteados
 

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones